Compartir

James Bond Portada El Palomitrón

¿Por qué tenéis que verla?

Octopussy es una de las películas más entretenidas de la saga, en gran parte gracias a su decisión de no tomarse en serio y apostar por la aventura y el espionaje como sus dos grandes pilares. Vemos a Bond en la exótica India, saltando por lianas y dando protagonismo a la fauna y flora como nunca se había hecho en la saga. Y a su vez apoyándose en todos los clichés de las películas de 007 que tan bien le sientan al espía interpretado por Moore: escuchas interceptadas, disfraces, infinidad de gadgets y muchos momentos de tensión sexual.

Esta película es además recordada por la fuerte rivalidad que surgió con otra película de James Bond: Nunca digas nunca jamás, película no oficial que devolvió a Connery al papel de 007. Ambas películas se rodaron a la vez, pero cuando se estrenaron, Octopussy quedó como ganadora y recaudó 187 millones de dólares, frente a los 160 de Nunca digas nunca jamás. En cuanto a calidad, la decisión es vuestra.

 

En nuestra memoria colectiva

El agente 007 siempre ha sido un gran aficionado al juego, por lo que no es de extrañar verle saliendo con fajos de billetes de cualquier casino (Royale o no). En esta ocasión, el casino está en el interior del hotel de la India donde se aloja el espía, y el juego que le hará ganar es el Backgammon, un juego que combina el azar de los dados con grandes conocimientos estratégicos.

Bond apuesta el huevo Fabergé, dejando al descubierto a su rival que el huevo que compró no es el original. Con la tensión por bandera, se le suma al suspense la increíble suerte que parece tener Kamal Khan, quien siempre obtiene el número necesario.

La escena culmina con el británico lanzando los dados de su rival, que claramente están trucados, y ganando así la partida.

El villano

Kamal Khan es el encargado de meter a Bond en problemas en Octopussy. Un villano interpretado por Louis Jourdan que no ofrece ni tensión ni terror en prácticamente ningún momento. Pese a ser uno de los peores enemigos de la saga, sostiene una de las mejores batallas finales, con Bond sujeto al avión de Khan en pleno vuelo.

El gadget

En ocasiones el servicio secreto tiene que camuflarse, y es que no siempre puede lucirse un traje elegante y seductor. James Bond lo sabe y por eso en esta ocasión luce varios disfraces. En el clímax final, se introduce en el traje de un gorila para pasar desapercibido, y más tarde lo hace vestido de payaso.

Pero algo antes en la película le vemos utilizar un peculiar gadget de camuflaje. Es a su vez un disfraz y un barco, y simula ser un cocodrilo. Licencia para presumir.

No hay Bond sin acción

Octopussy es una película llena de excelentes escenas de acción. La pelea sobre el tren, la persecución en tuk tuk por la India… Incluso contiene una soberbia escena donde vemos a 007 huir de sus enemigos provocando reacciones en múltiples animales, desde elefantes hasta serpientes.

Con tanto a elegir es difícil quedarse con una, pero queremos destacar una secuencia breve y muy intensa protagonizada por una de las armas más míticas de la saga. La sierra yoyó, la herramienta que utiliza uno de los villanos para increpar el momento romántico de Bond y crear una escena de pelea fascinante.

Demasié pal Bondy

Este Bond es uno de los menos serios de la saga, por lo que contiene momentos que resultan algo chocantes para el agente británico más elegante del mundo. Pasar el último tramo de la película disfrazado de payaso puede resultar algo extraño, y ver al espía enfocando con una cámara el escote de una chica no contiene nada de la seducción habitual en la saga.

Pero el momento que sin duda nos parece demasiado es cuando James Bond esquiva las balas de sus rivales columpiándose a través de lianas, y ofreciendo además el conocido grito de Tarzán. Bond no es el rey de la selva, y esta escena es considerada por muchos una de las peores ideas de toda la franquicia.

007 Curiosidades

  1. Esta es la primera película de la saga que se inicia con el logo de MGM, tras su fusión con United Artists en 1982.
  2. El hotel donde se hospeda James Bond en Nueva Delhi se llama en la actualidad Hotel Octopussy, en honor a la película.
  3. En una de las escenas de persecución donde Bond es perseguid en un tuk tuk, cruza un ciclista de forma peligrosa. Ese hombre no era un especialista de acción, sino un transeúnte que no sabía que se rodaba una película.
  4. El minijet que se ve en la primera secuencia es un Acrostar BD-5J, el jet más pequeño del mundo. Mide aproximadamente 3,65 metros de largo y podía volar a más de 480 km/h.
  5. Debido a la edad de Roger Moore, se utilizaron una gran cantidad de dobles; de hecho, se abusó tanto que algunos de ellos ni siquiera se parecían a Moore.
  6. El grito de Tarzán que James lanza al pasar de liana en liana fue sacado directamente de las películas de Tarzán protagonizadas por Johnny Weissmuller.
  7. El pulpo que llevan tatuado las chicas de Octopussy es un pulpo de anillos azules, cuya mordedura es letal.

DiscoBond: su tema principal

A John Barry, el compositor principal de la saga, se le propuso hacer la banda sonora de Nunca digas nunca jamás, pero pese a verse tentado, rechazó la oferta por respeto a los creadores de la saga original. Así, acabó encargándose de la banda sonora de Octopussy, para la que escribió junto a Tim Rice la canción All Time High.

Este temazo fue interpretado por Rita Coolidge, que más tarde habló de lo interesante (y difícil) que hubiera sido escribir una canción titulada Octopussy. Finalmente cogió el título en honor a las secuencias aéreas de la película y, como de costumbre con la música de la saga, fue un éxito musical.

Ignasi Muñoz

 

ESPECIAL JAMES BOND EN EL PALOMITRÓN

¡CONSULTA TODAS NUESTRAS FICHAS!

Especial James Bond El Palomirón

TODO JAMES BOND EN MOVISTAR+

¡CONSULTA SU PROGRAMACIÓN!

Especial James Bond

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.