Compartir

Con motivo del XXIV Salón del Manga de Barcelona, y aprovechando nuestra asistencia en calidad de prensa, no queríamos dejar pasar esta oportunidad. Somos muchos de nosotros los que conocemos a las editoriales tan solo por su papel en RRSS y los títulos que van sacando al mercado. Pero es en este tipo de eventos donde puedes poner cara a todos aquellos que están detrás e incluso charlar con ellos. Nosotros queríamos hablar con una de productoras de anime más grandes de la escena actual y conocer otras caras que hasta ahora desconocíamos. En esta ocasión aprovechamos para hablar con Diego Martínez, representante de Crunchyroll España y miembro de Sekkyoku.

Sabemos que Crunchyroll lleva varios años teniendo stand propio y promocionando la marca en este evento, pero nos gustaría saber cómo se ha presentado esta nueva edición del Salón del Manga y cómo la estáis viviendo.

En líneas generales hemos percibido que se ha presentado mucha más gente que en los años anteriores. Es algo positivo, porque denota que la afición por el anime crece, por supuesto. Ha pasado mucha más gente por el stand y también hemos traído más regalos que en otros años. Como la plataforma principal de visionado de anime legal en España creo que se nota como cada vez vamos ganando más terreno y la gente nos reconoce con mucha más facilidad.

Entonces, cuando el público pasa por el stand, ¿lo hacen sabiendo que tipo de contenido ofrecéis y cómo funciona vuestro servicio?

La mayoría sí. No todos claro, siempre hay nuevos aficionados que llegan hasta nosotros pero todavía no nos conocen. También hay gente que está encerrada en la piratería y no conoce alternativas a ello. De hecho es algo que ha ido evolucionando exponencialmente, sobre todo gracias al uso de las redes sociales, ya que el apoyo del público nos ha ayudado a crecer y llegar a más personas. Al final esto es uno de los motivos por los que asistimos al Salón, para que la gente que llegue nos conozca y sepa que hay una opción legal para ver anime. Un servicio cada vez más extendido, repleto de novedades e incluso simulcast que siguen el ritmo original.

Sabemos que hay mucho público que nos conoce pero que no se encuentra en nuestro apartado de usuarios Premium. Especialmente gente joven, que no tiene acceso a tarjeta de crédito o que no puede efectuar pagos por Internet. Por ese motivo en los eventos ofrecemos tarjetas prepago con las que unirse y encontramos bastante público que pasa por los salones para ir haciéndose con ellas y extender su suscripción sin tener que utilizar el formato online.

Tenido en cuenta esta subida exponencial y hablando de las últimas incorporaciones de la plataforma, ¿qué nos puedes contar de las últimas novedades de Crunchyroll en España? Habéis añadido un catálogo muy amplio. Incluso habéis empezado a producir, con el lanzamiento de High Guardian Spice.

Realmente llevamos muchos años produciendo series. Hay un catálogo inmenso producido en Japón. Sin embargo High Guardian Spice es un producto americano por lo que la primera toma de contacto ha sido más complicada. Sin embargo, no se pretende imitar el estilo japonés, sino que toma uno totalmente propio. Al final es otra manera de seguir creciendo y de demostrar que podemos crear también contenido original para nuestra audiencia. Todo esto sin dejar de co-producir anime con Japón; sabemos que hay mucho público suscrito para poder disfrutar de lo que llega de Oriente.

Otra de las grandes novedades de este año es que habéis añadido anime doblado, además de contar con las versiones subtituladas. ¿Cómo está funcionando? ¿Qué futuro ves a esta iniciativa que parece que cada vez se expande más?

Como sabréis, lanzamos esta propuesta con un audio en español neutro pero está funcionando muy bien. De hecho en España también hay mucho público latinoamericano por lo que la acogida ha sido muy grande. Hay gente reacia a ello pero se ha optado a hacerlo de forma más genérica porque en el español hay una diversidad de acentos y terminologías muy grande. Entonces, estas últimas se han adaptado al neutro, pero los estudios son latinoamericanos por lo que el acento sigue sonando a ello. Por el momento hemos decidido darles esta oportunidad y si funciona esperamos tener también doblajes dedicados al castellano de la península, para quienes no se sientan cómodos con el acento actual.

Hablando de España. Este año habéis presentado la primera película con aparición en cines de vuestra marca, Bungou Stray Dogs: Dead Apple. ¿Cómo se presenta el futuro para este tipo de producciones? ¿Tenéis pensado lanzar más películas en cines?

