Compartir

Valerian y la ciudad de los mil planetas home videoLo teníamos claro antes de verla. Y con su estreno en verano nuestras dudas fueron despejadas. Valerian y la ciudad de los mil planetas ha dado a 2017 lo que otros blockbusters han sido incapaces de concedernos: imaginación y creatividad desatada. Porque lo último de Luc Besson ha supuesto uno de los ejercicios visuales más potentes del pasado año, una orgía de efectos especiales que han envuelto como un guante esta complicada space opera que adapta (y con muy buena nota) la serie de novelas gráficas Valerian y Laureline, una serie mítica del cómic francés que veía la luz en 1967 y de la que el director quedó prendado de pequeño, aunque curiosamente ha sido en los últimos años cuando la idea de llevarlas al cine le empezó a rondar la cabeza.

Solo Luc Besson, uno de los directores más visionarios del cine europeo, y quizá uno de los pocos que siga aplicando su impronta de autor en la selva del cine comercial, podía enrolarse en una odisea de este calibre, y de nuevo rodeado de sus habituales ha conseguido alumbrar la montaña rusa de escenarios, localizaciones, razas y planetas que conforman Valerian la ciudad de los mil planetas.

Y en nuestras manos, su edición Blu-ray+ digibook, una guía obligatoria para el viajero espacial que quiera bucear en el universo de la película y descubrir su farragoso proceso creativo, en el sobresale no solo la capacidad de adaptación del cómic original, sino también la habilidad de los equipos involucrados en la producción para crear nuevas localizaciones exclusivas de la película, totalmente acordes con el espíritu de los cómics.

El contenido adicional

El trabajo para esta edición eOne Films es bastante notable y asegura una recompensa muy reconfortante al comprador de la edición. A su libreto de más de 20 páginas hay que sumarle sus contenidos audiovisuales, así que la experiencia de compra resulta bastante positiva una vez hemos caído rendidos ante nuestros impulsos consumistas. Pero vayamos por partes.

El digibook

A lo largo de sus más de 20 páginas, bien estructuradas y bien dotadas de imágenes complementarias, nos vamos a encontrar con un recorrido exhaustivo por el proceso de creación de la película. Sus referencias y fuentes, el casting, los retos de producción o sus efectos especiales conforman buena parte del material que tenemos entre manos. Sin olvidarnos de un último tramo que se centra en su reparto, recuperando con una buena cascada de datos los hitos profesionales de cada actor y actriz, y muchos aspectos ligados a sus carreras, que siempre es bueno saber, o refrescar. Para cerrar este capítulo con buena nota, se acierta también al dotar de visibilidad a los responsables de departamento, que en una producción de este calado salta a la vista que han tenido mucho que oír, leer (especialmente si hablamos de la mente de Besson) y plasmar.

Valerian home video

 El contenido adicional de Valerian

En el disco encontramos tres apartados dedicados a los extras:

Ciudadanos de la imaginación: cómo se creó el mundo de Valerian (59:02)

El más largo, y también el más completo. En este bloque descubrimos el origen de la película y cómo Besson empezó a darle vueltas al proyecto. Un proyecto en el que el uso del croma como decorado ha sido continuo, resultando muy llamativo el tremendo esfuerzo de los departamentos en diseñar prácticamente toda la película a golpe de ordenador. Porque la película recuerda mucho a El quinto elemento, salta a la vista, pero se distancia de ella en que el clásico rodado por Luc Besson en 1997 contenía 188 planos retocados digitalmente, frente a los 2734 que ha sido necesario retocar en esta fantasía galáctica, en la que destaca la escena que abre la película y que se desarrolla en “El gran mercado”, totalmente inventada para la película y planificada a dos niveles, el real y el virtual. Y pese a que repasamos a la galería de celebridades que prestan sus servicios a la cinta (Clive Owen, Ethan Hawke, Rihanna o el mismísimo John Goodman, entre otros nombres), el foco recae sobre su pareja protagonista, los actores Dane DeHaanCara Delevingne. El casting, su relación con el resto del equipo y la gran química entre ambos (detrás y delante de la cámara) quedan patentes en este bloque, que incorpora numerosos momentos de tomas falsas y bromas entre toma y toma.

Mención aparte merece el excepcional trabajo en efectos especiales del que hace gala la cinta, y que puede barajarse como uno de los despliegues más vistosos que hemos visto en el cine en los últimos años. Nada es gratuito, porque en su diseño han estado involucrados tres de los estudios más punteros del planeta: Weta, cuya labor se ha centrado en dar vida a la galería de razas que desfilan por la película; ILM, responsables de la colosal secuencia que abre la película y que recrea un gran mercado virtual con 1 millón de tiendas y 500 plantas (ojo, que hablamos de 22 minutos de secuencia); y Rodeo, una empresa canadiense con la difícil labor de plasmar en imágenes la estación Alpha (necesitaron dos equipos completos para recrear una estación espacial de cerca de 30 secciones), la nave de Valerian y Laureline y la espectacular batalla final.

Valerian Home VideoCápsulas de producción (37:01)

15 píldoras que también pueden verse del tirón y que vuelven a frecuentar aspectos del rodaje y labores concretas de diseño (personajes, localizaciones, etc.).

Galería de imágenes (57 imágenes)

No podía faltar la sección dedicada a las ilustraciones de conceptos (los conocidos como concept arts), primer paso para convertir en imágenes los mundos y las razas que pueblan los cómics y la cabeza de Luc Besson, un director que destaca por su desbordante imaginación y por su capacidad para recrear el universo de todas sus películas en su cabeza.

 

En definitiva, una edición muy digna y a la altura de las expectativas de los fans de la película, cuyo contenido adicional os recomendamos consumáis poco a poco, sin atracones. Porque volver a Valerian y la ciudad de los mil planetas puede convertirse en un recurso muy socorrido dada la excelencia de sus efectos especiales, artífices de que el título aguante más de una revisión para que poco a poco nos vayamos fijando en nuevos detalles con cada visionado.

 

Alfonso Caro

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.