Compartir

Crítica de Boku no Hero Academia 3x01 principal - el palomitron

La segunda temporada de Boku no Hero Academia llegó a su fin el pasado mes de octubre, brindándonos una de sus escenas más tensas con Tomura Shigaraki como protagonista, uno de los villanos principales de la obra, e iniciando uno de los arcos argumentales más prometedores de la obra homónima de Horikoshi. Tomando estos sucesos como hilo conductor, la tercera temporada de My Hero Academia empieza con más fuerza que nunca y recordándonos de nuevo que BONES nos volverá acompañar a lo largo de estos 25 episodios.

¡Sigue con nosotros Boku no Hero Academia S3 a través de este enlace!

Como suele ser habitual tras finalizar una temporada y dejar un tiempo para iniciar la siguiente Kenji Nagasaki (director principal del anime) ha apostado por la fórmula de recopilar los sucesos más importantes de las anteriores en un episodio recopilatorio. Aunque en esta ocasión nos ofrece una experiencia totalmente innovadora y atractiva. No sólo nos invita a una nueva temporada, sino que nos cuenta todo lo que considera relevante de las anteriores de manera orgánica, divertida y en compás al primer capítulo de la tercera temporada. Un día de entrenamiento ejerce de eje central, pero entre la diversión y el ejercicio nacen los recuerdos.

Recuerdos que imparten justicia

La segunda temporada de My Hero Academia concluyó con un episodio cuya declaración de intenciones por parte de Shigaraki era totalmente clara: destruir al “símbolo de la paz”. A los pocos segundos de empezar la tercera temporada el principal antagonista de la serie —junto con All For One— recuerda la conversación donde expone ante Deku la totalidad de sus intenciones, marcando su convicción y teniendo claro cuál es su objetivo. La pregunta es: ¿cómo lo llevará a cabo?

Crítica de Boku no Hero Academia 3x01 villano - el palomitron

Dejando un poco de lado a los villanos, el episodio de esta semana no sólo nos recuerda las caras opuestas de la justicia, sino que también hace un repaso de los personajes principales de la obra. Una pasarela de nombres y actuaciones de lo más divertida que no sólo ayuda a recordar los nombres y habilidades de cada uno de ellos, sino que nos devuelve todas las energías y empatía hacia uno de los animes más queridos de la generación. Desde el joven Izuku Midoriya, pasando por el ardiente Shoto Todoroki, el explosivo Katsuki Bakugo y dando el merecido protagonismo a todo el elenco que conforma las clases principales de la academia volvemos a unirnos a todos ellos de la mejor manera posible.

Presentaciones aparte, otra de las fórmulas con las que acierta Nagasaki es la aplicada a la representación de los momentos más decisivos e impactantes del anime. Juega con el presente de los personajes y el día a día para retroceder en el tiempo y recordarnos aquellos enfrentamientos que hicieron justicia entre ciertos personajes, decisiones que incluso cambiaron el rumbo de los acontecimientos e incluso nos muestra de manera prácticamente perfecta la evolución de los personajes. Parece una ecuación imposible de cuadrar, pero la resuelve sin ningún fallo en su ejecución y dejando claras sus intenciones ante esta nueva temporada.

Un entrenamiento de fondo 

Para acompañar a esta amalgama de alusiones, la tercera temporada de My Hero Academia da el pistoletazo de salida con un día de piscina donde el entrenamiento será el pilar fundamental, pero la diversión también aguarda su merecido espacio. Un inicio realmente atractivo que nos recuerda la esencia de la obra y su facilidad de aunar momentos realmente trascendentales con momentos de comedia que acaban sacándote más de una sonrisa.

Crítica de Boku no Hero Academia 3x01 carreras - el palomitron

Vuelve todo el elenco, aunque el protagonismo recae en la clase de primero A, un grupo al que le tenemos un especial cariño. Empieza el entrenamiento bañado por el agua, por el desahogo y por las carreras. Unas carreras que sirven de nexo para dar pie al pasado y para fijar los objetivos del presente. El joven Midoriya tiene totalmente claro qué es lo que quiere y con quién quiere compartir sus logros, al igual que muchos de sus compañeros, aunque en esta ocasión el protagonismo recae en Bakugo, Todoroki y Lida. Un grupo que parece prometer grandes momentos y cuya unión cada día se manifiesta más fuerte.

Retomando las carreras, es ahí donde BONES vuelve a demostrar su exquisito trabajo y dedicación a la animación que se nos presenta en pantalla. Volvemos a vislumbrar los planos conseguidos en las anteriores temporadas, e incluso aportando una nueva perspectiva más fluida y dinámica. Los colores son los verdaderos protagonistas y la animación de cada secuencia hace justicia de ello. El estudio consigue darle epicidad a la carrera anteriormente comentada de tal forma que saca a relucir las habilidades de Deku, Bakugo, Todoroki y Lida de una forma sublime. Pero no sólo la animación regresa en su máximo esplendor, la música que nos acompaña en cada minuto del capítulo es excelente y peca incluso de hacerte sentir héroe por momentos.

El nuevo arco ha empezado. Personalmente afirmo que se trata de uno de los mejores de la obra —como fiel lectora del manga homónimo que soy— y parece que BONES y Nagasaki van a poner todo su empeño en que salga una temporada que puede que incluso le haga sombra a las anteriores. Es pronto para juzgar pero todo lo visto hasta el momento indica que los planes para los próximos episodios son incluso mejores. El campamento de verano está a punto de comenzar y estoy totalmente segura que va a dar mucho de qué hablar.

Crítica de Boku no Hero Academia 3x01 banner - el palomitron

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos en nuestro Patreon y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitron

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.