Compartir

Critica Elis - El Palomitrón

LOS ANTECEDENTES

Casi dos años después de su estreno en Brasil, el próximo 30 de noviembre llega a las salas españolas Elis, dirigida por Hugo Prata. El biopic narra la vida de Elis Regina, considerada una de las mejores cantantes brasileñas de todos los tiempos, que en los años 60 logró desbancar la bossa nova y modernizar la nueva música popular brasileña, sumando un nuevo título al subgénero que recupera la trayectoria de grupos y cantantes para el cine.

La cinta se aleja de la temática a la que nos tiene acostumbrados el cine portugués de los últimos años, protagonizado por la vida en las favelas, la violencia en las calles y los personajes marginales. En esta ocasión, el director presenta una historia llena de excesos, que bien podría ser la de cualquier estrella de la canción británica o estadounidense

Como elemento diferenciador, la historia no aprovecha lo suficiente el cariz político que tiene siempre la cultura, sobre todo cuando es una dictadura militar como la que comenzó en Brasil con un golpe de estado, en marzo de 1964.

LA PELÍCULA

La joven Elis Regina viaja con su padre a Río de Janeiro para hacer una prueba en una discográfica. El día anterior, el 31 de marzo de 1964, se había producido un golpe militar en el país, por lo que la prueba no puede realizarse. Sin embargo, Elis no se da por vencida. Aprovechando que tienen previsto estar un par de días en la ciudad, acude a uno de los clubes nocturnos más famosos. Allí le darán una oportunidad que supondrá el principio de su carrera como cantante.

La complejidad de la historia avanza demasiado deprisa por cuestiones que son relevantes y se detiene en otras que no lo son. La protagonista se ve sobrepasada por el éxito, por un marido que la engaña y por el consumo de alcohol y drogas; pero todo se esboza con secuencias rápidas, deteniéndose, sin embargo, en largas secuencias musicales que no aportan valor a la trama. La presión que ejerció el régimen militar sobre la artista y la reacción del público supondrían para Elis un antes y un después en su carrera. Sería la base de un conflicto vital que arrastraría a la cantante al ostracismo y, de camino, al abuso del consumo de estupefacientes.

El cambio que ha vivido el país en los últimos años, y la transformación arquitectónica de las grandes ciudades brasileñas, hacen prácticamente imposible el rodaje en exteriores, y tampoco se ha procurado aprovechar el exotismo y la belleza de las playas.

En resultado es un retrato de la vida de la artista entretenido pero atropellado y que no termina de convencer.

Película Elis - Festival de Cine de Madrid El Palomitrón

ELLOS Y ELLAS

Andréia Horta se enfrenta con soltura al reto de interpretar a una diva y consigue hacer que el personaje evolucione desde la ingenuidad y determinación de la joven Elis hasta la frustración y el abandono de la Elis madura. Gustavo Machado, que interpreta al representante y primer marido de Elis, se encuentra cómodo en el papel de hombre de éxito y mujeriego. Ambos actores, que son poco conocidos por estas latitudes (aunque cuentan con una trayectoria cinematográfica de más de una década), convencen en sus respectivos papeles.  

LA SORPRESA

Una de las peores cosas que le puede pasar a un artista en el escenario es que lo abucheen. Que además sea por una cuestión ajena a tu calidad artística te deja indefenso. La escena de Elis en el escenario, cantando cada vez más alto para proyectase por encima de los abucheos del público, y sin abandonar el escenario, pone los pelos de punta.

Elis- 27 FCM El Palomitrón

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Sin duda la escena de la visita de Elis a la cárcel, cuando se desvela a quién va a ver. Es el desencadenante del chantaje al que es sometida por el régimen y lo que la llevaría a enfrentarse con sus seguidores por considerarla afín a este.

TE GUSTARÁ SI…

Te gusta la música y no te importa conocer el final. Al fin y al cabo, es un biopic.

LO MEJOR

  • Recuperar para el cine el personaje de Elis Regina.
  • Que nos muestra una imagen menos sórdida de la compleja sociedad brasileña.

LO PEOR

  • Que pasa por encima del trasfondo político cuando, en realidad, es una de las claves del desenlace de la vida de la artista.
  • Solo da pinceladas del papel subversivo que desempeñó la protagonista en la vida real.

 

Marisa Cruzado

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.