El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Carta de una desconocida El Palomitrón
CINE DOSSIER CINE EL CINE EN LISTAS REDACTORES

CARTAS Y CINE: 10 PELÍCULAS PARA AMAR EL ARTE EPISTOLAR

Las cartas siempre han mantenido una relación de correspondencia con el séptimo arte. Ya sea para impulsar tramas o como simple estructuración del contenido informativo, la escritura en papel se ha ido convirtiendo a lo largo de los años en un motivo más en cuanto a la construcción de películas. Desde cartas de amor, de desamor, de amistad, de guerra o judiciales, no sería exagerado decir que se ha creado una especie de pequeño género cinematográfico a su alrededor. Por ello, y para celebrar hoy el Día Internacional del Sello Postal, os traemos una lista con diez filmes sobre cartas que todo amante del arte epistolar debe visionar alguna vez. ¿Listos para adentraros en el fascinante mundo de la escritura de cartas?

La Carta (William Wyler, 1940)

La carta El PalomitrónTodo un clásico en cuanto a cartas cinematográficas se refiere. El asesinato inicial que enciende el motor de La Carta da pie a una trama repleta de secretismo y ocultación de la realidad en la que una carta funcionará como elemento inculpador del trágico incidente. La aparición de este papel, que ocasiona el surgimiento de una verdadera máquina de mentiras y medias verdades, acelerará los objetivos de unos protagonistas marcados por el deseo, el rencor, la avaricia y el pecado. Película esencial no sólo por su importancia dentro de la historia del cine sino también por el crudo tratamiento jurídico que se le proporciona a dicha carta.

Carta de una Desconocida (Max Ophüls, 1948)

Carta de una desconocida El PalomitrónViena, alrededor de 1900. La lectura de una carta desencadena una vorágine de recuerdos marcados por una relación amorosa entre dos seres demasiado compatibles. Sin embargo, ¿puede el amor convertirse en sinónimo de rencor? Carta de una Desconocida indaga en un relato de deseos inalcanzables y frustraciones desesperanzadoras, todo ello entonado por la perdurabilidad de unos sentimientos eternos incapaces de desvanecerse en el tiempo. Y es que la carta, hecho inductor de la trama, no es más que un recordatorio de que el amor es olvidadizo y de que, quizás, la única forma de tenerlo siempre presente es mediante su propia escritura.

La Carta Final (David Hugh Jones, 1987)

La Carta Final El PalomitrónLa leyenda del hilo rojo siempre se desenvuelve en un terreno amoroso y romántico. Sin embargo, ¿pueden dos personas llegar a ser almas gemelas solamente desde una perspectiva de pura amistad? La Carta Final indaga, no sólo en un juego de pasiones literarias entre dos excéntricos y melancólicos personajes, sino también en cómo las cartas pueden llegar a propagarse como si de un virus se tratara. Y es que, en este caso, la correspondencia resulta expansiva, pues el papel acaba determinando la vida de más personas aparte de las del dúo inicial. Al fin y al cabo, los personajes de esta cálida y tierna historia sobre dar y compartir acaban encontrando en las cartas su razón de ser y el motor que les impulsará a creer, al menos temporalmente, que la distancia quizás no es ningún obstáculo.

El Cartero (y Pablo Neruda) (Michael Radford, 1994)

El cartero (y pablo neruda) El PalomitrónFue la ganadora del Oscar a Mejor Banda Sonora en 1995 y estuvo nominada a las categorías de Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor y Mejor Guion Adaptado. No hablamos de otra película que de El Cartero (y Pablo Neruda), cuya trama gira entorno a la relación de aprendizaje entre un cartero prácticamente analfabeto y el famoso poeta Pablo Neruda. Con un aura muy similar a la de Cinema Paradiso, el filme proyecta en su propia esencia una oda a las metáforas y al arte de intentar comprender lo que nos rodea a partir de las palabras. No hay nada más satisfactorio, en realidad, que seducir nuestro conocimiento y, consecuentemente, nuestro mundo.

