El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

CUESTIÓN DE JUSTICIA

LOS ANTECEDENTES

Cuestión de justicia es la nueva película de Michael B. Jordan sobre la vida del abogado Bryan Stevenson y su lucha contra la discrimación racial. Siempre envuelto en polémica, este proyecto estuvo dando vueltas en Hollywood desde el año 2015. No fue hasta el 2018 cuando Warner Bros. adquirió los derechos y puso en marcha el rodaje. La selección del director y guionista hawaiano Destin Daniel Cretton tuvo la doble finalidad de realizar una última revisión del guion y de atraer a la cotizada Brie Larson a la producción, actriz de referencia del director (Las vidas de Grace, El castillo de cristal).

Como antecedente literario y cinematográfico, vemos uno muy claro: Matar a un ruiseñor. Como se explica en Cuestión de Justicia, la trama se desarrolla en el mismo condado (Maycomb, Alabama) en el que Atticus Finch defendió al joven negro Tom Robinson. Por otro lado, al tocar el escabroso caso de la pena de muerte, es inevitable que nos vengan a la mente excelentes títulos como La vida de David Gale, Pena de muerte o La milla verde.

LA PELÍCULA

Sin entrar en mucho detalle, la película nos cuenta la lucha del abogado Bryan Stevenson contra las condenas injustas (incluso a pena de muerte) a la comunidad negra del sur de Estados Unidos. Tiene carácter biográfico y el caso que trata (Walter “Johnny D.” McMillian) tuvo una gran repercusión en su país de origen.

No vemos mucha novedad en el planteamiento de Cuestión de justicia. Cretton apuesta por un estilo claramente clásico, sin tomar riesgos en ningún aspecto. El guion es correcto, pero está demasiado polarizado desde un principio creando una suerte de buenos y malos, algo que le resta realismo a la historia. Esto unido a una duración excesiva y a una falta de entusiasmo en alguna de las actuaciones (empezando por un Michael B. Jordan descafeinado) desluce lo que podría haber sido una producción destacada, incluso con posibilidades de optar a alguna estatuilla.

En definitiva, creemos que es interesante conocer la historia relatada en Cuestión de justicia, pero la película está por debajo de las expectativas que teníamos (conocida la trama y el elenco) y no llega a enganchar tanto como nos hubiera gustado. 

ELLOS Y ELLAS

Como comentábamos antes, no creemos que la actuación de Michael B. Jordan sea destacable. Su personaje no llega a transmitir el intenso dramatismo de las situaciones que vemos en pantalla. Por otro lado, su portentoso físico actual (recordemos la saga Creed) no ayuda a dotar de realismo a su historia, pues no la vemos muy asociada a su personaje. Para el caso de Brie Larson, tres cuartos de lo mismo; pasable sin más.

Sí daremos una mención positiva a Jamie Foxx y al casi irreconocible Tim Blake Nelson. Del primero nos ha sorprendido lo comedido que está en un complejo papel que a otro se le podría haber ido de las manos con facilidad. El dibujo del personaje no tiene fisuras y consigue sostener los momentos más dramáticos de la historia con maestría. Lo de Nelson es un escándalo. Su muy física interpretación de un inaudito personaje (con el que guarda un parecido sorprendente) nos regala los mejores minutos de la película.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

El juicio en el que todos los personajes mencionados en el apartado anterior entran en acción. Imposible no emocionarse.

TE GUSTARÁ SI…

Quieres conocer una historia importante para los derechos humanos, disfrutas viendo a Michael B. Jordan en pantalla o te interesan los dramas jurídicos.

LO MEJOR

  • Jamie Foxx y Tim Blake Nelson. Implecables.
  • Tiene momentos muy emocionantes.
  • Está basada en una historia real muy interesante.

LO PEOR

  • Michael B. Jordan decepciona.
  • Guion muy polarizado. Poco realista.
  • Le falta pegada y originalidad.

Pedro Figueiras


#ContenidoRelacionado

Creed 2: La leyenda de Rocky

Creed II - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.