El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Reapertura de librerías y novedades manga destacada - El Palomitrón
ACTUALIDAD ANIME / MANGA ARTÍCULOS DESTACADOS CALENDARIO DE LANZAMIENTOS GUÍAS, TOPS Y RECOMENDACIONES

LA «NUEVA NORMALIDAD» DEL MANGA

Creo que todos recordaremos esta fecha como uno de los peores días de nuestras vidas: 15 de marzo de 2020. Ese día en el que empezó en España una de las etapas más complicadas para las personas y las empresas, ese día en el que el confinamiento pasó a ser nuestra forma de vida y adquirir bienes materiales se convirtió en materia de supervivencia. Suena crudo, suena mal; pero es real. Y por aquí hemos pasado nosotros, las personas, pero también ellos, las empresas. Y es ahora cuando nos lanzamos a escribir estas líneas porque, tras dos duros y terribles meses, parece que empieza a brillar la luz. Los días grises poco a poco se disipan y la rueda empieza a girar.

Es cierto que todavía queda bastante hasta alcanzar la esperada «nueva normalidad», sobre todo si hablamos a nivel nacional, pero es ahora, en estas fases previas a nuestro futuro próximo donde las empresas deben empezar a moverse de nuevo. Y nosotros, en la medida de lo posible, comenzar a apoyar a las distintas industrias. Por eso mismo, porque ellas también necesitan nuestro apoyo, este mes queremos rendirle tributo a uno de los sectores más azotados por esta crisis sanitaria: el sector editorial. Uno que convive con las personas, disfruta de su actividad en ferias o librerías, y que ahora mismo se ha visto empujado a una recesión sin igual. 

Pero es ahora, cuando vuelve a girar en cierto modo la rueda, cuando necesitan nuestro máximo apoyo. Por eso mismo nos hemos reunido toda la redacción, para citar algunos de los títulos que más esperamos estos meses tras un parón de más de dos meses y que se merece una vuelta, cuanto menos, sonada. Es imposible pensar en un volumen de novedades igual al anterior, pero haciendo las cuentas pertinentes y valorando el groso de títulos que van a salir en las próximas semanas, cada uno de nosotros ha seleccionado un total de cinco títulos que espera desde hace unos meses además de una nueva licencia que destaque entre nuestras prioridades. Una selección en la que pretendemos hablaros de nuevas obras, pero también rescatar aquellas obras que se quedaron colgadas. Mayo está llegando a sus últimos días, y con ellos no solo se aproxima el verano, sino el retorno de los libros a nuestras manos.

La selección de Marisol: Desde Araki hasta Sakamoto


  • El Japón de los perros
  • Gokushufudo: Yakuza Amo de Casa #2
  • Innocent Rouge #5
  • JJBA: Vento Aureo #6
  • Jujutsu Kaisen #2
  • Nueva licencia: Rastros de sangre

Es complicado volver a la rutina que teníamos establecida hace unos meses. Ha cambiado todo, desde nuestra forma de trabajar hasta cómo salir a la calle. Pero hay algo que continúa igual a pesar de todo: los libros. Y a pesar de que nos haya costado volver a tener novedades en nuestras librerías favoritas, poco a poco van llegando. El mercado manga no para, y aunque a un nivel mucho inferior de lo que estábamos acostumbrados, retomamos la actividad con una cantidad bastante interesante de títulos. Obras que, en mi caso, llevan algún tiempo en la recámara esperando a salir sus próximos números y obras que empiezan ahora su andadura.

Por un lado tengo muchas ganas de continuar con la hilarante historia de Gokushufudo, uno de los pocos títulos que he empezado este año y que ha resultado ser una de las comedias mejor llevadas que he leído en mucho tiempo; ya sea por su estructura o por su forma de narrar los hechos. Por otro lado, siguiendo con el tono aunque no tanto con la causa, reconozco que tengo mucha curiosidad por seguir con JJBA: Vento Aureo, la actual saga de JoJo’s que está publicando Ivrea que supera su ecuador tras cinco intensos volúmenes. Una historia que te hará salir de los tropos más habituales y que, en esta ocasión, nos hará viajar hasta la Italia de Araki.

