Compartir

Shay-MitchellLOS ANTECEDENTES

Sony Pictures es la encargada de traernos Cadáver, una nueva película sobre exorcismos, solo que esta vez al demonio nos lo encontramos muerto, para revivir después en la morgue. Es la primera película estadounidense que dirige Diederik Van Rooijen, quien hasta ahora solo había rodado películas de su país de origen, los Países Bajos. El guionista es Brian Sieve, conocido por escribir guiones para series de televisión (como Scream o Teen Wolf) y para las dos secuelas de Boogeyman.

Shay Mitchell se estrena como protagonista, sumándose así a las películas de terror (al igual que ya hicieron sus otras compañeras de reparto de Pequeñas mentirosas). Su personaje, Megan Reed, se enfrenta a un cadáver que está muy vivo, interpretado por Kirby Johnson, que sí tuvo contacto con este género en su anterior y única película como actriz, 5150.

LA PELÍCULA

Una ex agente de policía decide comenzar a trabajar en la morgue por las noches cuando un hecho traumático en su carrera la obliga a alejarse del cuerpo y a mantener su cabeza despejada. Sin embargo, se verá forzada a superar sus miedos, y su escepticismo se verá puesto a prueba cuando el cadáver de una chica exorcizada (con habilidades sobrenaturales bastante poderosas) la obligue a enfrentarse a sus propios demonios, física y mentalmente.

Cumple lo que promete: entretenimiento sobre una trama de terror sencilla construida alrededor de los clichés propios de este género. Nos ofrece una historia sobre un exorcismo pre mortem y sus posteriores consecuencias al no haberse conseguido destruir por completo al demonio que habitaba el cuerpo de la víctima. Esta historia, ligada con el pasado traumático de la protagonista, nos arroja un mensaje sobre la importancia de la superación de traumas personales y la oportunidad de redención sobre nuestros errores pasados.

La historia ahonda en los conflictos internos de la protagonista, que trata de resolverlos adentrándose en una trama que avanza a trompicones. Si bien consigue mantener al espectador en tensión y que salte de la butaca con unos cuantos sustos, también da la sensación de que la película da vueltas sobre sí misma, pues no llega a arrancar y no consigue todo su potencial hasta el tercio final.

Cadaver

ELLOS Y ELLAS

Shay Mitchell carga con todo el peso de la película metiéndose en la piel de Megan Reed, una expolicía fuerte pero atormentada por su pasado. La actriz se desenvuelve bien en el papel pero no logra que el público empatice demasiado con ella, precisamente por esa personalidad fría y monótona que trae consigo. En cambio, es Kirby Johnson (el cadáver de Hannah Grace) la que consigue ponerte los pelos de punta en algún que otro momento gracias a su interpretación, junto también con los espectaculares efectos especiales, el maquillaje y el sonido.

El resto de actores secundarios no destacan demasiado: se adaptan correctamente al rol que se les otorga permaneciendo planos y en algunos casos estereotipados. Pero funcionan bien a la hora de hacer avanzar la trama y ayudar a la protagonista a cumplir sus cometidos.

LA SORPRESA

La parte más destacable de la película es sin duda la interpretación de Kirby Johnson en su papel como cadáver. Resulta escalofriante escuchar el cuerpo de la joven crujiendo y deformándose a medida que se mueve por los escenarios.

Cadaver

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

La secuencia con la que se abre la película es una de las más inquietantes, que junto con los momentos puntuales en donde el cadáver hace su aparición, logra elevar la película a sus momentos más terroríficos.

TE GUSTARÁ SI…

Disfrutas con películas de este tipo, cargadas de suspense, terror sobrenatural y exorcismos. Si quieres pasar un rato entretenido con una película que no te haga pensar demasiado y con algún que otro susto, tienes una cita con Hannah Grace.

LO MEJOR

  • La caracterización del cadáver y las escenas en las que hace su aparición.
  • La tensión lograda en algunas escenas.

LO PEOR

  • La historia tarda en arrancar y los personajes son poco carismáticos.
  • No se profundiza en la historia del exorcismo ni en la de Hannah Grace.

 

Iván Rodríguez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.