Compartir

El viernes pasado se estrenó en nuestras carteleras La buena esposa, un fascinante drama maravillosamente interpretado y dirigido por el sueco Björn Runge. Hemos tenido el gran honor de hablar con él sobre esta estupenda película, que es una de las más aclamadas esta temporada.

 

¿Cómo le llegó el proyecto?

 

Björn Runge: Pues mira, hace 4 años mis productores daneses me mandaron el guion, lo leí y me encantó. Ellos pensaron que iba a ser bueno dirigiendo este tipo de películas pequeñas y yo vi una película enseguida; quería formar parte del proyecto. Volvieron y hablaron con los productores norteamericanos, y ellos también querían que yo lo dirigiera, pero me dejaron claro que Glenn Close ya estaba atada al proyecto y me faltaba su aprobación. Entonces fui a Nueva York, donde quedé para hablar con Glenn Close. Tuvimos un desayuno largo, hablamos muchas horas y al final terminó diciendo que sí, que quería que yo la dirigiera.

Uno de los puntos fuertes de la película es la relación entre Glenn Close y Jonathan Pryce. ¿Cómo trabajó la química?

B. J.: Al principio fue muy importante dar con un actor que no tuviese miedo a interpretar junto a Glenn Close, y Jonathan Pryce era ideal para eso, ya que es un excelente actor británico de cine, pero especialmente de teatro. Y cuando uno tiene esa formación en teatro, le tiene miedo a pocas cosas. Me di cuenta de que había un encaje perfecto entre los dos, ya que eran muy impredecibles y cambiaban el juego continuamente. Era como un match, un partido perfecto. Hacían que el otro fuese mejor. Y nosotros nos encargamos de mantener todo eso para que luego en la sala de montaje tuviéramos algo digno al nivel que habían mostrado durante el rodaje.

El personaje de Glenn Close está muy contenido durante toda la película, hasta la escena en la que estalla y se convierte en la mujer que en verdad es. ¿En qué momento del rodaje planificasteis esta escena cumbre de la película?

B. J.: Procuro siempre rodar en el orden cronológico más factible. La primera secuencia es ellos dos en la cama y la última el clímax. En ese sentido, la escena del estallido de ella se rodó 3 días antes de acabar el rodaje. La última secuencia se rodó dos veces, con muchas tomas y mucho cansancio.

La hija de Glenn Close, Annie Starke, interpreta a la versión joven del personaje de su madre. ¿Ha encontrado muchas similitudes entre ambas, si hablamos de su manera de encarar el trabajo?

B. J.: En sus ojos. Si ves fotos de Glenn Close de joven, se ve ese parecido en los ojos. Nosotros nos centramos en tener el casting adecuado, y al final, todos estaban ahí, conseguimos siempre que dieran lo mejor y crear un ambiente de libertad.

La mirada final de Glenn Close es uno de los mejores momentos cinematográficos del año. ¿Cómo lo trabajó?

B. J.: Está escrito en el guion así. Pero en cómo mirar, ella dio varias sugerencias, y cuando dio la mirada que queríamos, dijimos: “¡Esa!” Y es la que está en la película.

En la película vemos la ceremonia de los Premios Nobel. ¿Cómo recreó la ceremonia para la película?

B. J.: Es como se ve en la película. Está algo más corta, pero así se desarrolla la ceremonia de los premios Nobel en la realidad.

La película está llena de pequeños detalles, como las nueces de Joe o que el personaje siempre esté comiendo. ¿Estaba todo en el guion o se improvisaron estos detalles?

B. J.: Intentamos colocar esos detalles del libro en la película: el libro es sobre toda la vida de Joan, pero la película se centra en el viaje que hacen a Estocolmo.

La película está siendo muy aclamada por parte de la crítica, y Glenn Close es una de las favoritas para ganar el Oscar este año. ¿Cómo está viviendo esta repercusión tan positiva?

B. J.: Creo que es maravilloso formar parte de una película que está recibiendo este reconocimiento. Y en cuanto a la nominación, bueno… es algo fuera de mi control. Solo puedo decir que espero que reconozcan su inmenso talento como actriz.

La buena esposa ya está en cines de todo el país desde el pasado viernes 19 de octubre.

Sergio Martínez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.