Bungou Stray Dogs era una serie muy querida así que vimos la posibilidad de hacer algo más con ella. Está disponible en nuestro catálogo pero también hemos ofrecido la posibilidad de verla en algunos cines. De momento ha habido una gran acogida en Barcelona y Madrid (esta última se llenó), donde la hemos presentado así que esperamos tener la oportunidad de llevarla a más ciudades. El hecho de llevarla en audio original creo que también ha ayudado. Esperamos de todo corazón poder seguir haciéndolo.

En referencia a otras novedades del año, y que personalmente no sabemos si podría llegar a afectar a nuestro país, ¿la reciente ruptura de Crunchyroll con Funimation podría tener algún efecto sobre vuestro catálogo, concretamente el español?

A nosotros, por suerte, no nos afecta. Funimation opera únicamente en Estados Unidos, por lo que no tendremos problemas aquí. Son licencias que se adquieren para ese mercado y que nosotros no hemos visto. Podemos estar tranquilos por eso.

Respecto al catálogo presentado en 2018, uno que parece que ha tenido una gran acogida y un buen abanico de animes, ¿creéis que podemos hablar de una evolución en relación a otros años?

Sí, por supuesto. No hay más que verlo, con cada temporada tenemos más series y el catálogo no para de crecer. Es cierto que hay contenido que caduca pero incluso así intentamos recuperarlo siempre. Y con cada temporada llegan unos veinte o treinta títulos por lo que sumamos siempre al catálogo total.

La temporada de otoño ha recibido muchas obras y, a nuestro modo de ver, muy importantes, pero aún así se ha demandado mucho más. En relación a esto, ¿crees que el usuario es difícil de contentar en este sentido?

Yo lo entiendo y esto va ligado también al costumbrismo que hemos arrastrado con el espacio ilegal. Acudes a una página gratuita y tienen todos los animes de cada temporada, pero luego vas a una con un servicio de pago y tienen una porción de la misma. Pero no se ve lo que hay detrás —aunque cada vez la gente lo entiende mejor, especialmente cuando nos vienen a visitar en los eventos. Pero, es que hay un trabajo detrás. Hay que obtener licencias y localizar el contenido. Es como si pedimos a un canal de televisión especializado que nos traiga todas las series o películas de un género; es imposible. Pero por suerte este costumbrismo se va rompiendo cada vez y la gente se conciencia mucho más. Cada vez hay más apoyo.

Europa cuenta con un número determinado de licencias que no siempre coinciden con las de otros países. ¿Qué tenéis en consideración para escoger las licencias de cada territorio? Goblin Slayer, por ejemplo, se encuentra en América pero no aquí, incluso siendo una de las más sonadas de la temporada. ¿A qué se debe? No solo esa obra en cuestión claro, sino este tipo de decisiones en general.

Me gusta que me hagáis esa pregunta (risas). Los mercados y los medios siempre son distintos. Incluso el “caché de las series” es distinto. Entonces adquirir licencias para Europa, porque no lo hacemos a nivel de países —exceptuando series a nivel local o incluso en nuestro caso, en beneficio con los países latinoamericanos—, como habéis dicho, es diferente que hacerlo para otras regiones. Cada mercado tiene sus exigencias y, digamos “bloqueos” y Europa no es precisamente sencillo. Utilizamos PEGI para limitar el visionado, como ocurre por ejemplo con How NOT to Summon a Demon Lord o Angels of Death y creo que sería imposible ver estas obras en televisión, por ejemplo. Pero aún así las barreras siguen estando allí a la hora de comprar licencias.

A la hora de valorar una licencia para su posterior compra, ¿suele tener mucha importancia el hecho de que tenga el manga editado en nuestro país? Por ejemplo, cuando lanzasteis la primera temporada de Golden Kamuy vimos que hubo una suerte de colaboración bilateral con Milky Way Ediciones, que publican el manga actualmente y además coincidía bastante el contenido —al menos en la primera temporada—.

Lo cierto es que tenemos muy buena relación con Milky Way Ediciones, son muy agradables y colaborativos. Pero no lo limitamos a ellos; nos encanta trabajar con las editoriales españolas y siempre que tenemos una licencia en común buscamos colaborar de alguna manera porque compartimos una afición por esa obra y es algo que siempre gusta al público. Ya sea porque descubren el anime a través del manga o viceversa. Lo vimos especialmente con The Ancient Magus Bride, que aún se mantenía como obra de nicho. Insisto, es muy importante compartir la afición, porque como seguidores queremos tenerlo todo: manga, anime, figuras…

Una curiosidad, si nos permites claro (risas). Actualmente podemos ver Crunchyroll en un gran abanico de dispositivos pero no directamente en Smart TV. ¿Pensáis en crear una aplicación para ello?

