El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Crítica de Kanojo Okarishimasu destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA CRÍTICAS REDACTORES

RENT A GIRLFRIEND: CÓMO CAPITALIZAR UNA RELACIÓN

Como ocurre al inicio de cada temporada, en la redacción hacemos una reunión para ver cómo nos vamos a organizar los primeros textos de aquellas series que nos han llamado la atención para hablar de ellas en la web. Una reunión que suele ser fluida, dinámica y rápida; aunque últimamente en dichas reuniones ocurren sorpresas. Títulos que parecían tener la firma de X acaban teniendo la de Z, y viceversa. Un juego bastante ocurrente que no solo nos hace distanciarnos de nuestra zona de confort, sino que nos permite conocer obras que quizá no hubiéramos catado de no ser por esta nueva estrategia. Es cierto que siempre hay espacio para futuros textos, para nuevas líneas, pero romper el hielo suele ser lo más complicado, y en esta ocasión me ha tocado hacerlo con Rent A Girlfriend. Una serie que me impuse a mí misma como reto y que quizá, haya pecado en mi atrevimiento.

Crítica de Kanojo Okarishimasu Kazuya crying - El Palomitrón

Nacida a través de la pluma de Reiji Miyajima en 2017, Rent A Girlfriend nos cuenta la historia de Kazuya Kinoshita. Un joven universitario de 20 años que tras romper con su novia Mami Nanami cae en una repentina depresión. Un período que no dura mucho tiempo, pues para aliviar ese mal trago acude a uno de los servicios por antonomasia del país nipón: el alquiler de novias. Una acción que ya de primeras suscita un rechazo en lo personal, ya que no estoy muy a favor de estos «servicios» tan peculiares, sobre todo en lo que se refiere a la posición de la propia mujer.

Dejando este tema de lado —por el momento—, Kazuya escoge a través de una APP a una de las chicas de la empresa en cuestión, una tal Chizuru Mizuhara. Una joven morena de pelo largo, esbelta y de rostro angelical. Lo que por aquí llamaríamos «un bellezón». Siguiendo con los tropos del género y haciendo un uso grotesco del humor, Kazuya tiene su primera cita con Chizuru. Un encuentro que marcará el punto inicial de la serie y dibujará una línea entre lo real y lo ficticio. Una línea desde la que nacerá una comedia repleta de amor aunque también una serie con multitud de matices e infinitas miradas. ¿Estamos realmente ante el rom-com definitivo de esta temporada?

Crítica de Kanojo Okarishimasu Kazuya y Chizuru - El Palomitrón

Estigmatizando ideas adanes

Quizá su argumento nos suene de multitud de ficciones pasadas, y es normal. Maquillado de una forma o pintado de otra, los guiones centrados en las relaciones juveniles ocupan miles y miles de títulos. Llevados de una forma u otra, siempre acaban siendo varias partes las que protagonizan las diversas ficciones y en esta ocasión Rent A Girlfriend estará protagonizado, principalmente, por Kazuya y Chizuru; a pesar de que con el devenir de los episodios la trama nos irá introduciendo a más personajes y engranajes que harán rotar —o no— la obra de marras. 

De esta forma, serán Kazuya y Chizuru los que den forma a la serie; una que en ocasiones sabrá mantenerse, pero en otras, se desmoronará totalmente. Por un lado tenemos a un joven y libidinoso Kazuya, un chico que intenta curar sus penas amorosas con los servicios de alquiler de novias. Una terapia que le dará de frente, pues volverá a avivar la llama de su corazón, o quizá de otra cosa… Porque Rent A Girlfriend no se priva en ningún momento en mostrar los sentimientos más ocultos de sus personajes y en el caso de Kazuya pueden llegar incluso a molestar al espectador por su comportamiento desmedido con Chizuru. Es cierto que alquila sus servicios, pero todo tiene un límite, aunque la serie parece no tenerlo muy claro. Juega con el sucio erotismo y con el empoderamiento masculino dejando en multitud de ocasiones a una inocente Chizuru bajo los focos más tenues de la ficción.

Crítica de Kanojo Okarishimasu Chizuru - El Palomitrón

Motivado por su grupo de amigos y por sus propios deseos de querer dar más pasos en la relación, Kazuya no teme en mostrar sus intenciones y deseos a Chizuru, quien suele frenarle en bastantes situaciones porque a pesar de ser una chica de compañía, también tiene sus propias lindes. Es cierto que su «relación» se origina a través de un servicio de citas, pero será el propio entorno el que convierta su ficción temporal en una realidad cada vez más vigente. Una realidad que, de nuevo, vuelve a abusar de los clichés del género y se excede en aspectos tales como la cosificación femenina.

