Compartir

Crítica de Citrus 05 principal - el palomitron

Hace un par de semanas hablamos de la tensión que se respiraba en el ambiente entre Yuzu y Mei, pero esta semana esa tensión se multiplica por 100 y se eleva al cuadrado. Ya no sólo están ellas dos en esta “extraña” relación, sino que se ha sumado un nuevo componente, la mejor amiga y supuesta nueva compañera de Mei. No sabemos hacia dónde irá todo esto realmente, pero lo que sí sabemos es que Yuzu va a empezar a sufrir y sus dudas cada vez serán mayores. ¿Realmente le conviene estar con Mei o al menos intentar estarlo?

¡Sigue con nosotros Citrus a través de este enlace!

La semana pasada tuvimos un final de episodio muy emocionante, y no sólo por la situación que vivieron nuestras protagonistas sino porque no sabemos si la vicepresidenta del instituto realmente acabará saliendo con Mei o no. Con estas mismas dudas empezamos el capítulo de esta semana, unos 20 minutos aproximadamente repletos de grandes momentos, nuevas amistades y reencuentros.

Querer a alguien es de locos

Momokino sigue en la misma posición de la semana pasada y no deja de recordarle a Yuzu que ella y Mei están juntas, algo que realmente no es oficial y que seguramente la vicepresidenta se esté inventando para tener más tiempo con Mei y dejar a Yuzu de lado y apartada de la vida de su amiga. Ambas están en plena lucha para pasar tiempo con la presidenta pero el trabajo les impide estar con ella y al final entre unas cosas y otras acaban comiendo juntas con otra amiga de Yuzu, una comida un tanto tensa y que pone sobre la mesa la clara tesitura ante la que se encuentran Momokino y Yuzu ante Mei, una tesitura marcada por los celos y el querer estar a solas con ella.

Crítica de Citrus 05 mei - el palomitron

Yuzu pretende coger la delantera y para ello le propone a Mei un plan para el día siguiente, un plan para pasar el día con ella y conocer a su padre. Mei acaba aceptando y da comienzo uno de los momentos más emotivos de la temporada, dejando las pasiones de lado y los sentimientos algo más reprimidos. Vuelven a estar juntas y vuelven a sonreír, y lo más importante, Mei le confiesa a Yuzu más verdades acerca de su padre, algo que sin duda les acercará más en un futuro. Llegan al lugar donde vive el padre de Yuzu, y para sorpresa de Mei, es un cementerio. Ambas “hablan” con él y junto a esta conversación vivimos uno de los momentos más emotivos de la serie, un momento donde Citrus nos expone ante la vida misma y la muerte al mismo tiempo. Mei consigue abrirse del todo con Yuzu respecto al tema de su padre, y Yuzu se da cuenta que lo que realmente necesita Mei es una familia y no una relación amorosa, al menos por el momento.

Primeras necesidades

Tras este día de encuentros y despedidas, la relación entre ambas hermanas toma otra dirección, una dirección más orientada a la familia dejando de lado los sentimientos encontrados entre ellas hasta el momento. Una decisión complicada por parte de Yuzu pero que demuestra cómo está madurando y cuánto le importa realmente la felicidad de Mei. Una felicidad que no será fácil de conseguir pero que Yuzu jugará todas sus cartas para intentar conseguirla.

No sólo ejerce más su papel como hermana sino que arregla las cosas entre ella y Momokino, pues tras descubrir las verdaderas intenciones de ésta Mei acaba enfadándose con ella. Poco a poco las cosas funcionan mejor entre ellas y descubrimos a una Mei más compasiva y a una Yuzu más madura, un punto donde no sabemos cuándo pero su relación está a punto de empezar, o al menos eso esperamos… Pero lo que sí está a punto de empezar es la relación entre Mei y su padre, el último encuentro del episodio de hoy y que vuelve a dejar a la serie con un cliffhanger digno de ser esperado. Mi pregunta es, ahora que Mei vuelve a estar con su padre ¿dejará a Yuzu de lado o seguirá estando junto a ella?

Crítica de Citrus 03 y 04 banner - el palomitron

Marisol Navarro

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.