El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Día-de-la-madre-destacada-El-Palomitrón
DOSSIER SERIES SERIES

ODA A CINCO MADRES TELEVISIVAS

Que en 2019 tengamos que seguir desmontando el mito de la buena madre genera tanta frustración como pereza. La desafortunada campaña publicitaria de El corte inglés, que te incita a comprarle regalos a una madre “97% entregada, con 3% de egoísmo y 0% de quejas”, perpetúa el concepto de madre perfecta que ni siente ni padece en su inmaculada entrega a la familia. Un estereotipo que la ficción y la publicidad se han encargado de alimentar desde el siglo pasado.

Por suerte, la ficción contemporánea también ha sabido representar figuras maternas realistas, que no siempre anteponen la felicidad de los demás a la suya propia, no disfrutan de la maternidad a cada segundo de su vida y ejercen la sana costumbre de quejarse cuando les viene en gana. Este es nuestro pequeño homenaje a las madres, representado en cinco grandes personajes televisivos.

Elisabeth Jennings (The Americans)

Keri Russell - El Palomitrón

La relación de Elisabeth y Philip Jennings con sus hijos está cimentada sobre una gran mentira: ambos son espías rusos fingiendo ser una familia acomodada en Washington, D.C. Nacidos en EE.UU., ni Paige ni Henry sospechan que sus padres no se parecen a los aburridos agentes de viajes que fingen ser.

Si durante el recorrido argumental de la serie Philip puede tener ciertas crisis de moralidad, el personaje interpretado por Keri Russell muestra unas convicciones políticas tan férreas que su forma de entender la maternidad es jugarse a diario la vida por un mundo mejor para sus hijos. Aunque para ello haya que espiar, prostituirse, robar y asesinar a quien haga falta.

Sam Fox (Better things)

Pamela Adlon - El Palomitrón

Sam (Pamela Adlon) es una actriz divorciada, madre de tres hijas e hija de una señora desequilibrada. Sus hijas están en edades complicadas (pre, post y plena adolescencia) y ser actriz secundaria mayor de 40 años no es precisamente un camino de rosas en Hollywood. Llegar al final del día sin que nadie de su familia haya muerto accidentalmente o asesinado por ella misma ya es todo un logro.

Tras dos brillantísimas primeras temporadas, la tercera (más irregular) gira en torno al estado semi depresivo de Sam, que lleva muchos años siendo “97% entregada y 3% egoísta”, algo que acaba con la salud mental de cualquiera. Cada episodio de la serie nos recuerda lo ingrata que puede llegar a ser la maternidad y lo estúpidos que somos durante la pubertad.

Grace Hanson (Grace & Frankie)

Jane Fonda - El Palomitrón

Construir un imperio en el mundo de la cosmética no se consigue por arte de magia. Grace Hanson (Jane Fonda), ha invertido tanto tiempo de su vida en su empresa Say Grace que no llegó a descubrir hasta la vejez que estaba casada con un hombre homosexual. Sus dos hijas nunca han encontrado en ella a esa figura materna dócil y complaciente, y su concepto de la crianza se acerca más al acompañamiento hasta una vida autónoma y, a partir de ahí, dejarles volar.

Grace tampoco cumple el perfil de abuela redimida que compensa con sus nietos el tiempo que no pasó con las hijas. En más de una ocasión olvida el nombre de los niños, y no precisamente por problemas de salud. ¿Algo que nunca olvidaría? El nombre de su marca de vodka favorita.

Carmina Calduch (Merlí)

Ana-María-Barbany-imagen-El-Palomitrón

La Calduch, como todo el mundo le llama, es una dama del teatro catalán a la que, muy a su pesar, casi toda la gente conoce por haber protagonizado un anuncio de paté. Viuda desde hace varios años, su carrera profesional sigue en activo y disfruta de la soledad en su piso de Barcelona hasta que Merlí y Bruno, su hijo y nieto, se instalan temporalmente a vivir con ella por problemas económicos.

Pese a lo mucho que quiere a ambos, Carmina (Ana María Barbany) no para de protestar por su espacio invadido y les hace saber en repetidas ocasiones que no deben apoltronarse en su casa. La Calduch no es una yaya de abrazos y mimos, pero su brillantez y elocuencia a la hora de guiar y aconsejar a los dos hombres de su vida ya la quisieran muchos de sus abuelas.

Petra Solano (Jane the virgin)

Yael Grobglas - El Palomitrón

Demasiado tiene con que lidiar Petra (Yael Grobglas), con un ex marido psicópata obsesionado con ella, una madre criminal y una hermana gemela temeraria como para estar pendiente de biberones y maxi cosis. Además de regentar el Hotel Marbella, la migrante checa tiene que luchar cada día por la seguridad de sus gemelas. Que hayan llegado vivas a la quinta temporada ya le convierte en una súper madre. 

Pese a la locura narrativa de la serie, parodia de las telenovelas que a su vez bebe argumentalmente de ellas, la representación de sus distintos personajes maternos no puede ser más verosímil. En contraste con el perfil de mamá-oso que cumplen Jane y su abuela Alba, Petra ha tenido que aprender a ser madre sobre la marcha, sin ningún instinto mágico que le guiara en los cuidados y evolucionando a base de ensayo y error. Hay una cosa en la que nunca falla: celebrar el brunch familiar de los domingos para que las gemelas aprendan que mantener una familia unida y que se cuida les hará más fuertes.

Fon López

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

He crecido viendo a Pamela Anderson correr a cámara lenta por la arena de California, a una Carmen Maura transexual pidiendo que le rieguen en mitad de la calle, a Raquel Meroño haciendo de adolescente con 30 años, a Divine comiendo excrementos y a las gemelas Olsen como icono de adorabilidad. Mezcla este combo de referencias culturales en una coctelera y te harás una idea de por qué estoy aquí. O todo lo contrario.