Compartir

Tercera temporada The Leftovers El Palomitrón

The Leftovers ha llegado a su final. El 4 de junio se ha convertido para los fans de la serie en nuestra propia Marcha Repentina, aunque nosotros llevábamos tiempo preparándonos para esto. La cuenta atrás para el Apocalipsis era la premisa de su tercera y última temporada, y el séptimo aniversario de la Marcha Repentina sería el final de The Leftovers.

Los ocho episodios de esta tercera y última temporada debían poner un cierre a la serie creada por Damon Lindelof (Lost) y Tom Perrotta (autor del libro en el que se basa) para HBO, pero temíamos que las respuestas no serían suficientes o que, directamente, no habría respuestas. Tras una temporada emocionalmente menos impactante que la anterior, Nora (Carrie Coon) nos da la opción de despedirnos para siempre.

La Marcha Repentina: cruzar al otro lado

Nora The Leftovers El Palomitrón

Esta temporada ha ido dando finales independientes a cada uno de sus personajes. Por fin, el 3×07 (El hombre más poderoso del mundo y su idéntico hermano gemelo) nos contaba como Kevin (Justin Theroux) salvaría al mundo de un nuevo diluvio universal viajando “al otro lado”. Su pasaje a la otra orilla era la muerte, como ya ocurrió en el 2×08 (Asesino internacional), pero esta vez iría a encontrarse con su hermano gemelo.

Para Nora, sin embargo, cruzar al otro lado significaba confiar en un grupo de científicos cuya máquina podría llevarla de nuevo con su familia. Y así ha empezado este último episodio, El libro de Nora, con el experimento que la llevaría al otro lado. ¿Ha conseguido Nora cruzar al otro lado? ¿Va a encontrar a su familia? ¿Realmente nos ha importado eso alguna vez?

El amor está en el aire

Nora y Kevin The Leftovers El Palomitrón

El mayor acierto de esta serie ha sido el de poner imagen a todos nuestros miedos. La muerte, la soledad, la pérdida, el egoísmo, la falta de empatía, el sufrimiento, la angustia frente al no saber… Pero este último episodio es la luz de la esperanza, es la llave de la felicidad efímera, esa que durará hasta que todos tengamos que cruzar.

Y ya lo decían The Beatles, Love is the answer. El amor es lo único que importa y lo único que queda cuando todo lo demás se haya ido. Ya en el primer episodio de esta temporada una Nora envejecida que respondía al nombre de Sara entregaba a una monja palomas mensajeras que traían misivas de amor. Kevin la estaba buscando y Nora no parecía interesada en verle.

Es posible que el espectador más ambicioso se quede con las ganas con este final que, aunque da algunas respuestas, no conseguirá satisfacer la curiosidad de todos. Pero lo que es innegable es que la carga emocional de toda la temporada se encuentra en este final. Nora y Kevin han sido los protagonistas de esta vorágine visceral y con ellos nos vamos hasta el fin del mundo.

The Leftovers: nuestro viaje al otro lado

Justin Theroux The Leftovers El Palomitrón

Si, de algún modo, hemos conseguido que cada episodio funcione como una terapia catártica, ha sido, en gran parte, gracias a Max Richter (La llegada). La banda sonora de esta serie ha sido un elemento clave a la hora de plantear esta serie, acompañándonos de los lugares más oscuros hasta la luz más cegadora. Y en este último episodio se ha manifestado con nuestros temas favoritos.

Ahora toca aceptar la perdida, dar paso a nuevas series y confiar en nuevos (o simplemente, otros) creadores. Pero ya nada será lo mismo y seguirá habiendo preguntas que no tengan respuestas. Ahora, los fans de la serie nos vestiremos de blanco, fumaremos y no volveremos a hablar. Es hora de crear nuestro propio Remanente Culpable. La serie se ha ido y nosotros nos hemos quedado. Somos The Leftovers.

Lorena Rodríguez

 

Compartir
Artículo anteriorLO QUE EL PRAIMFAYA DEBE LLEVARSE
Artículo siguienteHOME VIDEO: FREE FIRE
Una tarde, con siete añitos, entré en el salón cuando mi madre veía El Padrino. La escena en cuestión era la del caballo y mi madre me gritó que no mirase, pero miré. Desde aquel entonces no pude dejar de mirar, de observar y soñar. Lo más cerquita que pude quedarme del cine fue haciéndome historiadora del arte. El cine es mi Tardis, un Delorean que me hace la vida real más fácil. Mi primera serie fue Urgencias, siempre fiel, a pesar de lo mal que la trató la tele. No sé decirle que no a una serie.

2 Comentarios

  1. Buenas! Reconozco que el último capítulo ha puesto respuesta a alguna de mis dudas, o mejor dicho, ha confirmado mis sospechas sobre cruzar al otro lado y qué podría haber allí. Ahora me toca lo de siempre, leer el libro en el que se basa y decidir cual de los dos es peor, si la serie o el libro. Abrazos!

    • Exacto. La serie no prometía ninguna respuesta, pero nos ha dado hipótesis para que cada cual se haga su final. Los libros siempre son mejores, pero en este caso no sé si arriesgarme. La serie es magnífica. Muchas gracias por leer y comentar.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.