Siguiendo con las continuaciones, no podía dejar de lado mi codiciada Innocent Rouge pero tampoco uno de los shônen que más ganas tengo de seguir actualmente, Jujutsu Kaisen. Me gusta leer todo tipo de géneros, y estas obras me hacen querer seguir haciéndolo. Es cierto que Innocent Rouge se adentra poco a poco en su final y la intensidad actual de la historia no hace más que prender en mi interior; pero Jujutsu Kaisen, por lejos que quede en cuanto a género o temática, me hace querer seguir descubriéndola y disfrutando de los trazos tan característicos de Gege Akutami. Dos historias completamente diferentes pero que me permiten poner en pausa, aunque sea por un rato, estos frágiles momentos por los que pasamos.

Por último, ha llegado el turno de las nuevas licencias. Es cierto que habíamos quedado en citar solo una, pero en mi caso hay algo de trampa por cómo se quedó una de ellas colgada a causa del confinamiento. De esta forma, los dos títulos que más espero empezar en las próximas semanas no son otros que Rastros de sangre, la última obra de Shuzo Oshimi que llega a nuestro país gracias a Milky Way Ediciones para contarnos la historia de Seiichi y su madre Seiko y la intensa relación que existe entre ellos; y El Japón de los perros, una de las últimas novedades de Satori Ediciones que explorará, desde once de las voces más aclamadas de la literatura contemporánea japonesa, la condición humana a través de los ojos redondos, brillantes y puros del más fiel amigo del ser humano: el perro.

La selección de Edu: De animales y gemas antropomórficas y nazis


  • Beastars #12
  • Golden Kamuy #17
  • JoJo’s Bizarre Adventure: Vento Aureo #6
  • Jujutsu Kaisen #1 y #2
  • La Tierra de las Gemas #3
  • Nueva licencia: NeuN

Cuesta creer que tras dos largos meses ya empecemos a atisbar una tenue luz. La incertidumbre sigue ahí, por supuesto, y persistirá por mucho tiempo —para muchos ya es un activo más de nuestras vidas—, pero los motores comienzan a rugir de nuevo. Dicen que ya nada será igual, y probablemente sea así. Sobre todo para la industria editorial de España. Un sector que, quizá, ha pecado durante estos últimos años de sobredimensionar sus capacidades; de acaparar tanto la estantería de las librerías como el bolsillo del consumidor a través de una muy voluminosa oferta difícilmente asumible por la demanda existente. Algunas voces de la industria ya confirman que un 30% de las novedades que tendrían que salir en 2020 lo harán en 2021. En el mejor de los casos las empresas publicarán menos y con mil ojos; en el peor, dejarán de publicar para siempre. Está claro que va a haber un cambio, debe haberlo por la salud de la propia industria, pero también está claro que el cómic nos ha salvado en tiempos de cuarentena. La cultura —tan vilipendiada desde el gobierno de este país— siempre ha estado ahí en sus múltiples formas, como un salvavidas que nos ha mantenido a flote. La cultura ha sido una de las pocas luces durante todo este tiempo y ahora es hora de devolverle el favor. Es hora de apoyar —más si cabe— todo lo que la rodea. Ha llegado la hora de dejar de esperar a nuestros libreros y acudir a ellos. 

Si algo caracteriza la línea editorial de Milky Way Ediciones es su enorme calidad, independientemente del género en cuestión. Cuesta decantarse por unas u otras obras, pero hay una dupla de títulos ya consagrados que número a número me recuerdan dos cosas: el porqué leo cómics y que los límites están para romperlos. De esto último saben mucho tanto Satoru Noda como Paru Itagaki, los artífices de Golden Kamuy y Beastars, respectivamente. El primero, una auténtica perla dentro del amplio espectro del manga que aúna lo mejor de mil géneros para crear una obra superlativa. Un relato rebozado de cultura y tintes de western oriental cuyo propósito ya no es la búsqueda del tan preciado oro aynu, sino dejar sin aliento a sus lectores. Diecisiete volúmenes de puro road trip, desenfreno y gastronomía; de personajes grises, ricos en matices, bien construidos y desarrollados que bailan al compás de las locas dinámicas grupales que plantea su autor. Beastars, por su parte, alcanza el duodécimo volumen al unísono del primer gran punto de inflexión dentro de la serie. Tras la catarsis de lo último que precede falta ver hacia qué nuevos derroteros lleva Paru Itagaki a Legoshi, Rouis y compañía. El worlbuilding de Beastars se amplía con la misma calidad con la que retrata la joven autora las inquietudes de la siempre difícil etapa hacia la vida adulta. Aun tratándose de una sociedad antropomórfica, existen pocas series más humanas que Beastars.

