Compartir

Traición TVE en El PalomitrónHa pasado casi una década desde que la productora Bambú llegase a TVE con su primera saga familiar, Gran Reserva. Una década de progresión vertiginosa en la que la suerte ha acompañado de manera desigual a ambos socios. Mientras Bambú ha experimentado una progresión ejemplar dentro de la industria de ficción de nuestro país (su marca ya es un sello de calidad y personalidad que acompaña a todas sus series y las viste con su filosofía), TVE ha caminado por senderos empedrados, poniendo en jaque a la industria, a todas sus capas y niveles.

Que Bambú y TVE vuelvan a caminar de la mano, y lo hagan con un subgénero tan propio de la productora como son las ficciones de sagas familiares, resulta casi tan simbólico como prometedor, especialmente para el ente público, que estos días en Vitoria ha presentado apuestas realmente interesantes. Apuestas con las que TVE pide su sitio en el complicado panorama audiovisual actual, tan merecido como necesario.

Estructurada en 10 capítulos cuya fecha de estreno no ha sido confirmada (solo se ha desvelado que este llegará en 2017), Traición es la historia de una familia triunfadora cuya armonía desaparece con la muerte en extrañas circunstancias del cabeza de familia. Un punto de partida para dar luz verde a un complejo juego de ambiciones, recelos, resentimientos y secretos que removerá sus cimientos y amenazará con aniquilar unos lazos de sangre heridos de muerte por la codicia, y que han aguantado el tipo durante años gracias a su estructura patriarcal.

Traición TVE en El PalomitrónSu primer capítulo funciona como presentación del tablero de juego, y en él desfilan los personajes que llevarán el peso de las tramas de su relato. Ana Belén, Helio Pedregal, Nathalie Poza, Pedro Alonso, Manuela Velasco, Carlos Bardem, Belén López, Eloy Azorín o Natalia Rodríguez, son solo algunos de los nombres de un reparto que juega con su talento colectivo una de las bazas más atractivas de la serie. Una virtud, la del reparto, que se ve beneficiada por el ritmo de la narración y un insólito (y despiadado) tratamiento de las relaciones familiares, que roza el extremo en muchas ocasiones, y que asegura el entretenimiento en su visionado.

Traición TVE El PalomitrónDefinida por Ramón Campos (uno de los actuales reyes de la ficción española, y guionista y creador de la serie junto a Gema R. Neira) como “una cena de Navidad multiplicada por diez“, el primer episodio de Traición funciona como un espejo en el que cada secuencia y cada situación provocan una nueva raja en él, descubriendo la fractura interna de sus personajes y sus relaciones. Un festival de añicos que promete unos cuantos giros de guion en sus próximas entregas, y que solo limitándose a respetar el espíritu del piloto gozará de una recepción en los hogares bastante notable.

Con una cuidada partitura (Federico Jusid es una apuesta segura siempre) y una fotografía y montaje bastante notables, Traición tiene todas las papeletas para certificar el reencuentro de TVE con la productora Bambú en un terreno en el que históricamente se han mostrado imbatibles: las sagas familiares.

 

Alfonso Caro

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.