El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

ARAÑA

araña - El Palomitron

ANTECEDENTES

Chile, 1971. En respuesta a las políticas sociales de Salvador Allende, nace el Frente Nacionalista Patria y Libertad, un movimiento paramilitar fascista y nacionalista integrado esencialmente por jóvenes. Después del Golpe de Estado del 29 de junio del 73, optaron por la vía armada y el terrorismo para derrocar al gobierno de coalición de izquierdas de Unidad Popular. A ese episodio del pasado se remonta el director Andrés Wood (Machuca, Violeta se fue a los cielos) en su nueva película, Araña. Gracias a este filme, Wood podría recoger su segundo Goya, tras ganarlo en 2009 con La buena vida. Araña es la candidata chilena a los Premios de la Academia de Cine, y también a los Oscar.

LA PELÍCULA

Como ya hizo en su anterior trabajo, Machuca, Wood sitúa el quid de la película en los años del gobierno de Salvador Allende. Aunque esta vez el eje conductor de la historia va de la mano de los villanos, concretamente de tres integrantes del grupo fascista Patria y Libertad, Inés, Justo y Gerardo. El director usa dos líneas narrativas del pasado y el presente para relatar un triángulo amoroso surgido dentro de esa agrupación. Siendo jóvenes se cruzan en un contexto de violencia, odio y sangre. 40 años después, la vida acomodada del matrimonio formado por Inés y Justo es opuesta a la modesta existencia de Gerardo. Sin embargo, los amoríos de estos tres resultan intrascendentes y prescindibles dentro de la trama de la película.

De hecho, el aliciente de Araña recae en la potentísima trama política, narrada con muchísima solvencia, responsabilidad y equilibrio. Salvo alguna escena violenta, no es excesivamente incómoda, pero si esboza una atmósfera inquietante que resulta reveladora y magnética para mantener todo el rato la fuerza de la historia. Así, se alimenta de sobreentendidos, silencios y miradas. Es cuestión del gusto del espectador, unos agradecerán la sutileza, en cambio, a otros les resultará excesivamente tibia. Empatizar con los protagonistas era inviable, pero la realidad es que ni siquiera se termina de conocerlos a ellos o sus motivaciones.

araña 2 - El Palomitron

ELLOS Y ELLAS

El reparto de altísimo nivel, compuesto por actores internacionales, es uno de los aciertos más evidentes de Araña. La actriz argentina Mercedes Morán da vida a la Inés madura, una empresaria de mirada de acero y porte impecable que intentará por todos los medios que los crímenes de su juventud no arruinen su estatus. El alter ego de su juventud recae en la española María Valverde, quizás el pilar más flojo del casting. Las acompañan los solventes actores chilenos Marcelo Alonso y Pedro Fontaine que interpretan al Gerardo adulto y al Gerardo en los 70, respectivamente, y por otro lado, Felipe Armas y Caio Blat son los dos Justo.

LA SORPRESA

Por mucho que sea ficción, Araña es un espejo cristalino de realidad. Lo asombroso es hasta qué punto. Sin ir más lejos, el estreno de la película en España coincide con el estallido del masivo movimiento ciudadano en Chile contra las políticas del gobierno. Es la mayor crisis que sufre el país andino desde el retorno de la democracia en 1990, y la violencia en las calles ha causado ya 23 muertos y más de 2.500 heridos.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

A pesar de que sirvieron de brazo ejecutor de la dictadura homicida, los activistas de Patria y Libertad viven acomodados e impunes, algunos siendo reputados eslabones de la sociedad. Conviven con gente que obvian su colaboración criminal con una ideología que va en contra de la decencia humana. Incluso siguen comulgando con ella de puertas para adentro, pero es más cómodo ignorarlo bajo el argumento de no remover viejas heridas y pasar página. Nadie los identifica directamente con el término que identifica con su forma de pensar. Hasta que a uno de los personajes se le escapa un  “¡nazi de mierda!” que sabe a gloria. A las cosas hay que llamarlas por su nombre, y a esta gentuza, aún más. También fuera de la ficción.

araña Chile - El Palomitrón

 TE GUSTARÁ SI…

Te gustan las historias políticas y el cine comprometido

LO MEJOR:

  • La potentísima trama política. Siempre viene bien un recordatorio (y más en estos tiempos) de que el fascismo no es cosa del pasado
  • Buena solvencia narrativa: no hay un momento de respiro
  • Un reparto de altísimo nivel
  • Impecable calado técnico

LO PEOR:

  • El pseudo acento chileno de María Valverde
  • ¿Sutil o excesivamente tibia? La línea es demasiado fina, y se acaba la película poder conocer bien a los personajes ni sus motivaciones
  • El triángulo amoroso. Puro relleno, no aporta nada al desarrollo de la trama que de verdad interesa

María Robert

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.