Compartir

Black Clover 02 asta - el palomitron

Es el segundo capítulo de Black Clover y el estudio encargado de su animación (Pierrot) ya empieza a alargar las cosas y caer en lo que muchos denominarían “relleno”. Sin embargo, lo hace con el fin de indagar más en el pasado del dúo protagonista y sus ambiciones, ofreciéndonos además alguna que otra tierna imagen.

Tal vez muchos de vosotros no sepáis que Black Clover contó con otro proyecto animado, concretamente una OVA de 25 minutos realizada por el estudio Xebec. Como si de un episodio piloto se tratase, el propósito de este formato era claro, estudiar el impacto y la recepción entre el público. Y os preguntaréis, ¿esto a qué viene? Pues viene a que esta OVA (cuyo respeto a la obra original es máximo) es el equivalente a estos dos capítulos realizados por Pierrot. Empiezo a notar ya reminiscencias a otros trabajos del estudio demasiado pronto, y ésto es algo que no me gustaría que se extendiera mucho más allá.

Humildes orígenes y férreos propósitos

Los primeros minutos de Black Clover 02 recuperan el tramo final del capítulo de la semana pasada. Pierrot nos vuelve a mostrar en pantalla la escena en la que un desgastado y misterioso grimorio acude al protagonista y le otorga un poder desconocido. Justo aquí es donde comienzan algo más de 10 minutos de metraje que muestran algo más del pasado de los protagonistas. Algo que, en lo personal, no me ha disgustado pero que se desmarca del manga de Yuki Tabata.

Black Clover 02 pequeños - el palomitron

Este flashback tiene lugar 10 años atrás en la historia, y nos ofrece una visión de cómo eran ambos personajes y qué los ha llevado a ser como son en la actualidad. Además, en este capítulo podemos conocer algo más sobre la figura del Rey Mago dentro del trasfondo argumental. La historia de cómo un valiente mago devolvió la luz al mundo acabando con la existencia de un poderoso demonio. Una premisa demasiado tópica pero el recurso utilizado por Pierrot para contarlo, aunque simple, ha sido efectivo.

Sin embargo, el objetivo de esta mirada atrás en el tiempo es el de conocer el cambio de los protagonistas a raíz de cierto acontecimiento. Gracias a Asta y su indomable espíritu de protagonista de shonen éste consigue sacar de un apuro a Yuno y aquí presenciamos el primer juramento entre ambos amigos. Ambos quieren convertirse en Rey Mago, pero sus propósitos son nobles. Asta quiere conseguirlo para demostrar que cualquier persona puede serlo, independientemente de su poder mágico, estrato social o calidad de vida, mientras que el segundo quiero serlo para proteger a los demás.

En los últimos minutos del segundo capítulo de Black Clover termina por fin el enfrentamiento, con un Asta empuñando una enorme y desgastada espada. De momento, lo único que sabemos es que el filo de esta arma es capaz de acabar con la magia materializada de su oponente. Tras dejar K.O. al ladrón, Asta y Yuno mantienen una breve conversación recordando aquel juramento mostrado durante el flashback, para volver a repetirlo en ese mismo instante, 10 años después.

Black Clover 02 juramento - el palomitron

Conclusiones de Black Clover 02

Como ya he mencionado anteriormente profundizar en el pasado de los protagonistas no me ha parecido un error, todo lo contrario. Mi preocupación, y viendo el adelanto del próximo capítulo no se ha disipado, es que el estudio coja el hábito de prolongar ciertos momentos de la trama de manera innecesaria, con detalles que no aportan nada de valor al argumento. Black Clover es un shonen y como compañía tienen que exprimir su éxito al máximo, pero con una temporada de tan solo 13 capítulos a este ritmo no abarcarán ni el primer tomo de la obra original.

Esto puede conllevar a que a la larga algunos espectadores dejar de seguir la serie. Lo que sería una auténtica pena viendo las cotas alcanzadas a nivel de animación en tan solo dos capítulos y la relación de sus protagonistas, con una rivalidad sana y amigable, algo que no estamos tan acostumbrados a ver dentro de este tipo de obras. En definitiva, todo depende de Pierrot.

Edu Allepuz

Compartir
Intento de muchas cosas y una de las piezas que hacen funcionar la sección manganime. Ávido lector de manga, enamorado de la tinta y de la tragedia de Sui Ishida. Firme defensor de la industria como arte y la abolición de estúpidas etiquetas.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.