Compartir

MG_0077

 

Después de un largo fin de semana, lleno del mejor cine independiente norteamericano, la segunda edición del AMERICANA FILM FEST ha llegado a su fin. Los Cines Girona (en Barcelona) se han vuelto a vestir de gala para acoger esta gran fiesta, que ya ha puesto unos buenos cimientos para afianzarse en el panorama cultural de la ciudad condal. El año pasado estábamos encantados de informar que la ocupación llegaba al 83 % y que habían asistido 2.400 espectadores; esta edición, que no podía ser menos, ha alcanzado la cifra récord de 4.950 entradas vendidas. A este número ya le hemos añadido las que corresponden al ciclo “ELS NOUS INDIES” (que proyectó en la FILMOTECA NACIONAL DE CATALUNYA obras del calibre de RESERVOIR DOGS) y “ON THE ROAD”.

La diversificación de salas y, sobretodo, el asombroso aumento de films (hemos pasado de 11 piezas a 16) nos demuestran una vez más que este formato de festival (tanto por organización como por temática) sí tiene cabida en una ciudad del tamaño de la capital catalana. Pero, conociendo el incontestable éxito de este certamen, es inevitable el no preguntarse por qué no se suelen llenar las salas regulares un día cualquier. Puede que los populares precios del festival (5€ una entrada y 20€ para un abono de cinco) ayuden a esta gran afluencia de público, pero seguro que el hecho de poder ver obras parecidas de forma continuada ayuda (sino que se lo digan al fenómeno PHENOMENA). Sea del modo que sea, nos produce una inmensa satisfacción cuando contemplamos el rotundo éxito de este festival y el anuncio de que nos espera una tercera edición para el 2016.

 

LAS PELÍCULAS

americana

 

Que la organización y la asistencia del público fue genial se ve fácilmente con las cifras, pero vamos al meollo de la cuestión, a las películas. Este año se ha repetido la acertada tónica de mezclar géneros, tendencias y estilos. Pasando por el documental más biográfico (LIFE ITSELF), el más intimista (LITTLE FEET) o yéndonos al thriller sombrío (FAULTS) o la comedia negra (KUMIKO, THE TREASURE HUNTER); nos encontramos con un muestrario con elementos tan dispares como una producción nominada a los Oscar (SELMA), otra de animación para adultos (CHEATIN’) o una comedia con aires reivindicativos (DEAR WHITE PEOPLE). Un exquisito surtido de opciones que se convierte en todo un gozo para los alternativos paladares que se acercaron al AMERICANA FILM FESTIVAL. Los votos de los asistentes nos han proporcionado estos curiosos resultados que se reflejan a continuación:

 

SELMA (4,4)
BEFORE I DISAPPEAR (4,24)
CHEATIN’ (4,01)
RICH HILL (3,98)
KUMIKO, THE TREASURE HUNTER (3,67)
LITTLE FEET (3,66)
LIFE ITSELF (3,63)
FAULTS (3,46)
NIGHT MOVES (3,41)
THE HEART MACHINE (3,36)
WILD CANARIES (3,28)
DEAR WHITE PEOPLE (3,07)
BUZZARD (3,04)
THE BETTER ANGELS (2,93)
UNCERTAIN TERMS (2,62) 

 

También nos ha sorprendido la elección que ha surgido del JURAT JOVE DE LA CASA DEL CINE: la que ha obtenido una mayor votación ha resultado ser BUZZARD de JOEL POTRYKUS. Una cinta que nos regala un bizarro reflejo sobre como es la juventud de la clase media en el país norteamericano. No deja títere con cabeza y construye un discurso oscuro y con unos matices que permiten una identificación clara y mordaz. La disparidad de este premio con el global del público nos vuelve a recordar que el nivel de los filmes seleccionados fue tan alto que los gustos personales y las afinidades acabaron decantando la balanza.

 

MG_02691

 

Entre las muchas agradables sorpresas que nos deparó este fabuloso fin de semana cinéfilo queremos destacar tres elementos que nos hicieron especial ilusión. Para empezar, el hecho de que se estrenara una película como SELMA unas horas antes de la gala de los Academy Awards; otra evidente demostración de la agilidad y exquisito savoir-faire de los responsables del certamen. Después, el pase de KUMIKO, THE TREASURE HUNTER que se realizó el viernes 20 fue una delicia. Primero por el buen ambiente que se respiraba y la excelente presentación que se ofreció; también por la idónea decisión de unir este visionado con la reposición de FARGO (la obra de los COEN sobre la que versa KUMIKO); pero sobre todo por la magnífica sorpresa que prepararon a todos los presentes, convirtiendo la misma sala de proyecciones en una divertidísima búsqueda del tesoro. Y el tercer concepto que nos hace aplaudir con bravura al AMERICANA es el taller de Stop Motion para niños (de 6 a 12 años) que ofrecieron. Con un precio más que asequible (3€), promovieron una iniciativa fundamental para que se siga transmitiendo el amor por este arte que tanto nos apasiona.

 

Todo lo que podamos decir de este festival serán elogios y más elogios. El trato, el éxito de taquilla, el ambiente, la elección del sitio, la propuesta cinematográfica, los precios,… Sólo esperamos volver a estar el año que viene y poder repetir un balance tan extremadamente positivo como este.

 

Adrià Naranjo y Pol Llongueras

No hay comentarios

Dejar una respuesta