Compartir

poltergeist

 

Imagínense las siguientes palabras dichas por una niña con rostro angelical y mirada azul penetrante: “¡Ya está aquí!”… el remake tan esperado por los fans del género de terror, el remake de POLTERGEIST, ya está aquí. GIL KENAN ha sido el ‘valiente’ director que se ha atrevido a actualizar la mítica historia de terror que hizo en 1982 TOBE HOOPER junto a los guionistas MICHAEL GRAIS y MARK VICTO y en cuya producción participó STEVEN SPIELBERG. ¿Qué se puede esperar de una historia que ya está hecha? Pues a pesar de lo que todos creíamos ha traído sorpresas, y es que KENAN ha dejado su huella de identidad filmográfica (MONSTER HOUSE: LA CASA DE LOS SUSTOS, CITY OF EMBER: EN BUSCA DE LA LUZ) en este largometraje. Eso sí, sin fallar a la historia original e introduciéndole el máximo de efectos especiales para dar una actualidad de susto a esta narración.

Para quienes no conozcan aún el argumento de esta cinta, POLTERGEIST cuenta la historia de los Bowen, una familia que está pasando una mala racha económica y se ven obligados a mudarse a una casa más barata. Un hogar que está edificado encima de un cementerio. Dato que la familia desconoce y origen de una serie de fenómenos paranormales que serán descubiertos en primera instancia por Madison, la pequeña de la casa. Niña a la que todos los espectros (técnicamente fenómenos poltergeist, ya que a diferencia de los fantasmas aparecen y desaparecen siendo más peligrosos éstos que los primeros) acuden.

 

Poltergeist critica

 

El filme, cuyo guión ha sido firmado por DAVID LINDSAY-ABAIRE (OZ, UN MUNDO DE FANTASÍA, EL ORIGEN DE LOS GUARDIANES) es fiel a la narración del original pero destaca aspectos que en el de HOOPER o no se desarrollaron o ni siquiera se plantearon, generando así una sorpresa positiva a los fans que se asomen a este remake. Un ejemplo de estos refuerzos, y una de las sorpresas del remake, es el otorgamiento de muchísimo más protagonismo al niño de la familia Griffin Bowen. Este papel añadido que en el original no tenía apenas protagonismo (todo se lo quedaba la pequeña Caroline, en ésta bautizada como Madison) es un gran punto fuerte que da mucho juego a la propuesta de KENAN.

En la trama, además, algunos de los aspectos que se enfocan con óptica renovada es el de centrarse en temas que se nos antojan de tremenda actualidad: la situación económica, la tecnología (el vicio que muchos la procesan y la multitud de aparatos electrónicos que nos inundan) y los reality shows. En la cinta los Bowen están sin trabajo y por ello tienen que mudarse a un lugar más humilde, a diferencia de la familia Freeling que creó HOOPER. También observamos como en esta familia del 2015 están todos con la adicción de las nuevas tecnologías (videojuegos y drones los pequeños, el móvil la adolescente y las tablets los mayores de la familia). Además de ver la cantidad de televisiones de plasma que hay por la casa y por las que los espectros van codificando y estampando sus manos (imagen que todos los seguidores tenemos en la cabeza y no falla). También se plasma a la perfección el fenómeno de espectáculos televisivos, creándose un personaje nuevo con respecto al original: Carrigan Burke. Burke es un presentador que “limpia” casas poseídas de fenómenos paranormales tipo Frank de la Jungla, pero en vez de amansar serpientes amansa fantasmas y espectros similares a éstos, o que igualmente se podría asemejar mejor al conocido programa de Buscadores de Fantasmas que emitían en Xplora. Un toque que refresca, que actualiza, da vida y humor al largometraje.

 

pl

 

Las luces del armario, los árboles ‘asesinos’, las puertas que se abren y cierran, las sillas y en este caso como novedad los numerosos y miedosos muñecos payasos con cara siniestra, los cómics que se colocan solos formando una perfecta torre (en vez de sillas en forma de pirámide, escena mítica de la de HOOPER y que se echa en falta)… sabemos lo que va a suceder y cómo termina, además de desvelar desde el principio al espectador que los episodios extraños suceden al estar la casa edificada sobre un cementerio. Éste es el mayor punto débil de la cinta junto al no resolver de una manera más compleja algunas situaciones. 

Para reforzar un poco el tema, en este caso el elenco sorprende con muy buenas actuaciones: la de SAM ROCKWELL (LAGGIES, CONFÍA EN MI), el padre de la familia Eric Bowen perfectamente interpretado y que lucha por su mujer e hijos a pesar de haber perdido recientemente su trabajo; la de  ROSEMARIE DEWITT (MATAR AL MENSAJERO, TIERRA PROMETIDA), la dulce madre Amy Bowen que solo busca lo mejor para que su familia esté feliz y unida; los hijos, de mayor a menor edad, SAXON SHARBINO (CREÉME), como la adolescente Kendra Bowen, el mediano KYLE CATLETT (LA JOVEN Y PRODIGIOSA TS SPIVET) y la pequeña Madison, KENNEDI CLEMENTS (OTRO PADRE EN APUROS), que no tiene nada que envidiar a la interpretada en el original por HEATHER O’ ROURKE en dulzura y ternura. La niña, siempre unida a su cerdicornio, estremece en su actuación.

Por otro lado, brillan y dan un fantástico toque humorístico los médiums. Destacando el showman cuya frase más repetida es “la casa está limpia”, Carrigan Burke, encarnado por JARED HARRIS (LOS BOXTROLLS, SHERLOCK HOLMES: JUEGO DE SOMBRAS) y la doctora Claire Powell que es JANE ADAMS (TODA LA LUZ EN EL CIELO).

Poltergeist

 

Como era de esperar la cinta gasta buenos efectos especiales, buena fotografía (realizada JAVIER AGUIRRESAROBE) y buen montaje (a cargo de JEFF BETANCOURT). Todo ello brinda un espectáculo visual con una puesta en escena acorde a la actualidad y prometen a los que ya hayan disfrutado de la cinta original nuevos momentos de sobresalto, apoyándose de un recurso del género muy recurrido pero igualmente efectivo: los muñecos payasos siniestros y los cadáveres, esta vez muy terroríficos y no simples formas de luz. Genialidad visual donde KENAN ha roto las expectativas negativas que en general el público esperaba .

Una buena excusa no solamente para los amantes del género y aquellos que disfrutaran con la original de HOOPER, sino también para quienes no conozcan la de 1982; especialmente los jóvenes a los que este tipo de cintas les engancha y van de seguro a los cines a disfrutarla; que aún están a tiempo de ver la cinta de culto de HOOPER y así poder comparar y ver la de KENAN, o viceversa. Un buen remake de tantos digno de ver que no defrauda y sorprende en sus posibilidades.

LO MEJOR:

  • Los recursos visuales y narrativos sorpresa e inesperados.
  • El reparto en general.
  • Las anécdotas y el personaje de Carrigan Burke.
  • El cerdicornio de Maddie.
  • Emplea recursos de terror novedosos con respecto al original.

LO PEOR:

  • Que el fiel defensor del original no aprecie las novedades.
  • Sabes lo que va a ocurrir al respetarse la trama principal.
  • Los más puristas echaréis de menos algunas escenas que viven ya en nuestra memoria.

 

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.