El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

ANIME / MANGA CRÍTICAS REDACTORES

MAGIA RECORD: EL SACRIFICIO DE LAS MAGICAL GIRL

Convertirse en Puella Magi conlleva un sacrificio. No hay vuelta atrás y, una vez firmado el contrato, la pérdida de la humanidad es algo inevitable. Gen Urobuchi, a través de Puella Magi Madoka Magica firmaba algo más que la deconstrucción de un género que, por excelencia, remarcaba a las magical girls como defensoras de la pureza astral. Su idea, a través de la introspección de sus personajes, no es más que una sobre la propia humanidad.

Un solo deseo. Un sacrificio. Aquello que tanto deseas a cambio de todo lo que representa tu ser. Ese es, entre comillas y obviando cientos de matices y particularidades que se presentan entre sus pliegues narrativos, el monstruo contra el que compite, ahora en parrilla, Magia Record: Puella Magi Madoka Magica Gaiden. Un spinoff de la serie original que se presenta con pocas complicidades pero con un importante trasfondo capaz de cambiar las tornas.

Y es que Puella Magi Madoka Magica marcó su propio hito. Su deconstrucción, su diseño de personajes, el juego narrativo de Gen Urobuchi o la complejidad musical de cada una de las partituras de Yuki Kajiura son parte de un todo que eleva la complejidad a la que se enfrenta ahora un spinoff nacido de un título free to play para dispositivos móviles que, pese a todo, se erige como representativo de lo que ya consideramos como franquicia a todos los niveles.

El sacrificio de la Puella Magi

Iroha Tamaki es una chica normal. Hija, hermana, amiga. Estudiante. Pero también es una Puella Magi. No necesita introducción. No necesita explicación. Su sacrificio es, antes de que la marca del tiempo supere los dos minutos de duración, un hecho y el pilar central de la obra. El suyo es un sacrificio silencioso, incluso más de lo normal. Porque la chica no consigue recordar su deseo. Un juego breve —pues revela sus cartas en el segundo episodio— pero que recuerda lo vacuo que resulta el regalo que reciben las Puella Magi a cambio de su sacrificio.

El juego visual se encarga del resto. Gekidan Inu Curry (el dúo de veteranos formado por Doroinu y 2shiroinu) sustituye a Yukihiro Minamoto (que continúa su labor en un cargo asistente) en una dirección que, siguiendo los pasos de Studio Shaft, se avoca por completo a lo visual. Cada uno de sus fotogramas es parte de una compleja red de pensamientos, ideas y representaciones que toman parte de la arquitectura narrativa de la obra para desvelarnos, antes de lo que hagan sus propias palabras, el rumbo que toma su historia. Una habitación cubierta, en su mitad exacta, por las sombras. Dos bentos, una persona.

Poco tardamos en saber que el deseo de Iroha no era otro que el salvar a su hermana Ui, ahora desaparecida por una misteriosa causa de la que no conocemos detalle alguno. Detalles que, de nuevo, nos adelanta su entramado visual pero que exploramos a fondo a través del proceso argumental clásico, partiendo de un factor espejo que refleja, desde el principio, las particularidades de Madoka Magica en esta Magia Record. No solo lo hace a través del aspecto o la personalidad de su protagonista —algo que replica de forma constante a través del resto de su casting—, sino que lo hace también a través de la idea permanente de la búsqueda y el sacrificio, como si la primera sirviese de paliativo para la segunda. Volvemos, una vez más, a la idea de buscar una razón para vivir.

En busca de aquello que hemos perdido

Con estas, Ui sirve más como un objeto narrativo que como parte de la trama en sí misma. La hermana de Iroha no es más que un MacGuffin en sí mismo que permite hacer evolucionar al personaje principal. Uno que pronto comunica con Kamihama, la ciudad vecina que ejerce, a su vez, de pilar narrativo y foco del misterio con el que el equipo pretende afrontar el reto ante el que se encuentra.

«Los rumores dicen que la salvación de las Puella Magia se encuentra en Kamihama».

