El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

ANIME / MANGA OPINIÓN REDACTORES

ENTREVISTA A MIZUHO KUSANAGI, AUTORA DE ‘YONA, PRINCESA DEL AMANECER’

Mizuho Kusanagi se ha convertido, por mérito propio en una de las autoras más fuertes del momento, especialmente en lo que a shojo se refiere. Su magnum opus, Yona, Princesa del Amanecer, ha logrado publicar casi un total de 30 volúmenes recopilatorios, conquistando así no solo a los lectores orientales, sino también a una gran parte de los seguidores del manga en Occidente.

Una obra que desafía los conceptos clásicos del género y expande sus horizontes, fortaleciendo y empoderando a su protagonista femenina y trazando lazos y conexiones con un grupo especialmente variopinto de personajes que sirven como contraste principal ante la fuerza política que mantiene la obra en sus tensiones.

Norma Editorial ha sido la artífice de la llegada de la obra a nuestro país, brindándonos la oportunidad de sumergirnos en una aventura contínua de la que gustamos hablar con cada nuevo volumen. Una aventura que se vuelve real con la visita de la propia autora al 25 Manga Barcelona, donde hemos tenido la oportunidad de entrevistarla. ¿Queréis saber más sobre ella y su trabajo? Os lo contamos en las siguientes líneas:

¿Hay alguna obra en especial que haya influenciado el desarrollo de Yona, Princesa del Amanecer?

Siempre he sido una adicta a la lectura así que he leído muchísimo en mi vida y cuento con un gran abanico de influencias diferentes. Sin embargo, hay algunas que puedo destacar mucho, como las obras de Hayao Miyazaki y el manga de Saint Seiya. Sus obras tienen una influencia muy notable en mi trabajo como autora.

Reseña de Yona, Princesa del Amanecer #19

Este año se cumple el décimo aniversario de Yona, Princesa del Amanecer, incluso antes de alcanzar 30 tomos recopilatorios. Tras recibir tanto apoyo por parte de los lectores, ¿se esperaba este éxito y que la serie fuera a ser tan larga?

En un principio no tenía la idea de construir una serie tan larga. En Japón es habitual que las series pierdan fuelle a medida que se alargan, ya que es más difícil seguirlas y, si pierden suficiente popularidad, acaban por cerrar. Por eso mismo he trabajado muy duro para que crear una historia absorbente y que convezca a cada capítulo. Creo que por eso se ha alargado tanto sin que me percatase.

Yona evoluciona mucho a lo largo de toda la trama. De princesa a guerrera. Pero también lo hace su historia, que se vuelve cada vez más oscura. ¿Van ambas evoluciones de la mano?

Creo que la princesa cambia para bien a lo largo de la evolución del argumento. Cuando estaba atrapada en palacio su vida era mucho más oscura que ahora, que ha conocido a multitud de personas y ha conseguido entablar más amistades. Por lo tanto ella no evoluciona sola sino que lo hace gracias a sus amigos. No creo que su carácter sea más oscuro que antes, al contrario. Ahora abraza la libertad y se encuentra rodeada de gente que la quiere tal y como es. Salir de palacio es lo que cambia a Yona y la hace tal y como es.

¿Cuándo decidió hacerse mangaka? ¿Podría citar las referencias que tomó a la hora de idear Yona, Princesa del Amanecer?

Desde que soy pequeña he tenido en mente que quería ser mangaka. Creo que ha sido algo especialmente constante desde que tenía 9 o 10 años. Ya de pequeña adoraba, no solo en crear historias, sino también plasmarlas luego en el papel. En ese momento ya empezaba a recorrer un camino que solo podía llevarme a ser mangaka.

Para mi trabajo en Yona, Princesa del Amanecer tomo muchísimas referencias. Todo lo que leo, veo o escucho y me afecta de alguna manera tiene espacio entre mis referencias. Me gusta coger detalles de aquí y de allá y juego con ellos para darles forma. Lo hago especialmente con el cine, pero ahora mismo no sabría daros un ejemplo exacto.

¿Cúal es su ritmo de trabajo habitual? ¿Cómo trabaja en el diseño de las páginas?

Para mantener el ritmo de la obra suelo trabajar durante todo el día. Realmente no hago mucho más que trabajar y no suelo salir mucho de casa. Mi objetivo normal es de 30 páginas para cada tres días y trabajo siempre con esa idea en mente, para llevar un control. Todo depende también, claro, del trabajo que haya en cada página. De forma aproximada tardo cerca de una hora en acabar una página simple, mientras que cuando es algo más complejo no suele bajar de las tres horas.

Suelo separar mucho las tareas. Pienso en cómo estructurar el apartado narrativo a lo largo del día, a veces incluso mientras como. Sin embargo, cuando dibujo no hago nada más que eso: dibujar. También es el momento en el que me reuno con mis asistentes, por lo que nos dedicamos al máximo.

¿Qué herramientas y materiales utiliza normalmente a la hora de dibujar?

Utilizo tintas muy concretas para mi trabajo, no conozco su traducción al español (ni si se comercializan aquí tampoco). Para las portadas uso una pintura muy específica para darles esos tonos coloridos que suelo usar, mientras que también tengo una tinta especial para la caligrafía.

¿Cómo cree que habría sido Yona sin vivir su exilio? ¿Y si hubiese sido Soo-Won el exiliado?

Nunca había imaginado que pudieran intercambiar papeles… con Soo-Won exiliado y Yona quedándose en palacio. Es totalmente necesario para el transcurso de la obra que los hechos sucedan tal y como suceden en el manga. Yona tiene que perder a su padre y escapar de palacio, sí o sí. Aunque, creo que si Soo-Won fuese expulsado por algún motivo acabaría volviendo para matar al rey Il. La historia no funcionaría si Yona no experimentase su muerte en primera persona. Si se hubiese quedado en palacio no podría haber vivido todo lo que vivió: tenía que salir de esa burbuja en la que vivía.

