El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

Crítica de Human Lost destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA ARTÍCULOS DESTACADOS CRÍTICAS REDACTORES

HUMAN LOST

En una época donde tanto el audiovisual como el videojuego se aprovechan del rédito de tiempos pretéritos en forma de remakes, remasters o reboots —etiquetas anglosajonas excesivamente manoseadas—, aún sigue habiendo espacio para adaptar; apropiarse de un material original, en ocasiones sin mancillar, para trastear con él, para llevarlo con mayor o menor grado de fidelidad a un nuevo formato. Esto es precisamente lo que hace Human Lost, el último proyecto de Polygon Pictures dirigido por Fuminori Kizaki (Afro Samurai, Psycho-Pass), con una de las obras más importantes de la literatura japonesa: Indigno de ser humano (Osamu Dazai, 1948). Bajo un contexto puramente sci-fi, Polygon traslada un relato profundamente existencialista y autobiográfico como es Indigno de ser humano a un escenario poblado de verborrea técnica, distopía enmascarada de utopía y un atrezo cyberpunk que, lamentablemente, parece tener mayor preocupación en procurar mantener una estética que en profundizar en las interesantes problemáticas de su universo. ¿El resultado? Un producto excesivo en muchas de sus facetas que carece de sustancialidad. Exactamente todo lo contrario al material que toma como base.

El estudio a cargo del largometraje no es novel ni en el empleo de técnicas 3DCGI de animación ni en producciones de ciencia-ficción. Títulos como Knights of Sidonia o BLAME! le han servido para granjearse disparidad de opiniones; sin embargo, Human Lost es un producto más pulido en lo técnico que probablemente consiga no hacer saltar las alarmas de los más escépticos con este tipo de procesos de digitalización de la animación. Pero mientras en estos proyectos hay un interés en trasladar a escala 1:1 el material original, Human Lost únicamente busca extraer de la obra de Dazai algunos de sus personajes e ideas centrales. El largometraje de marras no es en absoluto representativo de la pieza literaria a la que se acoge; hecho que no implica que sea negativo per se, pero que sí dice mucho de la intencionalidad de sus creadores. Una determinación que, de nuevo, se queda en lo superficial mientras pretende encontrar reflejo en titanes del género como Ghost in the Shell o Psycho-Pass.

Crítica de Human Lost historia - El Palomitrón

Tokio. Año 2036. La capital nipona se ha convertido en la cuna de la salud y la longevidad. El promedio de esperanza de vida es de 120 años; hecho que agudiza todavía más la diferencia entre clases: para algunos es un privilegio, para otros, en cambio, una perdición. Cuatro grandes revoluciones se impusieron en el campo de la medicina para conformar este nuevo paradigma. Por primera vez en su historia Japón dejó de necesitar médicos, y la curva de la civilización se erigió como el estándar de bienestar y perduración de la sociedad. La nanotecnología fue la última chispa necesaria para lograr integrar en una misma red a todos los ciudadanos. La red virtual H.U.M.A.N, monitorizada y custodiada por la agencia de seguridad S.H.E.L.L, es ahora una cárcel para muchos, pues el acto de morir es reversible, ya no supone ningún fin

Bajo un halo de control total sobre la vida humana y con los límites entre muerte y vida desdibujados, ¿qué significa ser humano? La bajeza de la especie retratada a lo largo de la obra de Dazai cobra unos matices y una representación sumamente explícita en este filme. Todo aquel que se desconecte de la red experimentará el fenómeno Lost: una serie de alteraciones en su organismo que le convertirá, irremediablemente, en una vil criatura desprovista de raciocinio alguno. En medio de este mejunje futurista se encuentra Yozo Oba, un veinteañero apático dado a las drogas cuya vida supone una carga sumamente pesada. Poco a poco, su papel dentro de este modelo distópico societario irá in crescendo mientras descubre todos sus secretos y se alza como el elegido.

Como decía, Human Lost no es una adaptación muy fidedigna del material original, pero quienes hayan pasado por el relato de Dazai reconocerán enseguida el sentido en la traslación de algunos de sus personajes, temáticas y aspiraciones. Hay guiños explícitos, por supuesto, empezando por la estructuración del largometraje en tres «cuadernos de notas» —tal y como hacía el original—, los «retratos fantasmales», el galope de los caballos del infierno o ciertos dejes de sus personajes. Sin embargo, Polygon Pictures prefiere afianzarse en el género tratando de parecerse a algunos de sus referentes, distanciandose de ese punch emocional del original para terminar ofreciendo pura vacuidad; unas ideas y una temática muy satisfactorias se ven supeditadas a un espectáculo de acción y efectos que complementan un metraje que sufre enormemente de sobreexposición y excesos a la hora de intentar explicar los engranajes de su universo, en lugar de contar algo interesante del mismo. Losas que merman tanto el desarrollo del filme como el interés del espectador.