Así, no solo Ui resulta una excusa, sino que también lo hace la propia ciudad —que pierde parte de su premisa omnipotente para dar espacio a las relaciones interpersonales y su desarrollo. Aquí la idea no es tanto el mundo que nos rodea, sino las personas que lo hacen. Porque Magia Record conecta con Madoka Magica en un punto inexacto de su universo en el que, por lo que podemos entender, Madoka no ha pedido su deseo y el mundo de las magical girls de turno sigue siendo una representación del mismísimo infierno.

Así entramos en el primer juego narrativo de la obra, que se aleja con pies de plomo de la original para mostrar su propia versión de la conexión interpersonal que crean las protagonistas de la obra. Momoko, Kaede, Rema y Yachiko no son avatares representativos de Mami, Sayaka, Kyoko u Homura, pero es innegable el juego de identificación visual y personal que intercambian como referencia general.

Incluso así, su foco, insisto, no es tanto el que vimos en la obra original. Tampoco el sacrificio como tal, que forma parte de la estructura principal sin querer destacar por encima del resto, sino el misterio en sí mismo. Porque Magia Record consigue encontrar una nueva forma de retorcer aquello que toca y, sin olvidar la existencia de las brujas, parece pretender narrar en un valiente “de tú a tú” donde, por el momento, son simples rumores los efectos devastadores contra los que combaten sus protagonistas. Ideales simples, que todos recordamos de nuestra infancia y que la obra consigue identificar a niveles transgresores para convertirlos en parte de su dinámica de terror psicológico.

Sin entrar más allá en el terreno de los spoilers, Magia Record convierte un rumor de instituto —el pensar que escribir tu nombre y el de una persona querida en diferentes escalones de una escalera tenebrosa conseguirá romper el vínculo emocional que os une— en una suerte de criatura espectral que no resulta ser, por supuesto, más que la representación emocional de las personas que acuden a estos rumores en busca de un camino de huida frente a los temores personales que los consumen por dentro. Una manifestación tanto psíquica como emocional que no dista en especial del papel de las brujas pero que se convierte en la excusa perfecta para labrar las tensiones interpersonales de sus protagonistas.

Un despliegue formidable

Aunque todavía es pronto para ejercer el papel de jueces, Magia Record es una obra que camina por encima de cualquier pretensión que trate de anular su funcionalidad. La ausencia de Urobuchi o el papel secundario de Minamoto no han conseguido socavar la fuerza de un estudio como Shaft, que no solo mantiene el enorme potencial de Puella Magi Madoka Magica sino que incluso se atreve a realizar pequeñas referencias a otras obras como la ya mítica Bakemonogatari y que cuenta con el veterano Akiyuki Shinbo al cargo de un excéntrico despliegue en su apartado de animación que nos grita, a cada momento, que esto es mucho más que un simple spinoff.

Porque Magia Record es, en esencia, parte de Madoka Magica. No solo lo representa a través de la fuerza del equipo que se encuentra tras su puesta en escena, sino que lo hace también en representación de su maquinaria narrativa y su capacidad para gestionar, a través de sus múltiples planos, un juego que entremezcla la ternura de sus personajes, sus relaciones interpersonales y el misterio que ejerce de núcleo y vehículo narrativo para su evolución.

Magia Record es, hablando en plata, otra excentricidad nacida del colectivo que se encuentra a su cargo. Su lenguaje visual es tan delicado y repleto de detalles que podría —y debería, de hecho— contar con su propio desglose individual, punto por punto. Un punto que, junto a su imaginario y su potencial por explotar el lado más cercano y humano de sus protagonistas la convierten, como mínimo en una de las obras imprescindibles para esta temporada.

¿Esconderá Kamimaha la verdadera salvación de las Puella Magi?

Banner inferior temporada anime invierno 2020 - El Palomitrón

Óscar Martínez

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escribo más que duermo. Ávido lector de manga y entusiasta de la animación japonesa. Hablo sobre ello en mi tiempo libre.