Compartir

 

festivalmalaga

 

Pasados varios días del comienzo del Festival de Málaga 2015, cita anual obligatoria para los amantes del cine, llegan también las primeras impresiones de una convocatoria en la que se vive y se respira cine nacional en cada esquina de la ciudad, que reúne a profesionales del séptimo arte venidos de cualquier rincón del país dispuestos a sorprender y sorprenderse en todos los sentidos con los últimos trabajos cinematográficos españoles y latinoamericanos y que, a fin de cuentas, es una oportunidad única para disfrutar de diez días plagados de eventos centrados en el cine. Con una trayectoria que cumple este año la mayoría de edad, el Festival de Málaga se ha caracterizado, de momento, por la buena acogida de muchas de sus proyecciones, por una organización a la altura de las circunstancias y por alguna que otra polémica que ha empañado la alfombra roja malagueña.

Esta edición se caracteriza, en gran parte, por la presencia de largometrajes en los que destaca la temática social, muchas veces a modo de denuncia haciendo que estos ganen puntos extra. Sin embargo, algunas pierden esa intensidad haciendo que el espectador pueda echar de menos el sentido común que necesitan este tipo de historias haciéndolas cercanas. Es el caso de EL PAÍS DEL MIEDO, dirigida por FRANCISCO ESPADA, donde la cobardía traspasa la pantalla e, incluso, puede acabar desquiciando levemente al espectador con la falta de fuerza que caracteriza todo el largometraje. Es más, a pesar del virtuosismo protagonista y de la inherente actualidad de los hechos contados en el guion, la promesa de tensión y suspense queda prácticamente anulada tras una cortina de debilidad formal.

 

215666-770-432

 

En esta línea social también se mueve PERRO GUARDIÁN, dirigida por CHINÓN HIGASHIONNA y BACHA CARAVEDO, proyectada dentro de la sección Territorio Latinoamericano del Festival de Málaga. A diferencia de la anterior, y teniendo en cuenta la disparidad de argumento y temática, la velocidad de la acción complementa un guion cargado de angustia, haciendo de su visionado un acto de verdadera concienciación política. El problema deriva quizá de la posible falta de conocimiento por parte del público del festival de la situación de amnistía llevada a cabo en Perú. Sin embargo, y no por ello, el largometraje conecta de manera insual con aquel espectador dispuesto a llegar al extremo visual  narrativo.

Y no solo el drama social es el protagonista en varias de las películas que se presentan en Málaga. También es la edición de los directores noveles, de aquellos que, tras una trayectoria como profesionales de la industria cinematográfica, han dado el salto a la dirección y se han puesto detrás de la cámara. Así, uno de los ejemplos más destacados por el momento ha sido REQUISITOS PARA SER UNA PERSONA NORMAL, dirigida, escrita y protagonizada por la actriz LETICIA DOLERA, quien ya había experimentado la sensación de ponerse al frente de la dirección con los cortometrajes con LO SIENTO, TE QUIERO y A O B. Con una estética prácticamente afrancesada y colorista, el resultado final es más que satisfactorio, apostando por la originalidad dentro de la comedia romántica y logrando posicionarse como una de las películas más sobresalientes del festival por el momento.

 

cftv13280

 

Por otra parte, dentro de la sección Zonazine, la proyección de MIRABILIS, dirigida por CLARA MARTÍNEZ-LÁZARO, aportó un surrealismo fuera de lo esperado que no ayudó al funcionamiento de la película sino todo lo contrario. A pesar de los esfuerzos, en este largometraje se olvidan los recursos propios de una narración fílmica llevada prácticamente al extremo. Y no hablamos de coherencia, sino de pérdida de sentido a la hora de narrar, con una calidad marcada por la falta de construcción, la cual realmente se encuentra justificada únicamente por el surrealismo nacido para confundir y desatar los instintos homicidas de los espectadores. Un exhibición donde el tema central se dispersa entre diálogos confusos dando zancadas hacia un túnel sin salida.

Aún queda mucho Festival de Málaga, muchos visionados y tantas actividades cinéfilas que realmente parece que lo único que se echa de menos en este evento es tiempo para disfrutar de todas ellas.

 

 

Sheyla López

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.