El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

El bailarín imagen destacada - El Palomitrón
CINE CRÍTICAS REDACTORES

EL BAILARÍN

LOS ANTECEDENTES

El célebre actor británico Ralph Fiennes se pone por tercera vez tras las cámaras (también frente a ellas) para contarnos la historia del famoso bailarín ruso de ballet Rudolf Nuréyev. Según comentó Fiennes en una entrevista reciente, “llevaba esta película dentro desde que leí los cinco primeros capítulos del libro de Julie Kavanagh, hace unos 20 años“. Lo cierto es que la leyenda de Nuréyev ha sido objeto de estudio e influencia de incontables profesionales de las artes escénicas.
 
A pesar de que fueron concebidas de manera independiente, nos sorprenden los clarísimos paralelismos entre El bailarín y la reciente Cold war. El ambicioso programa de formación artística que la Unión soviética desarrolló durante la Guerra fría y el inevitable conflicto surgido entre arte y política vuelven a ser la base del relato. Sea como sea, si algo tenemos claro, es que ambas obras son un apasionado canto a la libertad por parte de sus autores.
 

LA PELÍCULA

El bailarín retrata la vida del que fue uno de los bailarines de ballet más importantes del mundo, Rudolf Nureyev, desde su miserable infancia en la ciudad soviética de Ufá, pasando por su madurez como estudiante de danza en Leningrado, hasta su llegada a principios de la década de los 60 a París, una ciudad que en aquel entonces era el epicentro de la cultura occidental.

Hay un problema de equilibrio con el ritmo de la película, excesivamente pausado durante la primera mitad del metraje. Los continuos flashbacks sobre la niñez del protagonista ayudan a entender mejor su personalidad, pero no están justificados al restar dinamismo al conjunto. Será en la segunda parte, una vez presentado el “nudo” de la historia, cuando la película brille con luz propia, dejándonos con ganas de más al terminar.
 
Desde el punto de vista técnico, la cinta es impecable. Una esmerada ambientación nos traslada efectivamente de una sobria (y aún en alza) Rusia comunista a una más caótica y monumental París. La puesta en escena encuentra un interesante equilibrio entre imagen y música, que se hace evidente en las múltiples escenas de baile. No se puede negar el esfuerzo de Fiennes en honrar la memoria de Nuréyev con una producción de primer nivel.
 
En definitiva, una acertada y trabajada biografía de un personaje único que, aunque peque de falta de ritmo en sus inicios, resultará interesante para los que no sabían nada de Rudolf Nuréyev e indispensable para sus seguidores.
 

ELLOS Y ELLAS

El trabajo desarrollado por el protagonista Oleg Ivenko es muy destacable. Además de que el parecido físico es impactante, nos creemos su actuación en todo momento, especialmente cuando expresa sus opiniones. Por buscar algún punto de mejora, diríamos que le falta intensidad emocional en algunos momentos clave, aunque podría alegrarse la innata frialdad del carácter ruso. Estamos seguros de que Ralph Fiennes prestó una exquisita atención a Ivenko en lo que resulta ser su primer trabajo para la gran pantalla (es bailarín de ballet profesional en Rusia). 
 
En papeles más secundarios, destacaremos al propio Fiennes (haciendo un gran ejercicio de contención), pero sobre todo a Adèle Exarchopoulos. La bella actriz francesa construye gradualmente un complejo y ambiguo personaje que se convierte en la revelación de la película. Una estrella a la que merece la pena seguir la pista.
 

LA SORPRESA

Acostumbrados como estamos a un Ralph Fiennes con una vena más comercial, el actor y director siempre nos sorprende (para bien) cuando se involucra en producciones más pequeñas.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Todo lo que ocurre en los últimos 20 minutos en el aeropuerto. Un ejemplo de maestría narrativa y trabajo actoral al más alto nivel.

LO MEJOR

  • El carisma de Adèle Exarchopoulos.
  • La última parte del film. Pura tensión.
  • El aspecto técnico de la película. Impecable.

LO PEOR

  • El pausado ritmo de la primera parte.
  • Ese final nos deja con ganas de más.

Pedro Figueiras

¡Gracias por participar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.