Juego de corazones rotos

Desde su «primera cita» su relación sufre una serie de imprevistos que hacen que su relación ficticia parezca un noviazgo real a ojos de la familia de Kazuya, sus amigos e incluso su ex-novia. Una cadena de infortunios que poco a poco fraguarán las líneas argumentales de la obra y demostrarán al espectador sus intenciones para con los personajes. Por un lado, mostrar a un chico en lo aparente deprimido y sensible pero que se anima a la primera de cambio cuando una chica guapa está con él. Por otro, mostrar a una serie de mujeres que jugarán sus cartas desde sus diferentes perspectivas pero que en la mayoría de ocasiones mostrarán los puntos más débiles del género que tanto han costado defender. Puntos que, en ocasiones, Chizuru salvará con alguna de sus actitudes o contestaciones pero que pasan bastante inadvertidos ante tantas feromonas adolescentes.

Así, entre relaciones enmascaradas, sonrisas de payaso y enfados de lo más pasajeros, la serie crea su propio espacio novelesco. Uno que en todo momento se enmascara con otro de sus detonantes: el humor. Si antes hablábamos de que estábamos ante una ficción centrada en el amor, no debemos olvidar que la mayoría de ellas se sostienen con este otro pilar. Uno que a veces funciona, y en otras, la destroza por completo. Aunque para sorpresa de todos, el humor en Rent A Girlfriend llega a ser su propio salvavidas, pues será a través de él cómo la serie consiga oxigenar sus puntos más tensos y las situaciones más déspotas.

Crítica de Kanojo Okarishimasu personajes 3 - El Palomitrón

De esta forma, la obra de Kazuomi Koga (Goblin Slayer) guionizada por Mitsutaka Hirota (Zoids Wild) y orquestada a través del trabajo de TMS Entertainment (Dr. Stone, Fruits Basket) se convierte en un rom-com «casi perfecto» para esta temporada. Y digo casi porque le faltan muchos detalles para llegar a ser una serie sana y aceptable. Es cierto que muchas series pecan de estos mismos errores, pero con Rent A Girlfriend siento que quieren hacerlo a conciencia y justamente eso es lo que me molesta. La adaptación se ciñe al material original y no teme en ajustarlo a su marco de trabajo, y es en esa traslación cuando se elevan todos los aspectos más cuestionables de la obra para convertirlos en objeto de atención.

Es cierto que si ves la serie buscando un fin como el entretenimiento, esta cumple sin creces e incluso te sacará alguna que otra risa y te instigará a seguir viéndola cada semana para seguir los romances de turno. Bienvenido a la telenovela nipona del verano. Pero si afinas la mirada y te olvidas de «la parte divertida» te encuentras con una obra que construye diversos romances de lo más estereotipados que podrían llegar incluso a erigir un harén entre ellos, y que, sin pelos en la lengua, muestra el lado más obsceno y banal de los adolescentes sin recelar de su condición sexual. En definitiva, Rent A Girlfriend es una comedia romántica que baila constantemente entre lo ético y lo fantástico para crear una ficción entretenida pero con múltiples astillas en su guion; aspectos que derriban sus buenas intenciones y ponen en tela de juicio los sentimientos más joviales. ¿Somos así realmente?

Banner inferior temporada anime verano 2020 - El Palomitrón

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

3 COMENTARIOS

    • Sinceramente, pienso igual, mucha de las opiniones de Kanojo Okarishimasu que lei en esta pagina son bien planteadas,
      La serie siendo realista es mala y pone en duda la capacidad mental de un hombre,
      Para ser exactos me refiero a que no sigue la realidad y no es muy buena si hablamos de la trama en general,

      Como se va desarrollando la historia es Algo incómoda y llega hasta a ser odiosa la manera de pensar de nuestro protagonista,

      Que, al no saber cómo resolver sus propios problemas, le pone la carga a una chica que solamente estaba haciendo su trabajo y al final parece como si terminaran juntos en un amor mutuo,

      Eso no es nada realista ni tiene ningún sentido.

      Esa es mi opinión,

      No es buena serie y todo ese pequeño toque de comedia que supuestamente esta en la serie es aplastado por las decisiones Tontas e infantiles del protagonista

      Hace quedar demasiado mal a los hombres, porque no todos son unos ilusos que no saben cargar con sus problemas,y,es bastante odioso que ese sea el principal problema de la serie,

      Lo que digo es,que Kanojo Okarishimasu es una serie mala y solo cautiva odio en la espectadores por las decisiones de nuestro protagonista, por lo cual no me agrada

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.