Compartir

 

Youth

 

Un silbido bello de un pajarito, una orquesta musical que se aloja en tus oídos desde que en su primer plano comienza la función en la gran pantalla. No podía fallarnos el director italiano PAOLO SORRENTINO en su último trabajo, YOUTH (LA JUVENTUD). Tras su Oscar más que merecido a Mejor Película de Habla no Inglesa con LA GRAN BELLEZA en 2014, SORRENTINO lo ha vuelto a hacer (todo lo que toca lo convierte en oro). Esta vez con YOUTH y ya con el respaldo de sus críticas diversas en su estreno en el festival de Cannes 2015 (en la sección oficial de largometrajes a concurso) en el festival de Sitges 2015 ha dejado una muy buena huella.

YOUTH cuenta la vida de Fred y Mick, dos amigos que se conocen de toda la vida, que ya tienen 80 años y están disfrutando de unas lujosas vacaciones en un hotel en los Alpes suizos. Fred, compositor y director de orquesta (ya retirado) no tiene pensado volver a hacer nada más con la música; en cambio, Mick, director de cine sigue centrado en su trabajo y se encuentra terminando el guion de su última película. Unos días alejados de la rutina con spa y relajación que les hacen recordar el pasado, replantearse el futuro y el paso del tiempo.

‘La gran belleza’ una vez más representada como es habitual en el cine de SORRENTINO con la música y las imágenes. Y es que no sabemos si en otra vida a PAOLO le hubiese gustado ser un gran director musical, pero parece con esta cinta que también lo bordaría. Un lenguaje audiovisual (sus planos, sus diálogos, los cuerpos desnudos, el silencio, la naturaleza, la música) nada puesto al azar. Narrativa y técnicamente perfecta, este filme, que nos atreveríamos a catalogar como el trabajo más emotivo de su director hasta la fecha, deja poso en el que lo recibe y anida en su interior preguntas filosóficas de la vida.

 

Youth

 

El miedo a expresar los sentimientos, el amor hacia alguien, los recuerdos del pasado, el temor del futuro, la madurez que hace ver que el final de la vida llega antes. Temas muy profundos (que todos en algún momento de nuestra vida nos replanteamos) que SORRENTINO, como guionista y director, plasma en su largometraje con un tono en el que no hay una clara definición de comedia y drama, ya que PAOLO puede con todo y mezcla en su película los dos géneros en escenas más intensas (momento de la esposa de Fred, secuencia del masaje de Fred y su hija Lena, dilema entre dirigir o no las Canciones Sencillas para la reina de Inglaterra en el Palacio de Buckingham…); y a la vez en otras, introduce gags que hacen al espectador ir a la carcajada y aplauso más absoluto (las conversaciones entre Fred y Mick, el paseo entre Fred y Lena, momento hitleriano, el matrimonio de pocas palabras, escenas Miss Universo (interpretadas por MADALINA DIANA GHENEA), sueño de Lena, conversaciones de amores pasados entre los dos amigos…). En definitiva, inteligencia y brillantez se abren camino en sus diálogos.

Momentos innumerables que el público agradecerá, en los que cabe resaltar otro ejemplo: el cameo protagonizado por DIEGO ARMANDO MARADONA, el exfutbolista argentino y director técnico, ahora encargado de llenar de risas la sala con sus apariciones (pelota de tenis, momento zurdo).

 

Youth

 

Una gran parte del peso del largometraje es llevado por su gran reparto: un portentoso MICHAEL CAINE (KINGSMAN: SERVICIO SECRETO, INTERSTELLAR) como Fred, el músico, director de orquesta cuya pasión en la vida siempre ha sido su trabajo de forma aparente y que reconoce solamente saber hacer música y dirigir ese aspecto en su vida. CAINE estremece en la pantalla (nadie podría haberlo hecho mejor) haciéndonos conocer a Fred y creer que verdaderamente existe. Por otro lado, está HARVEY KEITEL (EL GRAN HOTEL BUDAPEST, DOS HOMBRES EN LA CIUDAD) que interpreta a Mick, compañero y amigo de toda la vida de Fred al que le entusiasma tanto el cine como a Fred la música, pero menos incansable si cabe. PAUL DANO (LOVE & MERCY, 12 AÑOS DE ESCLAVITUD) es el actor Jimmy Tree, conocido y encasillado por su único éxito de robots que siente una frustración con la que quiere acabar. Por último destacan RACHEL WEISZ (LANGOSTA, OZ: UN MUNDO DE FANTASÍA) en el papel de Lena, hija de Fred, una mujer con falta de cariño que expresa con su mirada todo su sentimiento y JANE FONDA que es Brenda Morel, musa de Mick ya fracasada que busca el éxito y dinero fácil allá donde esté. Un elenco insuperable dirigido por su gran ‘director de orquesta’ italiano con gran sensibilidad.

 

Youth

 

Para SORRENTINO la música también es muy importante y es que en YOUTH consigue poner los pelos de punta al espectador gracias a la espectacular banda sonora de DAVID LANG y el sonido de EMANUELE CECERE. Una música que sale de maneras tan dispares que van desde arrugar un simple papel de caramelo, hasta de un ligero movimiento de un cencerro de vacas (espectacular secuencia) que junto a su historia y la fotografía de LUCA BIGAZZI (paisajes montañosos, verdes, nevados, la claridad del agua, el spa relajante en su conjunto en el que predominan los blancos) dará más sensibilidad a la trama.

 

Youth

 

Una orquesta dentro de una orquesta (la dirección cinematográfica dentro de la musical del personaje de Fred) de dos horas de metraje que pasan volando, como volando pasan los pájaros que en ésta aparecen, en la que podrá caer alguna que otra lagrimilla dando lugar a la reflexión a aquel que la ve.

Cuando eres joven todo se ve más cercano, más alcanzable. Cuando vas madurando y te adentras en la vejez, esa cercanía que antes veías en la palma de tu mano se ve tan lejana como subir el Everest para cualquiera. Reflexión vista en el largometraje que quiere y consigue en su plenitud SORRENTINO en su última obra que ante todo brilla con luz propia. Una sinfonía llevada al cine donde queda claro que el maestro SORRENTINO ha manejado de forma espléndida la batuta, haciendo de ella una vez más una ‘gran belleza’ con cabeza, alma y corazón.

 

LO MEJOR:

  • Planos, banda sonora.
  • Reparto y diálogos.

LO PEOR:

  • No reconocer tal obra maestra.

 

 

María Páez 

No hay comentarios