Sí, se encuentra disponible en smartphones, consolas, tablets, chromecast… y en ordenador, por supuesto. El problema de las Smart TV es que cada marca tiene su propio sistema por lo que no podemos lanzar una aplicación general para que disfrutéis de Crunchyroll en todas partes. Nuestra máxima es ofrecer el mejor catálogo con la mejor calidad y sabemos que en este caso no es posible.

De alguna manera siempre se puede enviar a la televisión. De todos modos, como ya sabréis —y después de muchos años de pruebas— hemos lanzado ya la versión de nuestro navegador se encuentra disponible en HTML 5 por lo que también es posible acceder desde una Smart TV usando el navegador. Nuestra meta es expandir las posibilidades todo lo posible.

Teniendo en cuenta todo lo que nos has contado, ¿cómo se plantea el crecimiento de la plataforma de cara a 2019?

Por el momento el crecimiento está siendo exponencial. Y 2018 ha sido un año muy bueno, por lo que esperamos que el año siguiente sea un reflejo de este crecimiento. Tocaremos madera.

Pasando ahora a tu trabajo en Sekkyoku, aunque no pueda estar Natalia en esta ocasión aunque es como si estuviera, cuéntanos ¿cómo nació el canal?

Bueno, Natalia no ha podido estar aquí porque el embarazo está en un estado muy avanzado ya, pero le habría encantado. El canal de Youtube nacía a través de mi afición por Dragon Ball. De hecho creo que mi primer vídeo era una guía para reconocer imitaciones de figuras de la saga. También me gustaba hacer tutoriales de dibujo pero luego Natalia comenzó a hacer sus propios vídeos individuales sobre lo que veía, hasta que un día empezamos a hacer vídeos juntos.

La diversidad de opinión que teníamos, algo que se vio mucho en Citrus, empezó a gustarle mucho al público. Creo que es porque se nota que es una relación de confianza, que no es nada actuado. Llevamos muchos años juntos y hay una naturalidad para hablar y discutir sin malicia; hay cariño.

En relación a esta obra, ¿qué ha supuesto realmente Dragon Ball para vuestro canal y para vosotros?

Más que lo que ha supuesto para mi canal es lo que ha supuesto para mi vida. Eso es lo que creo que he transmitido al canal y no viceversa. Y es que Dragon Ball fue lo que me llevó a empezar con todo. Yo trabajé como dibujante durante muchos años y entré principalmente a través de mi afición por la obra. Esto me ha ayudado a ir creciendo poco a poco y quiero decir que, quien tenga ilusión y ganas por algo que siga adelante y no lo deje porque puede lograrlo y yo estoy aquí para demostrarlo.

Dragon Ball Super supuso un impacto para el canal y se notó el cambio de dirección cuando terminó. Una dirección que hemos visto se ha ampliado a un contenido más diversificado y que, personalmente, nos gusta bastante y creemos que a mucha gente también. ¿Qué os llevó a decidir ese cambio? ¿Seguiréis con él aunque vuelva Dragon Ball?

Es una pregunta importante porque cuando empezamos yo no sabía ni que existían las reacciones. Pero a la gente le gustó mucho el ver como lo veíamos y sentíamos, porque realmente no mostrábamos nada de la serie para no entrar en lo ilegal. Después nos enteramos de que se conocía como reacciones y que ya se movían en otros países, pero aquí no había nadie más que lo hiciese. Pero no nos sentíamos cómodos haciendo lo mismo con otras obras. Y no todos los animes se pueden disfrutar de la misma manera, hay algunos que piden estar concentrado, sin hablar.

Así que realmente una vez acabado Dragon Ball y Boku no Hero Academia creo que la necesidad de hacer reacciones se pierde porque no tienen la misma gracia ni el mismo sentimiento. Hay más cosas, porque se puede seguir hablando o seguir haciendo reviews, entre otras muchas. Me gusta llevar diversidad al canal, no quedarme encajado en lo mismo.

Realmente el público varía mucho. Todo depende de que es lo que nos pidan. Porque no toda persona que se queda por las reacciones sigue viendo los vídeos una vez cambiamos el registro y viceversa. De hecho, si vuelve Dragon Ball querremos saber qué opina el público antes de hacer nada. Ahora se está sumando gente que quizás no quiera seguirnos si pasamos a hacer reacciones. Entonces, lo importante no es cuánta gente nos vea, sino que prefieren disfrutar, porque tampoco queremos hacer algo que no nos apetezca. Si vuelve Dragon Ball estaría encantado de volver a reaccionar a ello, pero no voy a dejar de hacer el contenido que hago ahora, porque disfruto mucho de esa variedad. Me gusta que la gente me conozca a mí, como persona.

Si pensamos en el terreno laboral y la compatibilización del tiempo con todos los demás aspectos del día a día, ¿cómo consideráis vuestro canal: es otro trabajo más para vosotros o más bien un hobby?