Cambiando de tercio, aunque no tanto en cuanto a locura se refiere, está el caso de JoJo’s Bizarre Adventure: Vento Aureo. Los JoJo’s llegaron en 2017 para quedarse, y Vento Aureo —quinto arco argumental de la serie— demuestra que Hirohiko Araki aún tiene mucho por decir y mucho por romper. Porque el reputado mangaka no deja de sorprender con cada nuevo caso, con cada nuevo stand, hasta el punto de resultar bastante complicado no rendirse ante la inmensa creatividad con la que pincela sus batallas. Vento Aureo es el punto donde convergen tres facetas: el creciente y explícito interés por la moda, la intención de recrear el sórdido mundo de la mafia y la magnífica traslación de lo mejor del cine de acción. En las antípodas de esto se sitúa precisamente otro de los títulos que más ganas tengo de continuar: La Tierra de las Gemas. Con tan solo dos volúmenes publicados, la obra de Haruko Ichikawa ya muestra un enorme potencial gracias a ese maravilloso worldbuilding que alude al antropomorfismo para llevar a cabo una exquisita exposición humana bañada de elementos propios del budismo. Personajes buscando su razón de ser en un mundo distópico donde tal vez no haya humanos pero sigue habiendo guerras. Mención obligatoria a la traducción, por la decisión editorial de utilizar el lenguaje neutro debido a las condiciones del título. 

Jujutsu Kaisen no es un nuevo título, pero como decidí leer sus dos primeros volúmenes de golpe para hacerme una mejor idea de la obra —los comienzos suelen ser duros en este tipo de historias— en realidad es como si lo fuera. La obra de Gege Akutami probablemente recibirá un repunte en popularidad ahora que se acerca el estreno de su adaptación animada y lo cierto es que tiene todos los elementos para lograrlo. Jujutsu Kaisen no reinventa nada, pero la suciedad imperante en sus trazos, la oscuridad que baña sus diseños y el increíble panelling con el que aborda los enfrentamientos hacen que mi interés por ella crezca cada día un poco más. Y ahora la de verdad, una de las nuevas licencias que aún no tiene fecha de lanzamiento y de la que más espero es NeuN. Un manga histórico cuya historia transcurre en la Alemania nazi y sigue la huida a la desesperada de Neun, el noveno de un serie de niños-experimento portadores del ADN de Adolf Hitler. Cuando las SS actúen bajo las órdenes del mismísimo Führer para borrar cualquier indicio del experimento, Teo Baker ejercerá de protector y guía del joven niño en su periplo de fuga del imperio nazi. Un relato de ficción que se ampara en un período histórico convulso cuyo suspense promete ser su mejor baza narrativa y que, en lo artístico, el trabajo de Tsutomu Takahashi transmite con eficacia la crudeza del relato.

La selección de Óscar: El bálsamo del romance y las historias cálidas


  • Bloom into You #4
  • Yona, Princesa del Amanecer #26
  • Bakemonogatari #7
  • La tierra de las gemas #3
  • Las Quintillizas #1
  • Nueva licencia: Spy x Family

Cuando se me comunicó la idea de juntarnos para este texto tenía miles de ideas en la cabeza. Ahora, papel en blanco y en retrospectiva, no tengo del todo claro qué decir. Han sido dos meses, dos largos meses, y en mi caso el confinamiento ha quedado lejos de mi casa; también lejos de mi estantería. Días iguales y recursivos, con el trabajo y el esfuerzo ocupando gran parte de los mismos, con una frágil certeza de seguir adelante. Días que empiezan a descongelarse mientras esta «nueva normalidad» se impone poco a poco. Queda mucho aún por conseguirlo y será más duro de lo que quizá tendemos a pensar. El sector editorial es una parte especialmente importante de nuestra cultura pero también es uno que no siempre recibe el reconocimiento que debería. Por ese mismo motivo, también es más imperativo que nunca apoyar a nuestras editoriales y a nuestros libreros. Desde luego, ganas no nos faltan.

