Compartir

THE BOLD TYPE ANALISIS PILOTO - EL PALOMITRÓN

Pocas series en la actualidad consiguen enamorar a sus espectadores desde el primer capítulo utilizando una trama sencilla y el carisma de sus personajes como únicas herramientas. The Bold Type es una de ellas.

La producción de Freeform aterrizó el pasado marzo en Amazon Prime Video con su primera temporada. Poco después se anunció su renovación para una segunda y tercera temporada (la primera de ellas ya disponible en la plataforma). Si quieres saber cuáles son las claves que han logrado que The Bold Type se convierta en una de las series más prometedoras de la temporada, sigue leyendo.

Kat, Jane y Sutton

THE BOLD TYPE ANALISIS CAPTURA - EL PALOMITRÓN

Hace tres años, Kat (Aisha Dee), Jane (Kat Stevens) y Sutton (Meghann Fahy) comenzaron a trabajar en la revista Scarlet. Sutton aspira a adentrarse en el mundo de la moda, pero ha de conformarse con atender las llamadas de Lauren; Kat lleva las redes sociales de la revista, y poco a poco ve como crece su responsabilidad en la empresa; y Jane desea evolucionar como escritora, pero para ello debe salir de su zona de confort, algo a lo que no está acostumbrada. Cada una de ellas es completamente diferente a las demás en temperamento, situación y deseos. Aun así, el vínculo formado por esos tres años de amistad las convierte en un apoyo imprescindible para las otras.

Toda la serie gira en torno a las tres jóvenes de la revista. El mayor peso argumental por capítulo recae sobre todo en el personaje de Jane. Cada episodio de la serie tiene una trama individual en la que suele basarse el artículo de la semana que la joven ha de escribir para Scarlet. Kat muestra una parte de la redacción poco vista hasta la actualidad, las redes sociales y su impacto en las publicaciones. Además, con su personaje se desarrolla el debate de la identidad sexual y racial. Sutton es el personaje más convencional de las tres en cuanto a papeles de televisión se refiere. Su subtrama se basa principalmente en un drama romántico, pero también desarrolla el estancamiento profesional y las ganas de progresar en una industria difícil.

Las tres chicas, así como sus actrices, logran aportar naturalidad y son partícipes de los momentos más memorables de The Bold Type. Es fácil empatizar con ellas y disfrutar su humor, y, desde luego, son el alma de la serie más allá de su peso argumental.

Fuera tabúes

THE BOLD TYPE ANALISIS STILL - EL PALOMITRÓN

Puede que no vivan en la ciudad de Nueva York, y que no trabajen para una revista femenina de éxito nacional, pero para muchas de sus espectadoras los problemas por los que pasan sus protagonistas y los tabúes que las rodean son bastante conocidos. Lejos de evitarlos, la serie aborda cada uno de estos temas, entre los que se encuentran la masturbación femenina o los problemas a la hora de llegar al orgasmo. Además, las tres amigas hablan abiertamente de su sexualidad y sus experiencias, sin entrar en juicios valorativos por sus preferencias o el número de parejas de cada una.

The Bold Type no pretende eliminar los tabúes únicamente en el terreno sexual. También discute abiertamente la identidad racial desde el personaje de Kat, una chica birracial que siempre se ha visto obligada a escoger entre una y otra, y lo que ha supuesto para ella la falta de identidad concreta y los prejuicios externos. Jane, junto al personaje de Adena (Nikohl Boosheri), pone el foco en las distintas religiones que confluyen en la sociedad global y alguno de los estigmas o problemas que llevan consigo en la actualidad. La serie busca el conflicto entre personajes respecto a estos temas no para enfrentarlos, sino para mostrar el punto de vista privilegiado de la sociedad y poner en evidencia las pequeñas conductas que realizamos de forma inconsciente y que son parte del problema.

La serie pone fin a las rivalidades sin fundamento entre mujeres. Lo que en un principio parece la dinámica entre Miranda y Andy de El diablo viste de Prada se afianza como una relación sana basada en el tutelaje de Jacqueline Carlyle (Melora Hardin) sobre Jane. Por otro lado, Sutton comienza a tener problemas con una compañera de trabajo que la acusa de conseguir mejores encargos por su trato con los hombres. La disputa no llega a problemas mayores y la protagonista deja claro que, si ha de ser juzgada, deberá ser por su trabajo y no por cómo se comporte con otras personas.

Gancho con la actualidad

Como no podía ser de otra forma, The Bold Type busca enganchar al público también por el enlace con la actualidad sociopolítica de Estados Unidos, utilizando como excusa el entorno de las tres jóvenes y los futuros proyectos de la revista.

Desde su inicio, ya entrado en la era Trump, la serie ha hablado sobre el movimiento #MeToo y la importancia de contar tu historia, explorando las experiencias de los personajes principales y buscando el enfoque para un reportaje sobre una superviviente.

Del mismo modo, la producción ha manejado el debate armamentístico con motivo de los tiroteos (sin posicionarse finalmente en ninguno de los extremos) y ha mostrado la cruda realidad de muchos inmigrantes que, tras muchos años, se han visto obligados a abandonar el país.

El formato de la serie

La serie está catalogada formalmente como drama, lo que permite que cada uno de los capítulos de The Bold Type tenga una duración de cuarenta minutos aproximadamente. Aunque ciertamente su trama principal se pueda considerar como hilo dramático, el modo en que las tres chicas afrontan los hechos, así como la utilización de los diálogos y el resto de subtramas, la dota de un tono cómico que aporta frescura.

Esa frescura continúa a lo largo de toda la temporada, compuesta por diez episodios. La serie de Freeform basa parte de su éxito en la explotación de temas de actualidad social, ya sea con las vivencias de las protagonistas o a la hora de buscar la noticia. El limitado número de capítulos por temporada logra evitar la saturación y la pérdida de credibilidad.

La segunda temporada de The Bold Type termina su emisión esta semana, así que, ¿qué mejor momento para hacer un pequeño maratón y poneros con la serie desde sus inicios? Apuntadla en vuestra lista de Prime Video y deleitaos con las aventuras de Kat, Jane y Sutton, una opción bastante buena para vuestro verano 2018.

María Reinoso

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.