Compartir

Crítica de Junji Ito Collection 12 principal - el palomitron

El nuevo alumno sobrenatural Espantapájaros protagonizaron el episodio de la semana pasada, unas historias que volvieron a enfriar un terreno que parecía haber cogido la temperatura perfecta. No fueron las peores, pero tampoco las mejores. Esta semana Junji Ito Collection llega a su final y lo hace de una manera bastante desastrosa. No logra cerrar lo que empezó y nos acaba dejando un sabor realmente rancio. Adéntrate con nosotros en Historia aplastante y Rumores y descubre cómo este anime llega a su final.

¡Sigue con nosotros Junji Ito Collection a través de este enlace!

Historia aplastante

Historia aplastante… y tan aplastante. A una historia de finalizar la temporada y Junji Ito Collection parece que quiere sepultarse bajo tierra, y nunca mejor dicho. Los diez primeros minutos de esta semana nos presentan algo realmente extraño, que no llama mucho la atención y que parece sostenerse bajo un pilar argumental demasiado explotado: la droga. Aunque en esta ocasión en vez de forma de pastilla o similares tiene forma de miel.

Crítica de Junji Ito Collection 12 historia 1 - el palomitron

Todo sucede desde que un chico descubre en un viaje un árbol que en vez de dar frutos da una miel cuyo sabor adictivo hace que al final solo quieras comer “su fruto”. Un producto que simula la droga y que se lleva por delante a un grupo de amigos poco a poco. Lo mejor es la forma en que lo hace. Cuando llevas consumida cierta cantidad, explotas. Así, sin más. Un plano muy surrealista que, personalmente, dudo mucho que haya nacido de la esencia de Ito. Un “terror” realmente mal llevado y que más que miedo te llega dar hasta risa. ¿De verdad quieren acabar así la temporada? Nos queda tan sólo una historia. A ver qué tal…

Rumores

Y ahora sí que sí, llegamos a la última historia de la temporada. ¿Os acordáis de quién protagonizó el primer episodio? Soichi está de vuelta, y lo hace en su versión más macabra y “divertida”. Pero el no es el único, también vuelve nuestra modelo favorita de Junji Ito, aunque con un tamaño mucho mayor. Y no, no os estoy tomando el pelo. Ambos vuelven, pero de una manera muy diferente a su primera puesta en escena. Parece que han perdido todo su encanto y más que miedo o asco provocan risa. Otra historia bastante insustancial cuyo hilo conductor son los rumores de Soichi en su escuela que encaminan todo a un final protagonizado por la modelo convertida en un monstruo gigante que no se sabe muy bien qué quiere conseguir. Nada tiene una dirección fija y parece obra de un guionista sin papeles ni objetivos. Sinceramente, un auténtico chasco.

Crítica de Junji Ito Collection 12 historia 2 - el palomitron

Junji Ito Collection ha supuesto un anime con muchos altibajos, aunque, siendo sinceros, ha habido más bajos que altos. Una serie que parecía prometer mucho pero que ha acabado siendo un tanto fracaso. Ha tenido historias realmente buenas y que han estado muy bien plasmadas, aunque siempre bajo una animación que ha dejado mucho que desear. Pero cuando hemos tenido ante nosotros historias insustanciales o mal llevadas, han sido un auténtico fiasco. La temporada empezó realmente bien, pero poco a poco fue desviando sus esfuerzos hacia otra dirección. Ha tenido diversas salidas, pero la final ha sido un auténtico fracaso. Personalmente esperaba que acabase con buenas historias y nos dejase con un buen sabor de boca, pero creo que lo han hecho bastante mal y que nos han dejado con un paladar bastante amargo. Un sabor que costará eliminar y que tarde o temprano, cuando lo hagamos, olvidaremos de qué ha sido. Junji Ito Collection prometía demasiado y ha acabado siendo más una promesa que un hecho. Junji Ito ha estado pocas veces presente, y aunque sus tintes y personajes lo hicieran, él ha acabado desapareciendo por completo. 

Crítica del anime Junji Ito Collection banner reviews semanales - el palomitron

Marisol Navarro

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.