Reconozco que tras dos meses enfocado en una escasa lectura digital —y, casi en todos los casos, como parte de mi trabajo— echo especialmente de menos tener un tomo entre mis manos. También reconozco que todo lo que quiero ahora es sumergirme en lecturas suaves y cálidas (aunque no todas lo son, ¡pero no podía dejarlas fuera!), de esas que ayudan a entregarse a la desconexión sin pedir grandes esfuerzos. El romance siempre ha sido una de mis debilidades pero la idea de seguir con Bloom into You ahora es mucho más sonora que hace unos meses. No reinventa el romance, pero adoro la forma en la que Nio Nakatani traza su historia envuelta en un constante drama que no solo sirve para aderezar su obra, sino que es un claro método de llevar a sus personajes a la casilla final. Tierna, amable y, sobre todo, real. La forma en la que Touko y Yu se acomodan a sus sentimientos y luchan por entenderlos me atrapa en cada volumen.

Yona, Princesa del Amanecer es una lectura que no podía faltar en mi listado. La aventura de la princesa me atrapó de forma platónica en su primer volumen —y reconozco, a mi pesar, que no las tenía todas con ella— para mostrarme una apasionante aventura dirigida por la fuerza feminista que propone Mizuho Kusanagi pero que se acompaña de un entramado político y fantástico que magnifica su narrativa junto a su particular dosis de acción, comedia y, sobre todo, dulzura. Una obra coral que consigue conquistar con todos sus personajes, desde protagonistas hasta villanos, difuminando las líneas entre ellos y dibujando unas relaciones bañadas en tensión que coronan una entrega inolvidable. Junto a ellas, y hablando de relaciones complejas, no puedo dejar de lado la llegada del último volumen de Bakemonogatari. El dúo que forman el excéntrico Nisioisin y Oh! Great lo han convertido en un preferido personal. Una puerta a un mundo distorsionado que se ve representado a la perfección a través de los trazos y el juego que realiza su autor, apoderándose por completo del espacio del que dispone para romper con todos sus límites. Un escenario de anomalías y personajes rotos, siempre con la realidad distorsionada por delante que juega con metáforas, representando diferentes facetas con las que no siempre resulta difícil sentirse identificado.

Un sentimiento que identifico, en su justa medida, con el arte Haruko Ichikawa con La Tierra de las Gemas. Una autora que también consigue distanciarse del lado más clásico del medio y que juega con las luces y las sombras humanas a través del antropomorfismo y la insaciable búsqueda interior a través de gemas que actúan, a su vez, como perfectas catalizadoras de las personalidades que representan. Una historia única, al estilo de la autora, que, tiende a romperme más que a acogerme, consigue atraparme con un tipo de calidez especialmente enfocada en su forma de contar su historia y dar forma a su mundo. Al otro lado de la misma se encuentran Las Quintillizas. Posiblemente uno de los mangas más esperados del momento y que cumple con todo lo que le pido a la posibilidad de volver a abocarme a la lectura. Pese a todo, bajo la apariencia clásica de comedia romántica que muestra la obra de Negi Haruba, es conocido que la misma tiene la capacidad de romper con muchos de los tópicos que propone el harem, dotando a sus personajes de una personalidad definida y característica, que consigue hacer ver a sus quintillizas como personas y no meros objetos románticos. Las Quintillizas es una obra que destila diversión en cada una de sus páginas, pero que también sabe que no todo es hacer reír y, sinceramente, estoy dispuesto a llorar y sufrir cuando sea necesario a cambio de la propuesta con la que nos llega este título.

Aunque quizá haya habido algo de trampa bajo estas dos últimas elecciones (a pesar de que Piña, pastel o tiramisú: El primer amor se ha quedado relegada a otra ocasión por el mismo motivo), la licencia que espero con más ganas es Spy x Family. Una obra arrolladora e impecable, que hace de la comedia un arte y que arrastra consigo una más que merecida fama, pese a su breve trayectoria. El trabajo de Endo Tatsuya es uno que consigue ponerme en tensión con las escenas más absurdas pero que, en especial, consigue sacarme una sonrisa tonta cuando más lo necesito. Y en momentos como este, creo que no se le puede pedir nada más.

La redacción de El Palomitrón Anime

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.