El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

LE MANS ’66

LOS ANTECEDENTES

Le Mans ‘66 es la nueva película del director y guionista James Mangold. Después de sorprender a público y crítica internacional con la profunda y desgarradora Logan, el autor se ha tomado su tiempo (casi dos años) para desarrollar este proyecto, en el que también ejerce como productor. No estamos ante una película menor; Le Mans ‘66 ha contado con unos 100 millones de dólares de presupuesto y la presencia de dos súper estrellas como Matt Damon y Christian Bale.

La filmografía de Mangold es de lo más variada. A lo largo de 25 años, el director ha trabajado tanto el drama más profundo (Inocencia interrumpida), como la comedia de acción (Noche y día) o la biografía musical (la excelente En la cuerda floja). Poniéndolo todo junto, se percibe un gusto por tiempos anteriores e historias auténticas, en las que los protagonistas se encuentran bajo presión. No es diferente en este caso, donde además se reconocen influencias técnicas made in Ron Howard de la lograda Rush o argumentales del clásico Las 24 horas de Le Mans con un Steve McQueen en su salsa.

LA PELÍCULA

El visionario diseñador de automóviles estadounidense Carroll Shelby y el controvertido piloto e ingeniero británico Ken Miles son contratados por Henry Ford II para acabar con el dominio de Ferrari en las carreras de coches europeas. El objetivo será vencer a la escudería de Enzo Ferrari en la prueba de resistencia más famosa del mundo, las 24 horas de Le Mans.

Se nota cuando un director tiene libertad para hacer la película que tenía en la cabeza. Con 152 minutos de duración, un género poco definido y sin reparar en gastos, este es el caso de Le Mans ‘66. Para nosotros los espectadores, este planteamiento tiene grandes ventajas, como la innegable conexión emocional, pero también negativas, como el exceso de detalle en temas más superficiales. Como no hay mal que por bien no venga, estamos seguros de que la meticulosa descripción de los desafíos mecánicos y la dinámica de las competiciones harán las delicias de los seguidores del motor.

Le Mans’ 66 es todo un viaje cargado de emociones. Nos hemos reído y sufrido a partes iguales y hemos podido entender a unos personajes muy humanos, con sus virtudes, defectos e intereses enfrentados. El plus de la excelencia nos lo ha dado la pericia de Mangold tras las cámaras y su festival de color, con planos imposibles durante las carreras y una manera de hacer cine muy artesanal, con rasgos del cine clásico de los 50-60s. En definitiva, una de las mejores y más emocionantes películas del año, con sabor a clásico y unas interpretaciones que enamoran. No os la perdáis.

ELLOS Y ELLAS

Lo de Christian Bale es un escándalo. Ya estamos acostumbrados a que este temperamental actor nos sorprenda para bien, pero es que en esta ocasión ha vuelto a niveles que no veíamos desde su oscarizada interpretación en The fighter. La perfecta mimetización física no hace más que sumar puntos a un personaje cargado de complejidad, tan frío como apasionado y cercano. Merece la pena ver la película solo por apreciarlo a él; una maravilla.

Aunque Matt Damon también está muy bien, se ve un poco eclipsado por el trabajazo de Bale. Lo mejor es que la química entre los protagonistas es extraordinaria y eso nos regala momentos para el recuerdo. Por último, queremos destacar el papel de Tracy Letts como Henry Ford II. El actor imprime una casi-caricaturesca personalidad al empresario que sirve como fuente de drama y comedia en algunos momentos clave.

LA SORPRESA

Como era la primera vez que colaboraban, no teníamos muy claro si la conexión Damon-Bale iba a funcionar correctamente. Pues bien, podemos confirmar que este es uno de los mejores activos de la película, algo que nos ha sorprendido para bien.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Todas las emociones que despliega el personaje de Bale durante la carrera final. Un verdadero espectáculo de principio a fin.

TE GUSTARÁ SI…

Quieres quedarte pegado al asiento, sumergirte en los años 60 y olvidarte del mundo durante 2 horas y media. Si además te gusta el mundo del motor, es de visión obligada.

LO MEJOR

  • La química entre los actores, con un Christian Bale superlativo.
  • Es muy emocionante y consigue absorberte.
  • La ambientación y el regusto a cine clásico que desprende.

LO PEOR

  • Le sobran unos 20 minutos, pero estos harán las delicias de los seguidores del motor.

Pedro Figueiras


#ContenidoRelacionado

Logan

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.