Compartir

Desde que empezó la carrera de los Oscar 2017 hasta que se vio en octubre en el festival de Nueva York, Billy Lynn fue para muchas personas una de las grandes favoritas a llevarse el premio a mejor película (más algunos premios por su gran selección de secundarios). No obstante, las duras críticas que recibió en su première mundial la hicieron desaparecer de todas las apuestas. El proyecto era bastante descabellado, pero confiábamos en la capacidad de Ang Lee (Hulk) para sacar oro de obras que parecía que iban a descarrilar. En esta ocasión no fue capaz de hacerlo, pues el proyecto conllevaba demasiados elementos de riesgo.

Desde un punto de vista más positivo, Billy Lynn posee suficientes cualidades como para justificar, como mínimo, un visionado. Las más destacadas son: el variopinto pero muy eficaz reparto, el revolucionario sistema de filmación y la dirección de Ang Lee.

Los extras

Escenas eliminadas

El DVD incluye seis breves escenas que fueron descartadas del metraje final:

  • Una nación, nueve héroes (3:33 minutos): muestra un telediario en el que hablan sobre la vuelta a casa del protagonista y las actividades de pedagogía que hacen los veteranos.
  • Cena familiar (1:24 minutos): discusión familiar sobre el sinsentido de la guerra.
  • Demasiado viejo para morir por mi país (1:23 minutos): discusión con el portero de un club de striptease sobre la edad mínima para poder beber alcohol.
  • Lo que has visto (1:35 minutos): una conversación ya a salvo en casa traslada al protagonista a un momento doloroso de su época en el ejército.
  • Solo te tomamos el pelo (1:11 minutos): unos jugadores de fútbol americano le preguntan a Billy sobre la experiencia de vivir un combate.
  • Preparándose (1:13 minutos): transcurre en un restaurante en el que los soldados discuten sobre la desfilada que harán en unos minutos.

Entrando en el campo de batalla: Explorando Billy Lynn

Este vídeo de nueve minutos presenta, mediante entrevistas, todo el viaje del proyecto, desde el momento en que las personas implicadas leyeron el libro hasta el proceso de filmación. Por el camino conocemos algunos de los obstáculos que tuvieron que superar, como por ejemplo el realismo bélico frente al antibelicismo o los cambios que provocó en la iluminación y dirección de actores el revolucionario sistema de filmación.

Reuniendo el reparto

Once minutos dedicados a analizar el proceso de casting realizado por Salah Benchegra, Shay Griffin Avy Kaufman con la ayuda del director y el productor. En las entrevistas trazan paralelismos entre las características físicas y mentales de los personajes del libro y las de los intérpretes seleccionados para transportarlos a la gran pantalla. También muestran las opiniones del reparto sobre Ang Lee y su método de trabajo y sobre el motivo por el que se apuntaron al proyecto.

Recreando el intermedio de la Super Bowl

La que probablemente sea la escena más espectacular de la cinta merece una sección aparte. Son seis minutos dedicados a mirar detrás de los decorados y ver cómo prepararon semejante espectáculo glorioso. El equipo responsable había trabajado en el reencuentro de (algunos) de los Beatles y en las Olimpiadas de Pekín.

La fraternidad del combate

Mediante imágenes y fragmentos de entrevistas descubrimos el largo y difícil entrenamiento de los soldados al que sometieron a los miembros más jóvenes del reparto. Los profesionales que les asesoraron confiesan que también les enseñaron la filosofía del soldado y las consecuencias psicológicas que conlleva este tipo de vida.

En conclusión, unos contenidos extras muy bien seleccionados que informan sobre todos los elementos claves de detrás de las cámaras sin saturar a la audiencia con demasiada información. El visionado de estos resulta agridulce, puesto que dejan entrever la gran película que pudo haber sido Billy Lynn pero que finalmente no fue.

Pau Jané

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.