Compartir

Crítica de Citrus 06 principal - el palomitron

El pasado volvió para hacerse protagonista del presente en el episodio de la semana pasada. Tras limar asperezas entre todas las protagonistas e incluso establecer un vínculo más familiar entre Yuzu y Mei por el bien de ésta, aparece una de las sorpresas que nadie esperaba y que dejó un final de capítulo bastante interesante. El padre de Mei apareció en casa de la madre de Yuzu y no sabemos nada de lo que esta llegada puede deparar. ¿Se acercará Mei más a Yuzu ahora que está con su padre o acabará distanciandose todavía más? Los juegos entre “hermanas” acaban de comenzar.

¡Sigue con nosotros Citrus a través de este enlace!

Nuestras “predicciones” han ido un poco más allá de lo que esperábamos, ya que realmente el padre de Mei tan sólo se queda unos días. Una estancia realmente corta pero que sirve para que todo dé un vuelco de 180 grados o incluso de 360. A Mei no acaba de gustarle la idea de que su padre haya vuelto, y menos viendo las maneras en las que vuelve y la informalidad que presenta. Decepcionada con él decide apartarse todavía más de su padre, pero también de Yuzu, aunque realmente no quiera… Una decisión que tan sólo la llevará a estar sola y a no vencer sus “miedos” ante unos sentimientos sin resolver. Unos sentimientos que su padre provocó en ella y que no ha sabido devolver, al menos en la forma que Mei lo esperaba.

Crítica de Citrus 06 yuzu - el palomitron

Yuzu nota la decepción que siente Mei ante su padre, pero también se da cuenta que él ha cambiado con el paso de los años. Ha dejado de ser un hombre totalmente responsable y centrado en un único camino a ser un hombre más libre y capaz de decidir qué hacer con su futuro, dejando de lado la dirección de la escuela y emprendiendo nuevos caminos que le hacen, sin duda, más feliz. Este cambio que sufre el padre de Mei a mejor es el que Yuzu quiere que vea su hija, y que aprenda de él. No sabe cómo decírselo pero no quiere que Mei viva sometida y presionada por cosas que no sabe si realmente quiere ella o no.

Sin amor

Yuzu intenta hablar con Mei de todas las formas posibles, hasta que al final ésta le “somete” en su habitación a una situación bastante excitante en la que le presiona para hacer algo que Yuzu no sabe si quiere, o al menos en ese momento. Aunque le duela, Yuzu la aparta de ella y le hace recapacitar acerca de sus necesidades, dejando claro además que no siempre piensa en los sentimientos de los demás y menos en cómo les puede afectar. Algo que Yuzu ya ha vivido más de una vez a costa de Mei. Un carácter un tanto complicado de controlar pero que Yuzu hará todo lo posible por hacerlo. Decepcionadas las dos por la situación que se crea y molestas entre esa aura de dolor que cohabita en el ambiente se distancian y Mei se aparta totalmente de todos, reflexionando qué es lo mejor para ella y en qué se ha convertido su padre, en un hombre libre y feliz o en un hombre que deja a su familia de lado.

Yuzu pasa la tarde junto a su mejor amiga de la escuela, y bajo una tarde lluviosa y gris su madre le llama para avisarle que el padre de Mei se marcha a otro viaje y que tardará un tiempo en volver. Todos habían intentado contactar con Mei pero no había forma de encontrarla, aunque Yuzu sabía dónde estaba y cómo convencerla para que fuese a despedirse de su padre y no se quedara con el corazón roto otra vez. Tras otro de los momentos más emocionantes de la historia, Yuzu consigue convencer a Mei y ambas se despiden de su padre. Una despedida que acaba siendo feliz y lo mejor, acaba dejando a Mei con el corazón unido de nuevo y con un objetivo claro: quiere llegar a ser la presidenta del colegio pero por ella misma, no por una obligación impuesta por nadie.

Crítica de Citrus 06 beso final - el palomitron

Mei no sabe cómo darle las gracias a Yuzu por todo. Sorprendida ante tal empeño de su hermana por su bienestar y su felicidad y bajo una noche oscura a la luz de las velas decide agradecerle todo con un beso, un beso como nunca había habido entre ellas. Ambas sienten algo nuevo, una nueva pasión se enciende y aparecen nuevos sentimientos. ¿Empezará a partir de ahora la verdadera relación entre ellas? Con Citrus nunca se sabe, y lo mejor, una amiga de la infancia de Yuzu parece que se aproximará a ella en el próximo episodio, ¿querrá algo más que su amistad?

Crítica de Citrus 03 y 04 banner - el palomitron

Marisol Navarro

Compartir
Artículo anteriorSORTEO CALL ME BY YOUR NAME (CERRADO)
Artículo siguienteCRÍTICA DE BLACK CLOVER 19
Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.