El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

BIBLIOTECA REDACTORES

CINE Y VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. UN ENFOQUE CALEIDOSCÓPICO

En los últimos años un feminismo candente ha copado la palestra pública y se ha hecho con el discurso de gran parte de nuestra forma de entender el mundo. Fiel heredero del 15M y de los movimientos sociales, ese feminismo contestatario ha dado la vuelta a todo el tablero en el que vivimos y ha sido capaz de subvertir nuestra propia forma de mirar y entender el mundo. No hay espacio de nuestra vida donde no haya anidado. Algunos sucesos de impactante actualidad como el Caso de la Manada han puesto el foco en qué tipo de educación es la que realmente recibimos como sociedad para acabar generando semejantes fenómenos y uno de sus ámbitos ha sido, precisamente, los medios audiovisuales, en especial el cine.

¿Pretende ser la violencia de la mujer en el cine un reflejo de la sociedad o, por el contrario, es dicha violencia una forma de educar y, en palabras del coordinador de la obra, crear realidades que le hacen flaco favor a los derechos de las mujeres? Con esta pregunta en mente, el libro Cine y violencia contra las mujeres (Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2019), coordinado por José Alberto Andrés Lacasta, se ha propuesto ahondar en la estructura patriarcal que sobrevive en el audiovisual y arrojar algo de luz a ese inmenso teatro de la vida como es el cine para entender qué es lo que entendemos por violencia contra las mujeres, pero también se adentra en otros parajes audiovisuales como son las redes sociales o el propio papel de la mujer tras las cámaras hasta detenernos frente a un enorme fresco de este tema hirviente de actualidad.

Estructurado a través de la visión de varias autoras y autores, leer el libro deviene rápidamente una grata experiencia para adentrarnos en lo más íntimo del séptimo arte en su relación con la figura de la mujer, una relación no siempre fácil y muchas veces contradictoria. El título, pues, queda sobradamente respondido cuando uno ha acabado la última página y ese es, quizá, el valor más sobresaliente de su lectura, puesto que es capaz de arrojar luz sobre un tema tan abstracto con una maestría cercana a pesar de su naturaleza de ensayo. Es difícil escribir sobre un tema tan complejo desde un punto de vista caleidoscópico y llegar a responder a la pregunta que inicia el tema a través de sus múltiples capítulos.

Son varias las obras que se tratan en este ensayo y que sirven para responder a la pregunta que sirve de punto de partida a toda la lectura. Planteando inicialmente qué tipos de figuras femeninas son representadas en los personajes femeninos del cine, el libro nos adentra en la mirada de obras sobradamente conocidas como Te doy mis ojos, Ladybird, ladybird, o Voces distantes, entre otras; pero también se encarga de retratar la figura de la mujer en productos actuales como es el ejemplo de Big little lies. El resultado es, sencillamente, abrumador, puesto que, a lo largo de los distintos capítulos, el retrato global que se realiza de la figura de la mujer en el libro se inicia en los albores del cine español con la losa negra del Franquismo sobre las mujeres y su representación en pantallas en blanco y negro y nos ilumina los hilos que mueven el engranaje de la cultura audiovisual patriarcal con la que nos convertimos en ciudadanos de pleno derecho hasta arrastrarnos hasta el punto más lejano de dicha cultura como es la representación de la figura femenina en el porno.

La obra, sin embargo, también pretende convertirse en una palanca de cambio, una valiosa herramienta cuyo profundo análisis servirá no sólo para comprender toda la estructura del patriarcado en lo audiovisual, sino también para entender cómo dichos mecanismos pueden ser entendidos y, por ende, cuestionados. No por nada un tema que atraviesa de forma transversal toda la obra es la violencia de género y su reflejo en la gran pantalla, puesto que la propia obra se acaba convirtiendo en una crítica a la violencia contra la mujer en el audiovisual que se justifica a sí misma en los múltiples guiones de muchas películas levantadas sobre la violencia contra la mujer.

Cine y violencia contra las mujeres no es un ensayo de ensayos; es una enciclopedia enorme más necesaria que nunca en un mundo rápidamente cambiante que busca respuestas a preguntas antes no planteadas. Pocos libros explican en origen una violencia contenida en muchos planos que de forma corriente escapa a nuestra mirada, pero este lo consigue trenzar con creces y condensar mucho en poco. Su multiplicidad de miradas abre, además, nuevas puertas por las que podrán cruzar nuevas corrientes. La mejor respuesta es, al fin y al cabo, aquella que plantea otra pregunta. Si Alison Bechdel abrió la puerta a resignificar y revisar toda nuestra mirada patriarcal en cualquier obra artística, obras como esta consiguen dar un paso más y explicar qué es lo que se esconde detrás de esa mirada patriarcal; y, una vez miremos a través del filtro morado, no volveremos a hacerlo igual.

Javier Alpáñez

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.