El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

The Antenna El Palomitrón
CINE CRÍTICAS FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS REDACTORES TERRORMOLINS2019

TERRORMOLINS 2019: THE ANTENNA

LOS ANTECEDENTES

Decía Umberto Eco que la televisión se asemeja a la energía nuclear ya que ambas sólo pueden canalizarse a base de claras decisiones culturales y morales. Y cuando este medio se encuentra en manos erróneas, las consecuencias producidas pueden llegar a ser nefastas. Hemos visto a lo largo de las últimas décadas como políticas dictatoriales se encargaban de manipular sistemáticamente a los habitantes de toda una región a base de emisiones televisivas carentes de verdad, cosa que a su vez ha servido para que cientos de miles de relatos futuristas encontraran en estas directrices sus fundamentos más esenciales. The Antenna, la ópera prima del director turco Orçun Behram, se aferra a este gusto por la tecnología distópica para ofrecernos una visión personal, diferente y sobrecogedora sobre lo que un boletín en televisión puede causar a los vecinos de un bloque de pisos. Aquí os dejamos nuestra crítica sobre la más que interesante The Antenna.

LA PELÍCULA

Cuando el gobierno de una Turquía distópica implementa una antena de transmisiones en el tejado de un edificio de pisos, los habitantes del mismo empiezan a experimentar un perturbador suceso del que no podrán escapar. Partiendo de esta premisa que nada tiene que envidiar a nuestra propia realidad del siglo XXI, The Antenna vuela alto para ofrecernos un relato metafórico y sociopolítico en el que el control de las masas a través de los medios de comunicación y la unificación como herramienta para evitar sublevaciones acaban por podrir, literalmente, la vida de unos vecinos caracterizada por la miseria y la desgracia. La película turca, en realidad, no es más que la constatación de que, por muy alto que sea el edificio, sus habitantes nunca podrán acabar de ver todo el horizonte que se expande más allá de su vista. Una especie de ironía en la que, pase lo que pase, el pueblo siempre tendrá encima una antena que capte los mensajes autoritarios de una política deleznable y corrupta.

La podredumbre sobre la que se sostiene su trama es materializada en esta ocasión con un espeso y viscoso líquido negro que, sin saber del todo de dónde proviene, nos narra por sí mismo las consecuencias de un control mediático por parte del régimen dictatorial. Dicho fluido no solo corrompe las estructuras del edificio (que, de hecho, se pueden entender como las estructuras del estado) sino también a sus integrantes, creando de esta forma un símil entre los acontecimientos que ocurren en The Antenna y el oscuro pasado que azotó (y que sigue azotando) a nuestra humanidad. En este sentido, es casi necesario mencionar el trabajo de arte que hay detrás de cada escena de este curioso film y el gran esfuerzo autoral existente en su realización, pues ambos elementos son los encargados, en definitiva, de convertir esta arriesgada película en todo un prodigio dentro de sus propios géneros.

The Antenna El PalomitrónELLOS Y ELLAS

Objetivamente hablando (si es que en algún momento es posible alejarnos de nuestra subjetividad como seres racionales), las actuaciones son el componente más flojo de The Antenna. Ihsan Önal y Gül Arici se encargan de dar vida, respectivamente, a una especie de conserje multitarea y a una chica cuyo objetivo vital es el de huir del ambiente opresor en el que se encuentra. Más allá de ambos personajes, existen otros tantos que convierten la cinta en una verdadera narración coral que, pese a su potencial, provoca que los verdaderos protagonistas de la historia no puedan explotar al máximo todo su universo interno, relegando las actuaciones a un oscuro rincón encargado de absorber la energía de unas interpretaciones que podrían haber sido pero que, sin embargo, no fueron.

LA SORPRESA

La extraña mezcla de géneros que estructuran su trama futurista. The Antenna arriesga a la hora de juntar ciencia ficción distópica, terror sobrenatural, surrealismo e incluso drama social en un relato que no cojea por ninguno de sus diversos pies.

The Antenna El PalomitrónLA SECUENCIA / EL MOMENTO

La primera víctima del extraño fenómeno que azota a este bloque de pisos distópicos. Un ejercicio casi canónico de cómo crear tensión a través de pequeños incidentes aparentemente banales.

TE GUSTARÁ SI…

Buscas un film con profundidad significativa y filosófica que no duda a la hora de arriesgar en su forma. Es en la ausencia de aclaraciones narrativas donde reside el valor último de The Antenna.

LO MEJOR

  • La macedonia de géneros que, contra todo pronóstico, funcionan perfectamente juntos.
  • El trabajo de arte, responsable de crear una de las atmósferas más opresivas y agobiantes del año.
  • La poca explicación que hay en cuanto a sus significados: la película opta por dar rienda suelta a nuestra imaginación y extraer de la misma nuestras propias explicaciones.

LO PEOR

  • Su duración, alargada de forma excesiva.
  • La sensación de pérdida de rumbo en ciertas ocasiones.

Martí Farrés


#ContenidoRelacionado

La mirada surrealista llega a Terrormolins 2019

Un Perro Andaluz El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Tengo una ligera obsesión con los musicales y a veces fantaseo con vivir en algunos de mis favoritos. De pequeño me daba pánico Chucky y, sorpresas de la vida, ahora es uno de mis mayores referentes cinematográficos.