Compartir

Hace unos meses se anunciaba la intención de Damon Lindelof de adaptar la novela gráfica cumbre de Alan MooreDave GibbonsWatchmen, a la pequeña pantalla. Y aunque cuando se anunciaron los planes para esta nueva adaptación parecía que aún estaba en fases de preproducción excesivamente tempranas, el pasado 19 de septiembre el propio Lindelof confirmó vía su cuenta particular de Instagram su primera reunión con el equipo de guionistas. En la captura se puede ver un fragmento de la estatua del primer Búho Nocturno, protagonista de la portada del octavo número de la novela gráfica, acompañada del revelador pie de foto: Day One.

Day One.

A post shared by Damon (@damonlindelof) on

Watchmen presenta un universo alternativo en el que la existencia de superhéroes ha provocado una versión diferente de la historia. En 1985, Estados Unidos está al borde de la III Guerra Mundial con la Unión Soviética, los vigilantes son ilegales y la mayoría de ex superhéroes se han retirado o trabajan para el Gobierno. La trama se inicia con la muerte de El Comediante, un superhéroe presuntamente retirado, ex miembro del grupo de superhéroes Watchmen, y seguirá con la investigación de sus diferentes miembros (principalmente Rorschach) sobre dicha muerte. Por primera vez en la historia del género, Alan Moore negó al ser humano de a pie la existencia del superhéroe de una posición moral superior, transformando completamente las situaciones a las que se enfrentaba contra algo, con la línea entre el bien y el mal totalmente difuminada, y explorando al límite al superhéroe como elemento despótico y de modus operandi claramente fascista.

Esta obra maestra de los cómics de superhéroes ya fue adaptada por Zach Snyder en el año 2009 con dudosa suerte: la aprobación general de la adaptación por parte del gran público no consiguió esconder un fracaso en taquilla (ni siquiera recuperó la inversión en su recorrido doméstico) ni una recepción de la crítica especializada algo tibia. Esa disociación de opiniones se evidencia en las webs de recopilación de críticas como RottenTomatoes, con un 65 % de aprobación de la crítica y un 71 % del público, y en Metacritic, donde la separación entre ambas puntuaciones es mucho más abultada: 56 % y 81 %, respectivamente.

Los trabajos de Damon Lindelof como guionista en el cine nos dejan un agrio sabor en la boca (Tomorrowland: El mundo del mañanaPrometheusCowboys & Aliens), al contrario que sus trabajos en la ficción serial: Perdidos The Leftovers, la segunda situada en la atalaya de las grandes series dramáticas de los últimos años. Todo apunta a que la serie de televisión de Watchmen será la nueva gran apuesta de la HBO en un par de años, entrando así a la carrera de los superhéroes en la televisión que tan buen resultado y tan buenas series está entregando a productoras y audiencias (Daredevil y el universo de The Defenders en NetflixLegión en FoxThe Tick en Amazon y un largo etcétera). Seguiremos la preproducción de esta nueva serie de Lindelof, y no dudaremos en informaros de todas las confirmaciones de reparto que se anuncien.

Pol Llongueras

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.