Compartir

Netflix ha estrenado hace escasos días en su plataforma de vídeo bajo demanda Jim y Andy: The Great Beyond. Un profundo e inquietante viaje en forma de documental que nos sumerge en el rodaje de la película Man on the Moon. En ella, el famoso actor y cómico Jim Carrey da vida a Andy Kaufman, un irreverente y polémico humorista norteamericano. Desde que fue seleccionado para el papel, Jim comenzó un viaje de inmersión hacia lo más profundo de la personalidad de Andy, convirtiéndose casi por completo en él durante el tiempo que duró el rodaje.

En este necesario documental original de Netflix, Jim pone sobre la mesa aquella experiencia. Los 93 minutos de metraje son una radiografía sobre la identidad, las metas de cada individuo, sobre tocar el cielo y caer y sobre cómo las experiencias son capaces de cambiar nuestra manera de ver el mundo.

Pero ¿quién es Andy Kaufman? Antes de comenzar, es importante que hablemos un poco de este curioso cómico. Andy fue un actor y humorista estadounidense cuya filosofía fue siempre desconcertar más que hacer reír. Su forma de hacer humor era siempre muy peculiar y polémica, y era más un artista de variedades que un cómico al uso. Entre sus apariciones más reseñables destacan la vez que se enfrentó en televisión al luchador de lucha libre Lawler, sus apariciones en Saturday Night Live, su papel en la sitcom Taxi o su iniciativa de empezar a luchar contra mujeres en la lucha libre. Una vida de comedia y desconcierto que terminó en 1984, cuando Andy enfermó de cáncer de pulmón. A la edad de 35 años murió, o eso dicen. Porque incluso hoy en día hay quien piensa que todo aquello fue algo programado y que no fue más que otra performance más del humorista.

Ahora que ya conocemos un poco la vida del protagonista de Man on the Moon, es momento de entrar en materia. El documental comienza con un cano y barbudo Jim Carrey hablando, con cierta nostalgia en la mirada, de su yo del pasado. Este Jim de 1999 trabaja duro para conseguir el papel para interpretar a Andy Kaufman y lo consigue. A partir de aquí, el actor nos cuenta cómo su idea para interpretarlo fue traer de vuelta al propio Andy. Este documental contiene imágenes de metraje grabadas durante el rodaje de Man on the Moon. En ellas queda retratada la impresionante (y a ratos perturbadora) transformación de Jim Carrey en Andy Kaufman y en los personajes que este interpretaba. Su cambio de personalidad fue tan radical que hasta fuera de cámara seguía con su interpretación. Incluso Miloš Forman (Alguien voló sobre el nido del cuco), director del filme, o el elenco de actores (Danny DeVito, Courtney Love o Paul Giamatti) lo trataban como si fuera Andy.

La idea inicial de Jim era que, con las imágenes del rodaje, se hiciera un documental sobre una experiencia inmersiva de interpretación. Pero las imágenes del rodaje resultaron ser tan extravagantes que la propia productora, Universal Pictures, prohibió que vieran la luz. Según argumentaron, esta decisión se tomó debido a que esas grabaciones podían dañar la imagen de la película y la del propio Jim Carrey. ¿Llevó Jim su iniciativa demasiado lejos? Probablemente sí, pero eso era justo lo que hubiera hecho Andy Kaufman.

Después de demostrar su valía multifacética y ser uno de los actores mejor pagados de Hollywood, Jim Carrey desapareció. El encargado de dar vida a Ace Ventura, o de enamorarnos con actuaciones tan cercanas como la de El show de Truman o Eternal Sunshine of the Spotless Mind (¡Olvídate de mí!), dejó de hacer películas y se esfumó de las primeras planas, refugiándose en una vida de relativo anonimato.

Entonces la pregunta ahora es obligada: ¿Quién es a día de hoy Jim Carrey? A esa cuestión intenta dar respuesta el actor en Andy y Jim, a través del rodaje de Man on the Moon, de sus experiencias como actor y de sus ambiciones personales (o la falta de ellas). El poso que dejó en Jim el convertirse en Andy es evidente. Quizá Jim Carrey solo quiera vivir sus últimos años de forma reflexiva y tranquila, lejos de las cámaras y el bullicio. O quizá solo quiera hacer una última performance y desaparecer como lo hizo Andy.

Mikel Iturbe

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.