El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

MANHATTAN SIN SALIDA

ANTECEDENTES

Chadwick Boseman nos gusta y sabemos que a muchos cinéfilos también. Se podría decir que ese es el punto de partida, hacer una peli por y para el actor. El género de suspense policíaco nos ha otorgado grandes perlas del cine para los amantes del mismo, como Se7en, la protagonizada por Al Pacino 88 Minutos o Zodiac. Manhattan sin salida es una de las cintas policíacas que está bien para entretenerse, pero no da ningún paso más allá. La fecha de estreno es el próximo 14 de febrero, por lo que es una excusa perfecta para ir al cine en San Valentín. 

El protagonista de la historia es André Davis, un policía de Nueva York conocido por haber disparado a asesinos de policías en numerosas ocasiones. Un robo que deja ocho oficiales de la NYPD muertos es su oportunidad de redimirse junto con la representante de narcóticos Frankie Burns (Sienna Miller). La famosa isla Manhattan queda sitiada durante horas para poder dar caza a los dos responsables del robo y los asesinatos.

‘Manhattan sin salida’

LA PELÍCULA

La ficción dirigida por Brian Kirk y producida por los hermanos Anthony y Joe Russo (Vengadores) sabe que su punto fuerte es Nueva York y lo aprovecha al máximo. La ciudad es un personaje más (casi se podría decir que el principal) y ver todos sus callejones y entresijos sin ciudadanos es un placer para todos los amantes de las películas post-apocalípticas o similares como lo somos nosotros. 

Otro de los aspectos más destacables de la cinta son la profundidad de personaje que tienen los dos ladrones (bastante más que la inspectora Burns, vendida como co-protagonista). En concreto, el interpretado por Stephan James, Michael, es un ciudadano afroamericano cuya vida no ha sido fácil y te permite hacer una reflexión interna bastante poderosa. De hecho, las píldoras que nos deja ver la cinta sobre su pasado nos hacen querer, incluso, que consiga escapar de Manhattan y arrastre con él la corrupción de las comisarías neoyorquinas. 

La cinta tiene muchas tramas y subtramas por lo que, en ocasiones, no puede evitar quedar como un amalgama de tiras y aflojas, un todos contra todos que no llega a convencer. Sin embargo, prácticamente todos los personajes tienen una parte buena y otra no tanto, lo que permite identificarse con ellos dejando de lado los estereotipados poli bueno, poli malo y ladrones horribles.

ELLOS Y ELLAS

André Davis lleva prácticamente él solo todo el peso de la película, compartiéndolo la primera mitad de la película con Michael y la segunda con el capitán McKenna, a quien da vida el icónico J.K Simmons. La relación entre Davis y Michael es mucho más creíble y a nuestro parecer, profunda, pues el ladrón parece ser un punto de inflexión para el inspector, sus ideales y sus deberes como policía. 

Respecto a los personajes femeninos, solo hay uno en toda la película, Frankie Burns. Parece que los creadores se han encargado de tener presencia de actores afroamericanos en la ficción (lo cual también es muy necesario) y han dejado a los personajes femeninos de lado. El interpretado por Miller carece de personalidad y es totalmente incoherente, casi parece una marioneta de McKenna y Davis. La sensación que deja es de haber dado el personaje a una mujer por el simple hecho de tener una mujer en la película, sin pararse a profundizar en el mismo y a darle la importancia que cabría tener teniendo en cuenta que los otros tres personajes masculinos son bastante completos y piensan y se mueven por sus propias acciones, al contrario que la inspectora de narcóticos. 

En definitiva, es una película mucho más de ellos que de ellas. A pesar de que intenta modernizarse con la presencia de dos actores afroamericanos entre los personajes principales, han dejado totalmente de lado a las mujeres, dando la impresión entonces de quedarse “coja”. 

‘Manhattan sin salida’

LA SORPRESA

Realmente (y no es de esperar teniendo en cuenta la trama y el género del filme) no hay muchas sorpresas durante la duración de la película, de hecho las que hay las van racionando de tal manera que acabas por esperarlo, pero esto no quiere decir que no funcione. 

Quizá, lo más sorprendente bajo nuestro punto de vista es cómo el personaje del ladrón tiene un arco enorme para el tiempo que participa en la cinta, comenzando con un chiste machista y terminando por hacer ver las desigualdades de clases y/u origen y la corrupción a la que se enfrenta el mundo actual.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Hay una escena en el metro (quizá la podríamos llamar el enfrentamiento final entre Davis y Michael) que todo se alarga y mucho, pareciendo una escena sacada de una sitcom. En la misma, ambos personajes están parando el metro de Nueva York mientras se miran, uno a cada extremo del vagón. La tensión al comienzo está bien, pero la escena dura tanto que es inevitable reírse.

TE GUSTARÁ SI…

Eres un amante de los thrillers policíacos o si quieres ver a Black Panther en otro terreno interpretativo muy diferente. La película es entretenida, aunque sería mejor con diez minutos menos.

LO MEJOR

  • La profundidad de Michael 
  • La representación del cuerpo policial 

LO PEOR

  • En ocasiones el ritmo es muy lento
  • No le han dado nada de importancia al único personaje femenino que hay
  • La historia es lo que te esperas, no sorprende 

Marta G. Diezma

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comunicadora enamorada de las series. Soy un cóctel de Leslie Knope, Gina Linetti y OA. ¡Probablemente esté viendo una ahora mismo!