Crítica de Human Lost Yozo Oba - El Palomitrón

Un claro ejemplo de esto último es lo que precede a una persecución en moto que tiene lugar en los primeros compases del largometraje. Reminiscencias a Akira aparte, el guion de Human Lost pone de manifiesto las diferencias sociales existentes a través de una urbe separada por muros, dando pie a «ciudadanos del interior» y «ciudadanos del exterior»; señala que la contaminación es una problemática de actualidad —teniendo que portar máscaras de gas los habitantes de las zonas más contaminadas—, y también que la longevidad es una moneda. La cara: los acomodados, la clase alta privilegiada que ve cómo sus beneficios perdurarán aún más en el tiempo; la cruz: los pobres, la clase baja imaginándose a sí misma como ganado, una población alienada a la que incluso se le niega el derecho a morir. Sin embargo, estas facetas terminan quedando en tierra de nadie, en un vacío del que el largometraje parece no caer en la cuenta

No es un problema de fondo, pues Human Lost confecciona un universo de ciencia-ficción ambicioso, lo es de forma, porque se excede a la hora de dar explicación a todo un entramado técnico que, aun así, tampoco facilita la mejor interpretación de un argumento algo confuso. El viraje hacia la acción y un manido enfrentamiento entre el «bien» y el «mal» es el peaje a pagar de un proyecto más preocupado por mostrar que por sentir. Pura estética al servicio de opacar la esencia. Por otro lado, Human Lost también peca a la hora de tratar a sus personajes; construidos a base de tropos y dispuestos para hacer avanzar la historia hacia algún lugar, aquí no hay trazas de la empatía que sí se desprende del Yozo Oba de Indigno de ser humano

Crítica de Human Lost Yozo Oba 2 - El Palomitrón

Las dos horas de metraje de Human Lost son el marco que delimita un flujo de buenas ideas que, lamentablemente, palidecen en contraposición de otras más bien mediocres. El libreto a cargo de Tow Ubukata (Psycho-Pass 2, Ghost in the Shell: Arise) puede llegar a colapsar al comienzo ante tanta información repentina, pero la fusión de drama, acción y nihilismo funciona correctamente hasta el último tercio del filme; es a partir de ese momento cuando la mente demanda dejar de prestar atención ante el voluminoso intercambio de golpes y explosiones en pantalla, hasta alcanzar un desenlace que se antoja especialmente gélido. En lo técnico, Polygon Pictures muestra un producto muy similar al de anteriores trabajos de ciencia-ficción, pero más pulido en líneas generales. Los efectos de iluminación y las explosiones son los elementos que más despuntan en una producción que se alimenta de la grisácea sobreviedad de su universo para encajar dentro de los estándares visuales del género. Human Lost es un filme concebido bajo cierta ambición, pero también uno al que es fácil verle las costuras al poco rato. En su afán por llevar el espíritu de Dazai a la ciencia-ficción distópica emulando a los referentes del género, Human Lost pierde su esencia y queda relegado a otro de tantos productos genéricos. Porque de poco sirve estructurar tu obra en base a los tres cuadernos de notas si no entiendes todo lo que hay escrito en ellos.

LO MEJOR

  • El trabajo de Polygon Pictures con la animación ofrece un resultado más que convincente.
  • El atrevimiento de llevar el relato de Dazai a la ciencia-ficción.

LO PEOR

  • No saber encauzar las buenas ideas del filme y terminar ofreciendo algo genérico.
  • Sobreexposición y sobredosis de información al comienzo del largometraje.
  • Incapacidad de explotar eficazmente la riqueza de su universo.
  • Un tramo final que termina ofreciendo un final anodino.

Edu Allepuz

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Intento de muchas cosas y una de las piezas que hacen funcionar la sección manganime. Ávido lector de manga, enamorado de la tinta y de la tragedia de Sui Ishida. Firme defensor de la industria como arte y la abolición de estúpidas etiquetas.