Natalia tiene su trabajo y yo tengo el mío. Entonces el canal es solo un hobby; algo aparte. De hecho he visto como youtubers, creadores de contenido, se pasaban a las reacciones al ver como crecíamos. Pero yo no tengo esa necesidad; es una de las razones de los cambios de mi canal, quizás la más importante. Porque puedo permitirme el lujo de hacer lo que quiera con el canal y prefiero tener 10 suscriptores que disfrutan de lo que hago que no 100 o 1000 suscriptores que entren solo por ver estas reacciones. Al tener mi propio empleo y no tener la necesidad de ganar dinero con ello prefiero hacer contenido que me guste más y que la gente pueda disfrutar. Al final siento que se nota en como fluye todo y en la naturalidad de los vídeos.

De hecho he hecho reseñas de obras que aparecen en Crunchyroll o Selecta Visión por la proximidad con el público pero nunca enlazo mi trabajo con el canal, que es mi ocio. Seguramente mucha gente que esté leyendo la entrevista ahora mismo se entere de que trabajo en Crunchyroll, porque nunca lo he dicho ni pretendo conectarlos de ninguna forma. No quiero influir a la gente ni que piense que hago lo que hago por mi trabajo. A Goblin Slayer, por ejemplo, le dije maravillas y no se encuentra aquí siquiera.

Dejando Sekkyoku de lado, nos gustaría pasar a tu faceta como dibujante, una que nosotros admiramos bastante y nos gustaría conocer, al igual que muchas personas que os siguen, desde cuándo te dedicas a ello y cómo surgió en tí este hobby. 

Bueno, empecé a dibujar desde que tengo uso de memoria. De hecho recuerdo dejar todas las paredes de casa de mis padres llenas de garabatos siendo aún un bebé. Siempre he amado dibujar. Ahora dibujo muy poco por el canal y el trabajo, pero lo disfruto mucho. Como os decía antes, he pasado por varias empresas de diseño gráfico y he trabajado como ilustrador e incluso he ganado algunos premios nacionales y he tenido la oportunidad de diseñar portadas para libros o revistas, como Hobby Consolas. A nivel artístico he tenido muchas oportunidades, aunque ahora mismo tengo poco tiempo y hago poco más que dibujar en la barriga de Natalia (risas). Mi último trabajo es el de la portada de Dragon Ball Dai Budokai, que corre a cargo de Antonio Sánchez y Daniel Quesada, de Hobby Consolas.

Entonces, ¿has estudiado algo relacionado con las artes gráficas o eres autodidacta?

Es algo innato. He hecho algún estudio, pero siempre ha sido algo que he arrastrado desde pequeño. Recuerdo estar metido en la cama viendo la tele y al ver las siluetas de los personajes me retaba a mi mismo a perfilarlos mentalmente antes de que cambiase de escena. Estudié, más adelante, dibujo lineal y entré a bachillerato artístico pero nunca llegué a centrarme en lo que era dibujo en sí mismo. Además recuerdo que siempre faltaba a las clases de arte y mi profesor de dibujo artístico me echaba la bronca porque no aparecía pero tampoco podía suspenderme porque le gustaba lo que hacía.

¿Has pensado alguna vez en hacer algún trabajo propio? Quizás un manga pequeño o un proyecto similar, aprovechando que ahora están en auge las campañas de crowdfounding de este estilo.

Pues mira, os voy a contar que hace unos años yo tenía varios fanfics relacionados con Dragon Ball. Creo que hará unos quince años aproximadamente me puse con un webmanga lo más original posible. Situé la historia miles de años después, cuando la raza Saiyan ya estaba extinguida y los planetas también habían cambiado. Entonces introduje nuevas razas y personajes.

Lo titulé como El Templo del Dragón y lo estuve publicando, en formato digital, durante un tiempo en mi blog. Pero hace unos meses una editorial latinoamericana me contactó y me propuso lanzarlo en papel —esto no está anunciado aún, seréis vosotros los que déis la noticia— y bueno, ya está hecho. Es un trabajo de unas cien páginas basado en Dragon Ball y cuando me lleguen las copias sortearé algunas a través de mi canal. Si luego alguna editorial la quiere editar en España yo encantado, pero de momento os adelanto que sortearé cinco ejemplares.

Creo que a los aficionados les gustará porque es algo totalmente original dentro del universo y tiene toques de humor y hay muchas novedades. Una historia entrañable y con muchos tributos a Dragon Ball. Espero que lo podáis disfrutar, de verdad.

Equipo El Palomitrón Anime

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos de la forma que prefieras y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitronBanner de KoFi para las entradas - el palomitron

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.