El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE CRÍTICAS CRÍTICAS REDACTORES

CRÍTICA: CANTANDO EN LAS AZOTEAS

Historias para no contar

ANTECEDENTES

Entroncando una interesante trayectoria en el formato corto y en el ejercicio cinematográfico para televisión, Enric Ribes nos presenta el encuentro con el último transformista del barrio chino de Barcelona Gilda Love, en una mirada de mayor extensión a ese aperitivo sobre este icono que ya se estrenó años atrás. Cantando en las azoteas, nos presenta a Gilda Love en su mirada humana cotidiana, y en su viaje a la memoria de un resplandor profesional. Lo hace desde la observación y el respeto a esta persona que en sus continuos vaivenes dibuja una mirada optimista a una vida nada fácil. El recorrido de esta propuesta ha viajado a festivales como el D’A de Barcelona y el DocumentaMadrid, entre otros, y se estrena en cines el próximo 1 de julio (en la gran semana de la reinvindicación LGTB).

LA PELÍCULA

Alzar banderas no siempre ha construido a favor de la definición cinematográfica, ante ello, muchas veces se imponen los maniqueísmos, las brochas gordas y las posturas prefabricadas en pro de un discurso que va por delante de cualquier construcción orgánica y verosímil. No nos pondremos a enumerar, pero basta revisar cualquier cine de clara intencionalidad política-social para entender lo que aquí se describe. Indudablemente el cine construye a través de su amplia visibilización, pero el cine se debe a sí mismo, a su deseo continuo de redefinición y construcción a través de sus propios códigos, los cuales pueden encontrar un compromiso real con la esfera social que nos atañe.

Dicho esto, Enric Ribes, pudiendo haber versado sobre una postura de tintas gruesas, decide crear desde la observación, la intimidad, y el absoluto respeto por una figura capaz de condensar por sí sola una película. Hablamos de Gilda Love, que con las líneas lorquianas desfila como estandarte de un determinado movimiento cultural, de un proceso de cambio y lucha, y de una identidad todavía en proceso de aceptación social, para desgracia de propios y ajenos. Asistimos a la intimidad de su cotidianidad, a sus rutinas, a sus gestos mínimos, y a la generosidad de su persona, todo abordado desde una sencillez y una humanidad desbordantes. Apenas cuelgan breves retazos de una memoria, para entender y atender al valor de Gilda Love.

Y así se construye esta fábula necesaria. Adjetivo trillado pero que aquí adquiere la dimensión de lo honesto para quien advierte sensibilidad en cada uno de los primorosos momentos de acompañamiento que dibuja Ribes en el retrato cariñoso de su personaje. Es una película que habla de tantas cosas, pero de una manera tan minuciosa y evocadora, que hace más grande a la persona que retrata y a la importante labor social que ella desempeña. Es cierto que quizás la pequeñez encuentre cierto espacio de definición negativa, porque alguien así merece mucha más extensión en metraje, pero lo que queda, lo que subyace, es la luz de la lucha, de aquellos que lo dieron todo sin esperar nada a cambio, y que ahora son el testigo silencioso de tantas batallas perdidas o no, para hacernos a todos mucho más humanos, porque esa es la historia de Gilda Love, una historia de humanidad.

ELLAS Y ELLOS

Aunque pivotan diversos personajes por la película, en especial la tierna e inocente mirada de Chloe, la presencia, la honestidad y la generosidad de Gilda Love lo copa absolutamente todo.

LA SORPRESA

La gran sorpresa de la cinta reside en la maravillosa capacidad para hablar de lucha sin necesidad de frases prefabricadas, discursos impostados, y el continuo baile de máscaras que acompaña a gran parte de la representación política.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Si hay un momento maravilloso en la propuesta es la actuación de Gilda Love a sus 95 años. Pletórica en su hacer y extraordinaria en la honestidad que transmite.

TE GUSTARÁ SI…

Si admiras a los luchadores silentes de la historia.

LO MEJOR

  • La generosidad constante de Gilda Love.
  • La mirada humana y respetuosa que define toda la película.

LO PEOR

  • Es una propuesta que podría haber dado una mayor extensión en todos los sentidos.

Alberto Tovar

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.