El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

ESPECIAL JUEGO DE TRONOS ESPECIALES SERIES REDACTORES SERIES

¿QUIÉN SE SENTARÁ EN EL TRONO DE HIERRO AL FINAL DE JUEGO DE TRONOS?

Hemos atravesado el ecuador de la octava (y última) temporada de Juego de tronos. La primera parte de esta tanda de seis capítulos se ha centrado en la amenaza de los Caminantes Blancos, pero se avecina la batalla fin al, aquella que dará conclusión al juego de tronos que desde 2011 ha tenido enganchados a millones de seriéfilos al fenómeno ideado por George R.R. Martin. No obstante, desde que la serie adelantó a los libros, el vasto universo con el que dio comienzo ha sufrido una importante merma y simplificación. Tanto es así que a estas alturas de la partida sólo quedan las casas principales en la lucha por gobernar Poniente. Siete reinos lo componen, y siete son los candidatos que vemos con más posibilidades de participar en la pugna. Pasamos a analizar y teorizar el mayor o menor sentido que tiene a nuestro juicio que alguno de ellos acabe en el Trono de Hierro.

Si tenéis algún episodio pendiente de ver, no sigáis leyendo. Pues la noche es oscura y alberga spoilers.

STARK

Si redujésemos Juego de tronos a una dicotomía entre el bien y el mal, los Stark estarían en el lado más blanco del espectro. Desde el principio la serie ha pivotado entorno a ellos y casi los sentimos como nuestra familia. Teniendo en cuenta las bajas sufridas hasta la temporada 8, y el evidente autodescarte de Bran (que ya no es Bran) y Jon (al que parece justo situar en otro linaje a efectos de aspiraciones al trono), nos quedan dos posibles reinas norteñas.

Sansa

Comenzó como una niñita tonta que soñaba con príncipes y la vida no le ha dado más que golpes hasta bajarla del pedestal. Sansa Stark (Sophie Turner) ha madurado de la peor manera posible, pero su evolución es sin duda alguna una de las mejores de la serie. Ha sabido atesorar lecciones hasta de sus peores enemigos, y aunque hace una o dos temporadas temíamos que se convirtiese en una Cersei 2.0, su objetivo no es otro que velar y proteger lo suyo: el Norte. Si nos tuviéramos que quedar con una dirigente del team Stark ya sea para el Trono de Hierro o sencillamente para Invernalia, tenemos claro que la elegiríamos a ella.

Arya

Es una de las favoritas de los fans y Weiss y Benioff lo saben. A pesar de haber tenido durante toda la serie unas tramas que la han llevado por derroteros totalmente ajenos a Invernalia, la pequeña Stark parece destinada a ser la MVP de cara al cierre de la historia. Sin entrar a valorar la lógica de lo que ocurrió en el 3×03 o el protagonismo aún mayor que puede llegar a tomar en los dos capítulos finales, ver sentarse a Arya (Maisie Williams) en el trono es una posibilidad tan remota como incoherente con su carácter y aspiraciones. “No soy una dama.”

LANNISTER

Si la casa Stark es el bien, la casa Lannister representa la cara B de la moneda en tanto en cuanto han sido sus enemigos más directos y manifiestos desde el principio de la serie. Vaya por delante que vemos muy poco factibles sus candidaturas al trono, y en cualquier caso a Jaime nos permitimos sacarlo directamente de las ternas (ni una oportunidad, y eso suponiendo que llegue vivo al final).

Cersei

Las cosas no pueden acabar bien para Cersei (Lena Headey). Tras la derrota al Rey de la Noche, ella se ha revelado como la villanísima y aunque no esperamos un final Disney para la serie, es evidente qué bando va a sobrevivir al juego de tronos. Actualmente ella es la reina hasta que alguien le arrebate el puesto, y de hecho siempre lo ha sido. Primero como consorte de Robert y posteriormente como regente durante los fugaces reinados de Joffrey y Tommen. Está donde está por derecho propio, pero a costa de granjearse enemigos por todos lados. El karma está  punto de llamar a su puerta, y su destino ya fue profetizado por Maggy la Rana hace mucho: Y cuando las lágrimas te ahoguen, el valonqar te rodeará el cuello blanco con las manos y te arrebatará la vida.”

