Compartir

Crítica Mary Shelley

LOS ANTECEDENTES

La escritora británica Mary Shelley es conocida mundialmente por haber sido la autora de una de las obras más influyentes de la literatura universal: Frankenstein. Esta obra ha tenido infinidad de adaptaciones cinematográficas, incluso desde los inicios del cine, mientras que la vida de la autora ha sido muy pocas veces llevada a la gran pantalla, aunque destaca Gothic (Ken Russell, 1985).

Este biopic está dirigido por Haifaa Al-Mansour, una directora que sorprendió a todo el mundo con su primera película, La bicicleta verde (y es la primera mujer directora de Arabia Saudí). Mary Shelley está encarnada por Elle Fanning (La seducción, The Neon Demon, Super 8).

LA PELÍCULA

La película nos cuenta la adolescencia de Mary Shelley, desde que conoce a su pareja Percy Shelley hasta que publica su libro Frankenstein. También el filme se centra en la relación familiar que tenía con su padre y su hermana Claire. A través de estos lazos, y las relaciones y las circunstancias que la rodean, podemos observar qué aspectos influyeron en la escritora para escribir su obra maestra y todo lo que había detrás de su mente, para descubrir la psicología de un genio.

La película es correcta y no se hace nada aburrida, pero uno de sus problemas es que se centra demasiado en la vertiente más romántica de la historia. Así, buena parte del largometraje es una historia de amor que levemente toca aspectos que podrían haber sido también muy interesantes, como el proceso creativo de Mary Shelley o las propias circunstancias a las que se enfrentó la autora por el mero hecho de ser una mujer, un tema que recoge la película, pero ya en su último tramo.

Técnicamente la película es aceptable: recrea de una forma fiel la Gran Bretaña del siglo XIX, pero tampoco hay nada que no se haya visto antes. Lo único que sobresale por encima de todo es una banda sonora mágica y conmovedora.

ELLOS Y ELLAS

Elle Fanning está muy bien el papel principal: lleva la película en sus hombros y resulta creíble en todos los momentos de la vida de Mary Shelley, desde su embarazo hasta el duelo que sufre por la pérdida de su hijo, e incluso en los momentos más románticos con Percy. La intérprete demuestra una vez más que es una de las actrices más prometedoras de los últimos años. En el papel de Percy encontramos a Douglas Booth (Loving VincentEl destino de Júpiter), un actor carismático que tiene buena química con Elle Fanning y que resulta muy convincente.

Entre los actores secundarios hay que destacar a Bel Powley como la hermana de Mary, y también a Stephen Dillane como el padre. Por otro lado, el actor Tom Sturridge, que interpreta a Lord Byron, opta por hacer un retrato del personaje caricaturesco y sobreactuado.

El problema es que los personajes secundarios que no están muy bien desarrollados y sus subtramas no tienen demasiada importancia y son innecesarias, como el romance entre su hermana y el escritor Lord Byron, y al que se le da una importancia excesiva en la película.

LA SORPRESA

La sorpresa es ver a la actriz de Juego de tronos Maisie Williams como Isabel Buster, en un papel muy pequeño pero que deja huella.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

La secuencia más destacada es la escena en la que Mary Shelley intenta publicar su obra por diferentes editoriales de Londres y el esfuerzo extra que le conlleva por ser mujer. Es muy interesante ver cómo tenían que vivir las mujeres escritoras en aquella época y cómo su arte era tan ninguneado que la única salida consistía en publicar de forma anónima.

TE GUSTARÁ SI…

Si te gustan los retratos de grandes iconos de la literatura, si eres fan de Frankenstein o simplemente te apasionan los romances problemáticos.

LO MEJOR:

  • Elle Fanning.
  • Su banda sonora.

LO PEOR:

  • El retrato de Lord Byron por parte del actor Tom Sturridge.
  • Cierto “amarillismo” en la historia.

 

Sergio Martínez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.