El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CRÍTICA LA FRANCESITA - EL PALOMITRÓN
CINE CRÍTICAS REDACTORES

LA FRANCESITA

ANTECEDENTES

Gonzalo Justiniano se ponía al frente de una nueva historia, tras (¿Alguien ha visto a Lupita?, B-Happy). Filme traído a nuestro país por la productora y distribuidora Reverso Films, bajo el nombre de La Francesita.

LA PELÍCULA

Justiniano nos sitúa en el Chile de 1983, exactamente en el poblado de La Victoria. Un lugar en el que dentro de esta, su metahistoria se centra la historia de Gladys una joven atractiva, sin pelos en la lengua que la llaman La Francesita, en plena dictadura militar de Pinochet. La familia de esta acoge a Samuel, un norteamericano empeñado en predicar a la tierra chilena la palabra de Dios. Este será el encargado de grabar toda la represión que se vive en ese momento y la lucha a un nuevo comienzo: la democracia.

Una historia pequeña que ha llegado a muy pocas salas que tiene mucho que contar y nos parece muy interesante que se muestre la realidad de ese momento, a través de la mirada de sus personajes. Un guion de 95 minutos que cuenta lo que quiere contar, no de forma trepidante- a veces preferimos que termine, y es que es mucho mejor el contexto que la narración en sí-, pero sí de forma directa y realista con muchos planos de cámara en mano. Aspecto que nos encanta. Y es que si además sabemos que la historia está inspirada en la vida del director cuando fue enviado de Francia a Chile para cubrir el golpe militar, nos atrapa aún más en la historia. Aunque sí que es verdad, que poco a poco se va dispersando en lo que carece menos importancia y vuelve a su punto álgido en su secuencia final.

ELLOS Y ELLAS

Sus protagonistas están tan bien interpretados que parecen sacados de un propio documental de testimonios. Entre ellos se encuentran Nathalia Aragonese (Esa no soy yo) y Daniel Contesse (Tranquilo papá). Dos actores que dan vida a La Francesita/Gladys y a Samuel Thompson, respectivamente. El papel de Gladys es toda una reivindicación del papel de las mujeres chilenas, las cuales estaban más que reprimidas con el único objetivo de sobrevivir en ese mundo dictatorial y machista. Gladys es el sexualidad pura y con su relación con Thompson lo expresa muy bien. Pero hace alejarse del foco central de la historia, la situación social y política de Chile del momento…Nos da rabia que siempre las relaciones de “amor” distraigan a las demás subtramas…Debemos destacar que el personaje del niño es uno de nuestros favoritos, y es que es el que más cosas sensatas dice en toda la cinta. 

LA SORPRESA

Se puede aprender mucho de contexto histórico con esta película, sobre la realidad que se vivía en la dictadura de Pinochet. En el filme el director nos muestra imágenes reales y su fotografía oscura nos da aspecto de realidad.

LA SECUENCIA/ EL MOMENTO

La brutal secuencia final de la que poco vamos a desvelar, es uno de los momentos que más nos marca y del que somos más consciente y reflexivos tras la proyección del largometraje.

TE GUSTARÁ SI…

Te gustan los dramas, el cine político con algo de rebeldía y gran poso de documental y realismo.

LO MEJOR

  • Basada en hechos reales.
  • Esencia de documental.
  • Una gran-pequeña historia.
  • Buenos actores.

LO PEOR

  • A medida que pasan los minutos se descentra de la trama principal.
  • Narración algo lenta.

María Páez

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Periodista que considera que para ser una verdadera cinéfila tienes que ser una 007, con licencia para devorar todo el cine. Eso sí, prefiero quedarme atrapada en una cueva con Michael Myers, el payaso de It, Chucky, y la niña de El exorcista que en un palacio con princesas de cuento.