El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

Ana Milán, Donde caben dos, EL PALOMITRÓN
CINE CRÍTICAS REDACTORES

CRÍTICA: DONDE CABEN DOS

LOS ANTECEDENTES 

Es importante desinhibirse, dejar que las pasiones y los impulsos tomen el control. Que la vergüenza de paso al hedonismo y que las convicciones se escondan debajo de la mesa. Parece fácil de decir, pero como sucede en Donde caben dos, más difícil de ejecutar.

 Que todo fluya que nada influya decía una vieja conocida. El placer no entiende de restricciones o al menos esa es la premisa de la nueva comedia de Paco Caballero. Con un speech caliente como una barbacoa y un club de swingers de por medio, Donde caben dos es una fábula moderna que, al margen de su superficialidad inicial, sabe encontrar un camino hacia un satisfactorio “final feliz”.

Álvaro Cervantes, Ricardo Gómez, Donde caben dos, EL PALOMITRÓN

LA PELÍCULA

Al más puro estilo Love actually, la cinta explora las vivencias de diferentes parejas a lo largo de una noche. Rodeados por neones y salas para todos los gustos, conduce a los protagonistas a través de una aventura de hormonas, pasando por lo sentimental, lo moral y lo pasional. Y es que, a pesar de la premisa, Donde caben dos es una historia sobre los infinitos caminos del amor. Sin tapujos y convicciones funciona como un recordatorio de la complejidad humana. Una perspectiva curiosa y correctamente ejecutada.

Su tono cómico también ayuda al buen sabor de boca que deja la película. Vulgaridades aparte, Donde caben dos controla el tema que toca. Para suerte de muchos, presenta un humor que dentro de la temática es inteligente y ácido. Atrás queda todo posible resto de cuñadismo.

Es de agradecer, por otro lado, su “rabiosa actualidad” como dirían algunos. Al pie del cañón, la película es como una frutería. Muchos personajes, muchas historias y, por ende, muchas oportunidades de sentirte identificado. Al final y aunque siga siendo un tabú para otros, lo sexual es un tema que interesa y con el que se empatiza fácilmente. Por otro lado, la orgía de sensaciones que promete su campaña publicitaria se queda un poco a medio gas. Podría decirse que arriesgan, pero no mucho. Por el camino se quedan ideas que podrían haber enriquecido aún más el resultado final.

Anna Castillo, Donde caben dos, EL PAlOMITRÓN

ELLOS Y ELLAS

En otro orden de cosas, el reparto es una de las bazas ganadoras de la cinta. Como si de una reunión familiar se tratase, Donde caben dos consigue juntar en un club de intercambio de parejas a lo más selecto y demandado del cine español. 16 personalidades que son la mezcla perfecta entre lo clásico y lo novedoso. Así, destacan por ejemplo Ernesto Alterio, Anna Castillo, Luis Callejo, Verónica Echegui, Álvaro Cervantes, Ricardo Gómez, Ana Milán, Miki Esparbé y alguno que otro más.

Visualmente, los juegos de luces y la fantasía que rodea a las salas se aproximan al colorido de lo que podría ser un videoclip de La casa azul, y es que, como si nadie lo esperara ya a estas alturas, La revolución sexual junto a otros temas de artistas indies del panorama nacional, protagonizan el plantel de una muy acertada banda sonora.

Al margen de una falta de profundización en sus personajes, la de Paco Caballero es un completo entretenimiento veraniego. Con ideas que recuerdan a Kiki el amor se hace, Donde caben dos se podría englobar dentro de esa categoría de comedia española “diferente”, que aboga por lo tabú y sale ganando. ¡Larga vida a la revolución sexual!

Raúl Arevalo, Verónica Echegui, Donde caben dos, EL PALOMITRÓN

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Las secuencias musicales se llevan el premio a las escenas más atractivas de la cinta. Delaporte, El columpio asesino o la ya mencionada La casa azul son algunos de los artistas que acompañan a los protagonistas durante la hora y cuarenta que dura la película.

LO MEJOR

  • Lo más sorprendente de la idea es la apuesta por lo diferente. No estamos acostumbrados a este tipo de temáticas y vienen muy bien para conocer como funciona el sexo para otros.

LO PEOR

  • A pesar de contar con un reparto diez, existe un gran vacío en varios personajes. Se echa de menos unas gotitas de profundización.

Alonso Muñoz


#ContenidoRelacionado

KIKI, EL AMOR SE HACE

Kiki, EL PALOMITRÓN

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.