Tyrion

Es uno de los personajes más inteligentes de Juego de tronos y su coronación como rey de Poniente representaría el triunfo del diferente, del rechazado, por encima de lo “normativo”. Sería un buen mensaje que sin embargo no terminamos de ver fructiferando (entre otras cosas porque no hay que olvidar que no es precisamente el más querido entre el pueblo). Hay quienes creen que será Tyrion (Peter Dinklage) quien se aposente en el trono al final, pero nosotros, a pesar de confiar en que será uno de los supervivientes de la serie, seguimos augurándole un mejor futuro como consejero que como dirigente.

TARGARYEN

Y por fin llegamos a la “legítima” dinastía. Daenerys no ha dejado de repetirlo desde que comenzó Juego de Tronos, pero lo cierto es que esa legitimidad es de cuestionable a inexistente. La supremacía sobre los 7 reinos la inauguró Aegon el Conquistador, y permaneció en manos de los Targaryen hasta la igualmente legítima rebelión y posterior coronación de Robert Baratheon. Por lo tanto, el trono será para quien lo conquiste. Así de fácil.

Daenerys

Si bien Daenerys (Emilia Clarke) ha sido presentada desde el minuto uno como una heroína que ha destinado toda su vida a recuperar lo que le pertenece (repetimos que es más una cruzada personal y familiar que cualquier otra cosa), las últimas temporadas y sobre todo la octava, están dejándonos ver su parte más tirana. Casi como si quisieran enemistar al espectador con ella. Eso nos hace pensar que quien desde el principio parecía destinada al trono pasara lo que pasase, está cada vez más lejos de él. Su ambición por el reinado la ciega (The Mad Queen is coming?) y vaticinamos que para enmendarse, este personaje quizás acabe teniendo un arco de redención íntimamente ligado a Jon Nieve.

Jon

Contra viento y marea, seguimos creyendo que Jon (Kit Harington) es el príncipe que fue prometido. Su devenir en la serie ha pasado por convertirlo en líder por “obligación” en un par de ocasiones. Y como suelen decir, no hay dos sin tres. Esta temporada está teniendo un papel de monigote (queremos pensar que únicamente por apoyar a Daenerys en su cruzada), pero el pueblo lo quiere y dentro de los candidatos posibles no sería tan mala opción como rey. No ambiciona el trono pero una vez más podría sentarse en él por el bien mayor (o el mal menor). Aunque para eso alguien tendría que ceder…y es que, ¿alguien piensa aún que la canción que Podrick entonó previa batalla de Invernalia fue casual? Jenny de Piedrasviejas habla de un Targaryen que renunció al trono por amor.

BARATHEON

Gendry

Como único y último vestigio de los Baratheon, era cuestión de tiempo que Gendry (Joseph Dempsie) fuese legitimado como tal. Eso lo convertiría a él en el heredero al trono, y hay quienes  incluso sueñan con verlo reinar junto a Arya (un final que no casa con ninguno de los dos personajes, y que el 3×04 ya se ha encargado de ir disipando). Las probabilidades de que Gendry sea rey son bajas de cualquier forma; es un personaje tan secundario que su ascenso al trono no tendría ni siquiera impacto suficiente como factor sorpresa.

NADIE

Después de repasar los siete candidatos, sólo nos queda lanzar nuestra apuesta más segura, que no es otra que la ruptura de la rueda y que el juego de tronos finalmente se quede en nada. Poniente volvería a la época previa a la conquista de Aegon I, con sus reinos independientes y ningún poder central. Si lo pensamos bien hay fichas para cubrir casi todo el tablero: Yara Greyjoy está en las Islas del Hierro, se ha mencionado al nuevo príncipe dorniense, nombrado al señor de Bastión de Tormentas, y planteado la posibilidad de que Altojardín también caiga en manos de alguien. Además Robin Arryn y Edmure Tully siguen vivos, y por descontado quedará algún Stark y algún Lannister para hacerse cargo de Invernalia y Roca Casterly respectivamente.

Tan solo nos quedan dos capítulos para ver el desenlace y tachar o verificar todas estas hipótesis. Y a vosotros, ¿a quién os gustaría ver en el trono?

Aitziber Polo

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Criminóloga con sueños de directora. Pisé el cine por primera vez a los dos años. Con siete vi cómo un cocodrilo gigante se zampaba una vaca entera de un bocado en Mandíbulas, y empecé a leer a Stephen King (y así me he quedado). Mi película perfecta tendría guión de los Coen, banda sonora de Zimmer + Horner y plotwist made in Shyamalan.