El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

fotograma de La Gomera
#16FESTIVALSEVILLA CINE CRÍTICAS

LA GOMERA

LOS ANTECEDENTES

Corneliu Porumboiu dirige y firma el guion de La Gomera, su primera película completamente de género, nacida después de que el director descubriera el silbo gomero, el único idioma silbado del mundo.

Antes de La Gomera, Porumboiu ya tenía en su haber un corto, dos documentales y cinco largometrajes, convirtiéndose en uno de los directores más reputados y con mayor potencial de Rumanía.

Desde que sacó 12:08 al este de Bucarest en 2006, su mejor película hasta el momento, el director ha estado jugando con distintos géneros en filmes como Policía, adjetivo (2009), Cuando cae la noche sobre Bucarest o Metabolismo (2013) o El Tesoro (2015).

Con La Gomera deja la experimentación para pasar a una nueva fase más madura en la que abraza el genero noir sin complejos.

LA PELÍCULA

Bautizada como The Whistlers fuera de España, La Gomera es un thriller de policías, mafia y narcotraficantes que se desarrolla entre Bucarest y la pequeña isla canaria. 

En la película seguimos a Cristi (Vlad Ivanov) un policía corrupto que va a recibir una nueva misión de la mafia. Sus compañeros policías, destacando la jefa de la unidad antidroga (Rodiga Lazar), desconfían de él y pronto lo pondrán a prueba.

A la vez, la encarcelación de Zsolt, uno de sus jefes en la mafia hará que desemboque un viaje a La Gomera y una situación complicada, de la que Cristi hará todo lo posible por salir ileso y salvar a Gilda, una femme fatale que es también su contacto de confianza en el grupo criminal.

Al más puro estilo de The Affair, la película se divide en diferentes apartados en el que cada uno de los personajes es el protagonista, aunque siempre sin dejar de lado a Cristi, que es el hilo conductor de la misma.

Con un juego de flashbacks, vemos qué es lo que ha llevado a Cristi a La Gomera y cómo se ha visto envuelto en una situación muy complicada. Al final, los flashbacks desaparecen y los tiempos vuelven a ser convencionales una vez que la misión de La Gomera ha culminado.

Escena de La Gomera

ELLOS Y ELLAS

El protagonista Vlad Ivanov tiene el mayor peso de la película y hace un papel bastante aceptable. Aun mejor está Cathrinel Marlon, famosa modelo e instagramer rumana, a la que el papel de femme fatale le queda como anillo al dedo y al que le saca mucho provecho.

También hay que mencionar el más que notable papel de la jefa de policía, Rodica Lazar, la única que tiene la capacidad de vender una ambigüedad muy interesante para el juego de traiciones que plantea la película.

Por último, entre los españoles destaca Agustí Villaronga como Paco, el jefe de los mafiosos gomeros. Villaronga, conocido por ser el director de películas como Pa Negre, ganadora del Goya a mejor película en 2011, El Rey de La Habana (2015) o Incierta Gloria (2017), hace un papel estupendo como villano.

LA SORPRESA

La película cuenta con un sinfín de traiciones cruzadas. Hablar de una única sorpresa es quedarse más que corto. Las sorpresas se van sucediendo a lo largo de todo el filme, en el que nada es lo que parece en un primer momento.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

La trama principal se ha resuelto y un plano cenital nos muestra el resultado.

Nos damos cuenta que es imposible ganar el juego sin conocer a todos los jugadores. La película habría mejorado mucho sino hubiese tratado de alargar el final con un epílogo que resta.

La protagonista de La Gomera con una pistola

TE GUSTARÁ SÍ…

La Gomera te gustará si has disfrutado Hierro o te gustan los thrillers de policías y narcotráfico.

LO MEJOR

  • El recurso al silbo gomero como elemento criminal
  • Cathrinel Marlon como femme fatale
  • El ritmo
  • El juego de traiciones cruzadas del guion

LO PEOR

  • Haber alargado la película tras el momento que debería haber sido el final
  • Cierta pretenciosidad con el montaje, cuando realmente funciona por ser una historia convencional
  • No haberle sacado todo el partido posible al silbo gomero y a los paisajes de la isla

Pablo Herrera

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

He crecido viendo a Pamela Anderson correr a cámara lenta por la arena de California, a una Carmen Maura transexual pidiendo que le rieguen en mitad de la calle, a Raquel Meroño haciendo de adolescente con 30 años, a Divine comiendo excrementos y a las gemelas Olsen como icono de adorabilidad. Mezcla este combo de referencias culturales en una coctelera y te harás una idea de por qué estoy aquí. O todo lo contrario.