El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Martin Eden - El Palomitrón
#16FESTIVALSEVILLA CINE FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS REDACTORES

UN FESTIVAL DE SEVILLA EN CLAVE POLÍTICA

Llegamos al ecuador de un Festival de Sevilla tan político como la actualidad informativa. Quién le iba a decir al equipo de José Luis Cienfuegos hace unos meses que el certamen iba a coincidir con unas nuevas elecciones generales y que algunas de las películas presentadas iban a ser leídas en distinta clave justo cuando la ultraderecha gana músculo parlamentario en España y se suceden los golpes de estado en Latinoamérica.

Las elecciones han dejado un claro perdedor en el tablero: Albert Rivera ha pagado caro su viaje desde el liberalismo a posturas más extremas, algo parecido a lo que le sucede al bueno de Martin Eden (Pietro Marcello). La película, adaptación de la novela de Jack London, posee una brutal fuerza visual y cuenta con un protagonista (Luca Marinelli) que ha enamorado tanto en Sevilla como en Venecia y ya es uno de los favoritos para el palmarés del próximo sábado. 

Pese a lo que pueda parecer en Twitter, en esta resaca post electoral, no todos tenemos algo brillante que aportar. Algunos prefieren adoptar una postura más observacional, como el palestino Elia Suleiman, que en la comedia escrita, dirigida y protagonizada por él De repente, el paraíso no abre la boca y se dedica a observar con bastante ingenio la loca realidad que le ha tocado vivir como si fuera un Chaplin del siglo XXI.

Los hay que prefieren afianzar su discurso de clase, como el francés Robert Guédiguian, que ha viajado hasta Sevilla para presentar Gloria Mundi ante el público y charlar con la prensa: “aunque existe una contracultura y relatos disidentes, parece que en el mundo capitalista el discurso del amo se ha convertido en el discurso del esclavo; lo ha interiorizado hasta hacerlo realmente suyo”. Del mismo modo abraza el anticapitalismo el pescador protagonista de la británica Bait (Mark Jenkin). Harto de turistas que invaden su pequeño pueblo costero, entrará en conflicto con quienes se enriquecen a costa de saquear los recursos locales. 

Recuperar el pasado para comprender el presente

Longa Noite - El Palomitrón

Para entender un poco mejor el contexto político actual es necesario no olvidar quiénes fuimos y de dónde venimos. Es la posición adoptada por el gallego Eloy Enciso, que regresa a Sevilla para competir en Sección Oficial tras haber ganado en la Sección Las Nuevas Olas en 2012 con Arraianos. Lo hace con Longa Noite, que recupera textos de las víctimas de la España de posguerra. 

Para longa noite la de los libertinos expulsados por la corte de Luis XVI en Liberté, lo nuevo de Albert Serra. Un cruising nobiliario y nocturno de más de dos horas en el bosque en el que asistimos a comidas de culo y lluvias doradas entre conversaciones políticas. Serra ha dicho sobre Liberté que es “un poema sobre la lógica de la noche, improductiva y estéril”. Y quizá ese es el gran problema de la película: el concepto es el que es y la cinta dura lo que dura. La noche, por estéril e improductiva, se nos hizo algo larga, por muy bella que quedase retratada.

No sabemos qué pensará de la dudosa elección de actrices que ha hecho Albert Serra para Liberté Nina Danino, directora de Muero de tristeza llorando por ti. Si el catalán ha escogido exclusivamente intérpretes femeninas de cuerpos esculturales para su sesión de cruising (no así con sus partenaires masculinos, de todo tipo de fisionomías), la gibraltareña homenajea a las divas de la copla en sus últimos años de esplendor en este documental que relaciona a Marifé de Triana con Simone de Beauvoir, pasando por la madre de la propia cineasta. Una revisión en clave feminista de un género injustamente denostado tras el franquismo y que parece haber encontrado un nuevo esplendor. 

Fon López

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

He crecido viendo a Pamela Anderson correr a cámara lenta por la arena de California, a una Carmen Maura transexual pidiendo que le rieguen en mitad de la calle, a Raquel Meroño haciendo de adolescente con 30 años, a Divine comiendo excrementos y a las gemelas Olsen como icono de adorabilidad. Mezcla este combo de referencias culturales en una coctelera y te harás una idea de por qué estoy aquí. O todo lo contrario.