Ante los medios y las redes sociales siempre se ha representado a ella y su familia con suricatas. ¿Qué le llevó a escoger ese animal?

Realmente no hay un motivo demasiado concreto para ello. Pero la verdad es que todos los miembros de mi familia son muy bajitos así que me siento un poco identificada con ello y decidí usarlo en las anotaciones de la obra.

¿Cuál es su personaje favorito y por qué? ¿Hay algún personaje con el que le cueste conectar?

No tengo un personaje favorito, me es imposible escoger porque los he creado yo, al fin y al cabo. Normalmente cuando creo alguna historieta específica me centro más en un personaje u otro porque lo quiero destacar en ese mismo sitio y momento. Pero los quiero a todos por igual, sin favoritismos. A veces me cuesta dibujar a Hak y Yona, porque son los personajes más protagonistas y hay una responsabilidad con su evolución. A veces tengo miedo de equivocarme o de dibujarlos mal y tengo que hacer alguna parada.

¿Qué le resulta más complicado, dibujar personajes masculinos o femeninos?

Me cuesta mucho más dibujar personajes femeninos. No porque sea más difícil, sino porque me gusta que sean completamente perfectos. El público se fija mucho en los detalles a la hora de leer y cuando tratas con una protagonista mujer el proceso es más complicado porque quieres que siempre esté perfecta y cuente con muchos detalles. Además, en el caso de Yona, siempre me ha costado dibujar las ondulaciones de su cabello.

Reseña de Yona, Princesa del Amanecer #19

Los cuatro dragones son muy diferentes y cada uno de ellos tiene un carácter muy particular. ¿Como los ideó? ¿Cuál le gusta más retratar?

Desde el principio tuve claro que tenía que incluir a un grupo y pensé que uno de cuatro integrantes era una cifra interesante. Así que dividí a los dragones en estos cuatro personajes y les dediqué personalidades muy diferentes a cada uno. Tenía claro que tenía que haber uno que fuese muy mujeriego [Jae-Ha], otro que fuese muy tímido y hablase poco [Shin-Ah], alguno de ellos tenía que ser muy travieso [Zeno] y, por supuesto, alguno más serio [Kija]. Queríamos que llevara gafas, pero como no podíamos incluirlo en el contexto de la obra lo dejamos pasar.

A la hora de dibujar debo decir que todos me son amenos. Son mis dragones y les tengo mucho cariño, como es normal. Sin embargo, me gustaría citar a Kija. Es un personaje muy positivo y me resulta muy fácil dibujarlo. Adoro crear historias divertidas con él.

Yona, Princesa del Amanecer se encaja en el género de la fantasía. Uno muy popular que, sin embargo, no solemos ver en el shojo. ¿Qué la llevó a utilizarlo para su obra?

El género de la fantasía no es algo muy raro, al menos no en Japón. Hay muchísima fantasía en las obras japonesas, ¡sobretodo en Hakuensha! Mi objetivo era el de crear a una chica que pudiese crecer y fortalecerse con la evolución de la obra y me pareció una buena forma de encauzarlo.

¿Cuál de las versiones de Hak es su favorita: la infantil, la adolescente, la adulta o la de general?

Aunque me gustan todas las versiones de Hak, adoro en la que es más abierta. Cuando es bromista y se divierte con sus compañeros o le toma el pelo a Yona. También me gusta mucho dibujarlo con los miembros del Clan del Viento. Siempre se le ve muy feliz.

¿Es la primera vez que visita España? En caso de ser así, ¿tiene pensado ir a algún sitio en particular?

No solo es la primera vez que visito España. ¡También es la primera vez que visito Europa! Quería visitar muchos lugares antes de tomar el vuelo, pero me da un poco de respeto. Por el momento solo he podido ver Arenas y parte de Montjuic. Dos lugares preciosos del centro de Barcelona que me inspiran a ver más. Tengo muchas ganas de visitar lugares históricos y de pasar por MNAC. ¡Ahora tengo más ganas que nunca de seguir viajando!

Ao es la mascota del grupo y tiene mucho protagonismo en la serie. ¿Como se le ocurrió incluir a una ardilla?

Siempre quise incluir una mascota en la obra, pero no tenía claro que podía ser. Al final decidí que tenía que ser algo pequeñito, que pudiese subirse a los hombros de los personajes. Me gusta mucho dibujar a Ao y me ayuda mucho a romper un poco la tensión de las escenas más duras y suavizarlas.

Reseña de Yona, Princesa del Amanecer #10, de Mizuho Kusanagi

Así finaliza nuestro breve encuentro con Mizuho Kusanagi. Una autora que nos demuestra en directo el amor que profesa por su obra y sus seguidores, con una dedicación casi completa a la aventura y la evolución de Yona, como monarca, pero también como persona. Solo queda agradecer su presencia y dedicación a la autora, así como a Norma Editorial por hacerlo posible.

Óscar Martínez

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos de la forma que prefieras y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitronBanner de KoFi para las entradas - el palomitron

1 COMENTARIO

  1. Yo leo esa historia y me encanta, es muy buena en todos los sentidos
    El año pasado se hizo un salon manga en mi pueblo y llego un grupo disfrazado de Yona y sus dragones, fue muy divertido verlos, estaban muy conseguidos

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escribo más que duermo. Ávido lector de manga y entusiasta de la animación japonesa. Hablo sobre ello en mi tiempo libre.