Compartir

Parece un sueño. Y es que ha costado 17 años, pero tras numerosos intentos fallidos y cambios de reparto, Terry Gilliam ha terminado el rodaje de El hombre que mató a don Quijote (The Man Who Killed Don Quixote), la película que siempre ha querido hacer.

Desde 1998 exactamente, cuando comenzó la preproducción de la película que iba a estar protagonizada por Johnny Depp y Jean Rochefort. Pero el rodaje, iniciado en el 2000 en Navarra, se vio envuelto en un sinfín de dificultades. Parte del equipo se destruyó en unas inundaciones, Rochefort enfermó, no conseguían obtener los seguros necesarios… Todo eso llevo a la cancelación del filme, que Gilliam intento retomar de nuevo en 2005 y 2015.

Tras todos los intentos fallidos, de los que salió el interesante documental Lost in La Mancha, al fin consiguió encontrar un nuevo elenco y financiación. Jonathan Pryce (Juego de tronos) interpreta a don Quijote y Adam Driver (Paterson) a Toby Grisoni. Completan el reparto Stellan Skarsgård, Olga Kurylenko, Joana Ribeiro, y los españoles Óscar Jaenada, Jordi Mollá, Sergi López y Rossy de Palma.

El Hombre que mató a Don QuijoteUna vez terminado el rodaje, llevado en absoluto secreto, parece ser que estamos un poco más cerca de ver la ansiada película del siempre interesante Terry Gilliam. Warner Bros. ya se ha hecho con su distribución en España y será Amazon la encargada de hacer lo propio en Estados Unidos.

La película narra la historia de un anciano convencido de que es don Quijote de la Mancha. Confunde a un ejecutivo publicitario con su fiel escudero, Sancho Panza, y la pareja se embarca en un viaje extraño, con saltos hacia atrás y adelante en el tiempo, entre el actual siglo XXI y el mágico siglo XVII. Poco a poco, Toby, como el infame caballero, se va contagiando de ese mundo ilusorio incapaz de separar sueño y realidad.

Ignasi Muñoz

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.