El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Crítica de Asteroid in Love
ANIME / MANGA CRÍTICAS REDACTORES

ASTEROID IN LOVE: TRAS EL SUEÑO DE UNA PROMESA

La llegada del invierno también supone, al menos en mi caso, la llegada de un sinfín de tradiciones. Con el frío acusando a cada momento del día no sólo resulta obligatorio el uso de guantes o bufandas, sino también ese momento único de arroparse entre mantas, hacer uso de una buena bebida caliente y dedicar los momentos libres del día a calentar, no solo el cuerpo, sino también el espíritu — por decirlo de alguna manera.

Aunque las tradiciones son múltiples y la democracia del entretenimiento aporta a cada persona su propio disfrute, mi guilty pleasure no es otro que el dedicarme a las series más “cálidas” de la temporada. Obras que, sin muchos más ánimos ni pretensiones, brillan al mostrar una versión simplificada y adorable —para que negarlo— del día a día. Asteroid in Love es el ejemplo perfecto de la tarde perfecta de invierno pero, mucho más allá de lo que puede suponerse en esta introducción, también es una obra que pretende más de lo que parecer.

Tras el sueño de una promesa

Su estructura, de nuevo, no deja de ser la pura imagen de la simplicidad y el romance más sincero y amable. Una que nos pone en busca de una promesa. En el recuerdo que Mira, su protagonista hizo a Ao, un chico al que conoció años atrás, poco antes de perderle la pista. La promesa de encontrar y nombrar un asteroide y que se convierte en el principal referente de la chica para interesarse por la astronomía a lo largo de los próximos años.

Un punto que nos lleva al inevitable y cómico reencuentro de la pareja, que acaba coincidiendo en el recién formado club de astronomía y geología para descubrir, acabando de dar forma al giro principal de la obra, que Ao no es un chico, sino una chica. Un punto de partida que, sin necesidad de complejidades argumentales, rompe ligeramente con el ideal que transmite y promete, sin más pretensiones, un romance que parte de lo más tierno.

Y es que, sobre el papel, Asteroid in Love no deja de ocupar un espacio en la parrilla de la temporada que hemos visto antes con obras como K-ON!, Yuru Camp (que está de vuelta en este mismo momento con Heya Camp) o la más reciente y laureada A Place Further Than The Universe. En esencia, la “serie de chicas adorables haciendo cosas adorables” del momento que, por supuesto, va mucho más allá de esta triste pretensión y, escudándose en sus ideales, nos abre sus puertas a la vida de sus protagonistas y las conexiones interpersonales que las definen.

Los valores más tiernos

Partiendo de estos mismos conceptos, es notable cómo tanto la narrativa de Quro (el autor del 4-Koma original) como la dirección de Daisuke Hiramaki no pretenden tanto centrarse en el carácter slice of life de la obra, sino también en mostrarnos las particularidades de sus personajes y los motivos que les llevan a formar parte de su club.

No tardamos más que unos pocos segundos en comprender las motivaciones de Mira, por supuesto, pero poco más hace falta para hacerse una idea de que se trata de una chica con una personalidad explosiva, repleta de energía y con un talento innato para la torpeza. Ao, por ejemplo, no necesita más que una breve y simple escena —el hecho de no saber cómo responder a un mensaje— para mostrar su ansiedad social y el constante miedo a sentirse por debajo de las expectativas de su amiga, ahora que se han reencontrado.

Y es que Asteroid in Love no pretenderá masterizar el slice of life, pero consigue conectar al espectador con sus personajes en todo momento. No solo a través de su ternura e inocencia, sino también haciendo buen uso de los recursos con los que cuenta. Pequeños detalles como el ver a Ao dubitear ante el teléfono, sin encontrar las palabras exactas que se adapten a su respuesta. Un punto que nos acerca, de nuevo, a sus protagonistas y ayuda a enfatizar para formar parte de su mundo, rompiendo con la idea de la tierna y vacua comedia moe.

Más allá de ello, y aunque aún no hayamos tenido apenas oportunidad de conocer a su plantel, la serie no pretende centrarse únicamente en la evolución de la relación entre Mira y Ao, sino que pone en su vista al resto de club de astronomía y geología —ya suponiendo desde un primer momento el dudoso éxito de ambos clubes y su necesidad de fusionarse para no perder sus derechos— y sus integrantes de una forma parecida a la de Haruhi Suzumiya y su excentricidad. Queda claro, por lo visto en sus primeros episodios, que su estructura pretende centrarse en la relación entre sus protagonistas y el posible y tierno romance, mientras que el resto de personajes contarán con sus pequeños espacios para que no olvidemos el formato original de la misma.

El lado más didáctico del slice of life

Fuera de su ternura e inocencia, Asteroid in Love no olvida en ningún momento su naturaleza. Y es que hablamos de una obra didáctica, que por encima de otras pretensiones, también tiene la idea de enseñar. Porque, recordemos, hablamos de chicas que comparten ambiciones y objetivos similares a través de un club escolar. Y es en este punto, en la tangente que forman ambas partes, donde radica el verdadero potencial de la obra.

Porque arrebujarse entre mantas en pleno invierno para permitir que la obra acaricie de forma delicada al corazón es una actividad que no va acompañada únicamente de la animada y colorida dirección de su adaptación, sino también de como nos muestra su puesta en escena. Pequeños detalles que, lejos de abrumar al espectador con grandes bloques de información, se disponen de forma selectiva, en pequeños momentos, complementando y convirtiéndose en las bases de diferenciación del título.

Son ejemplos simples, que ofrecen cierto componente dinámico a la obra mientras la adornan con la convicción de las chicas y su esfuerzo por sacar el club adelante. El hecho de pararse a observar las constelaciones una noche estrellada, a buscar a Júpiter en el telescopio o, por qué no, hablar de cómo se construye un baño termal y de sus diferentes posibilidades, o incluso pararse en medio de la calle a hacer una foto a un pilar de granito. Pero, insisto, son ejemplos que conllevan una total coherencia y conexión con el resto de particularidades de la obra y que suman a su total.

A través de la inocencia

Asteroid in Love es una obra casi utópica. Sin necesidad de arañar la realidad, define el marco del slice of life para ofrecernos un título que destila ternura e inocencia en cada paso que da. Una entrega, insisto, pensada para calentar las frías tardes de invierno y que, sin necesidad de pensar mucho más allá, se convierte en una propuesta tan cálida como personal.

Aún es pronto para juzgarla, pero a modo de primeras impresiones, todo apunta a que Doga Kobo ha conseguido dar en el clavo con una serie tan dinámica como didáctica que se apoya en los pequeños detalles para consolidar todo el potencial de la simpleza. No solo a través de la relación entre Ao y Mira y cómo evoluciona ese pequeño romance sobre el que no pretende apoyarse la obra, sino también a través de las actividades del club o las maravillosas aportaciones de Suzu, el personaje más característico de la serie hasta ahora.

Sin necesidad de reinventar nada, Asteroid in Love se ha ganado mi corazón con tres capítulos iniciales repletos de comedia, amor y una remarcada personalidad que muestra mucho más que lo que propone, quizás, su concepto inicial. Una obra en la que verse reflejado y recordar que, aunque la vida no es de color rosa, siempre resulta agradable que alguien intente sacarte una sonrisa.

Banner inferior temporada anime invierno 2020 - El Palomitrón

Óscar Martínez

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escribo más que duermo. Ávido lector de manga y entusiasta de la animación japonesa. Hablo sobre ello en mi tiempo libre.