El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

cats portada - El Palomitron
CINE REDACTORES

DE BROADWAY AL CINE: 10 MUSICALES CLÁSICOS QUE SIEMPRE HACEN VIBRAR

Tienen la capacidad de mejorar un día gris creando una burbuja de purpurina y buen rollo. Los musicales son un género tan longevo casi como el mismo cine, pero la cuna de toda esa magia no es Hollywood, sino Broadway. Allí, en el distrito teatral neoyorkino, han nacido y madurado buena parte de las historias más icónicas antes de dar el salto a la gran pantalla. La Navidad trae un regalo a la cartelera, la adaptación de una de esas producciones míticas: Cats. Aprovechando su estreno (y también porque sí, porque siempre apetecen), recopilamos algunos de los títulos que siempre es buena idea volver a ver.

Cabaret (1972)

La gran cosecha del cine musical comenzó en los años 30, decayó en las décadas siguientes, y revivió en los 70 gracias a un visionario: Bob Fosse (inciso: ver una serie muyyyy recomendable sobre su vida en HBO, Fosse/Verdon). El bailarín y coreógrafo revolucionó el género por completo, tanto en los escenarios como en la gran pantalla. La adaptación del musical homónimo de 1966, basado a su vez en la novela de Christopher Isherwood Adiós a Berlín (1939), consiguió un éxito rotundo, llegando incluso a derrocar a El Padrino en los Oscar de ese año.

Grease (1978)

Antes que Travolta, otros se pavonearon con chupa de cuero y tupé impoluto. El director Randal Kleiser transformó el amor de instituto entre Danny Zuko y Sandy Olsson en una de las comedias románticas más  memorables. Sin embargo, no fue todo mérito suyo, puesto que el largometraje está basado en el musical homónimo creado por Jim Jacobs y Warren Casey. Aunque la versión teatral de Grease se estrenó en un pequeño teatro de Chicago en 1971, meses después dio el salto al off de Broadway, donde batió un nuevo récord de permanencia en cartel con 3.388 funciones.

Chicago (2002) 

La carrera de Bob Fosse osciló entre, como una montaña rusa, entre triunfos apabullantes y batacazos amargos. Esos vaivenes se acentuaron especialmente entre 1972 y 1975, periodo en el viajó del Berlín nazi al Chicago de los gangsters y el jazz. El 46th Street Theatre neoyorkino acogió la producción original de otra de las obras cumbre del género, Chicago, dirigida y coreografiada por él. El revival de 1996 ocupa el segundo puesto en la lista de espectáculos de mayor permanencia en cartel, con más de 9.000 funciones a sus espaldas. Y la adaptación cinematográfica de Rob Marshall consiguió la nada desdeñable cifra de seis premios Oscar, entre ellos el de mejor película.

Rent (2005)

El titulo más discordante de la lista es este portentoso show roquero, basado en La Bohème de Puccini, acerca de un grupo de jóvenes que tratan de sobrevivir en un barrio marginal del Nueva York de los 90. Nació de un taller teatral en 1994, debutó en el circuito alternativo dos años después, y más adelante dio el salto al distrito comercial. En 2005 se convirtió en película bajo la dirección de Chris Columbus, contando además con varios miembros del reparto original y una banda sonora magistral.

West Side Story (1961)

Nada menos que 10 premios Oscar se llevó esta adaptación moderna de la tragedia de Romeo y Julieta de Shakespeare. Dirigida por Robert Wise y Jerome Rise, West Side Story es una pieza fundamental de la historia del cine musical. Aunque su versión teatral, estrenada en 1957, le allanó el camino del éxito. Su tono oscuro y su carácter de denuncia social marcaron un punto de inflexión en el teatro musical. Además, pronto veremos como se reinventa, ya que en 2020 Steven Spielberg va a volver a llevar el enfrentamiento de los Sharks y los Jets a la gran pantalla.

My Fair Lady (1964)

Si hay un rostro asociado al personaje de Eliza Doolittle es el de Audrey Hepburn. No obstante, la mítica actriz no fue la primera en meterse en la piel de la florista callejera. La oscarizada película que conocemos es una adaptación del musical homónimo de Frederick Loewe y Alan Jay Lerner, a su vez se basado en el Pigmalión de George Bernard Shaw. La producción original de Broadway se estrenó en 1956 con un éxito increíble, convirtiéndose en su día en el musical de mayor permanencia en cartel de la historia.

Funny Girl (1968)

Barbra Streisand comenzó su carrera en el cine con el mismo papel que la lanzó a la fama como actriz, el de la cantante, intérprete y modelo estadounidense Fanny Brice en Funny Girl. Basado en un guion de Isobel Lennar, el espectáculo debutó en los escenarios neoyorkinos en 1964. Ni tan mal sus inicios: Streisand conquistó con el papel y consiguió a la primera el Oscar a mejor actriz.

Dreamgirls (2006)

La historia musical de Diana Ross y su mítico grupo, The Supremes, en la gran pantalla fue un bombazo. Y no solo porque supuso el debut de Beyoncé en un papel protagonista. Con ocho nominaciones, se coronó como la favorita de su edición de los Oscar. Pero el éxito de Dreamgirls se remonta a los 80, década en la que se estrenó la versión para las tablas. Permaneció cuatro años en cartel.

Los Miserables (2012)

Otra de las producciones que jamás pasan de moda y es capaz de reinventarse con cada nueva adaptación. Épica, grandiosa e imperturbable al paso del tiempo, la historia plasmada por Víctor Hugo en su obra terminó de popularizarse gracias al filme de Tom Hooper, basado en el musical homónimo de Alain Boubil y Claude-Michel Schöngberg de 1980. A esa producción le debemos la increíble banda sonora, y temazos como I Dreamed a Dream, One Day More, o Do You Hear the People Sing?

Cantando bajo la lluvia (1952)

I’m siiiinging in the raiiin….just singing in the rain! Seguro que ya la estás tarareando y con ganas de marcarte un baile a lo Gene Kelly. Ese es el magnetismo del considerado por el American Film Institute mejor musical de la historia de cine. En parte, gracias a la influencia del circuito teatral neoyorkino, puesto que está inspirado en la serie Melodías de Broadway, que, coincidiendo con la aparición del cine sonoro, se fueron realizando en el Hollywood de los años 30 y 40.

Ahora viene el dilema. ¿Por cuál empezar?

María Robert 


#ContenidoRelacionado

Top 10 biopics musicales 

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.