La Casa del Lago (Alejandro Agresti, 2006)

La casa del lago El Palomitrón¿Pueden las cartas hacer que dos personas de realidades distintas se enamoren? El espacio principal en el que sucede La Casa del Lago funciona como confluencia de dos mundos, del presente y del pasado. El limbo en el que transcurre su trama se alimenta de las cartas para generar, ya no una unión entre personas, sino un nexo espacio-temporal en el que lo ya ocurrido y lo que está ocurriendo se convierten en uno. El juego de realidades paralelas, alimentado a partir del arte epistolar, materializa una cierta hipérbole de cómo las relaciones a distancias pueden incluso llegar a desafiar las propias leyes de nuestro mundo.

Cartas desde Iwo Jima (Clint Eastwood, 2006)

Cartas desde Iwo Jima El PalomitrónLas cartas como herramienta para recordar y no olvidar los traumas de un pasado carente de humanidad. Cartas desde Iwo Jima, una de las obras maestras de Clint Eastwood, combina el terreno desolador de una guerra infinita con la necesidad inherente de volcar lo que sentimos en papel, como si el mero hecho de hacerlo ya significase un cambio en las generaciones venideras. Y es que las cartas adquieren en esta cinta el papel de mensajeras de la conciencia, de transmisoras de información para un receptor quebradizo y desatendido: la memoria humana. Sencillamente imprescindible.

Mary and Max (Adam Elliot, 2009)

Mary and Max El PalomitrónCuando el mundo se encuentra prácticamente desaturado en su totalidad, la búsqueda de algo que le añada color a la vida se vuelve casi una necesidad. Basada en una historia real, Mary and Max narra la correspondencia de más de veinte años de duración entre dos seres incomprendidos que, pese a encontrarse en diferentes etapas de su vida, acaban hallando en las cartas del otro su motor vital. El tono autoreflexivo e irónico de esta película de animación stop motion poco se aleja de la soledad compartida ya presentada en Lost in Translation, esta vez añadiendo el factor distancia como obstáculo para unos personajes destinados a encontrarse.

Cartas a Julieta (Gary Winick, 2010)

Cartas a Julieta El PalomitrónDicen que Verona es la ciudad del amor, pues la tragedia de Romeo y Julieta sigue presente en muchos aspectos de nuestro imaginario popular. Y es que, de hecho, resultaba casi un pecado no incluir Cartas a Julieta dentro de esta lista, pues su particular oda a los amores perdidos y al descubrimiento de uno mismo nos sigue impregnando con su calidez y esperanza. Cartas de desamor y ayuda, las “Secretarias de Julieta” y un pasado eterno son los elementos que pondrán en marcha todo un road trip por Italia para encontrar el fuego interno de un primer amor que, pese a los años, nunca ha dejado de arder.

Querido John (Lasse Hallström, 2012)

Querido John El PalomitrónPorque nunca es mal momento para recrearnos en una historia edulcorada hasta el extremo en la que dos enamorados viven su particular cuento de hadas. Amanda Seyfried repite en esta lista con Querido John, película de pañuelo y llanto perfecta para pasar una velada en un mar de lágrimas. Cuando el deterioro de la guerra es equivalente al deterioro de una relación, las cartas adquieren la capacidad de acelerar un tiempo que parece dilatado en aras de un destino caprichoso. No obstante, ¿las letras sobre papel apresuran realmente el paso del tiempo o, por el contrario, lo ralentizan más de lo marcan las circunstancias vitales?

Una Carta para Momo (Hiroyuki Okiura, 2011)

Una carta para momo El PalomitrónUn padre fallecido, una pelea desalentadora y una carta sin acabar. La despedida incompleta que da lugar a Una Carta para Momo origina una verdadera catarsis emocional por la que su protagonista transita, mezclando de forma casi obligatoria la realidad y la fantasía más creencial. La pérdida, el duelo y los nuevos comienzos cobran especial relevancia en este coming of age en el que la evasión resulta esencial para sanar las heridas de un pasado incurable. ¿Podrá Momo, a través de las cartas, decir un último adiós a su padre y, consecuentemente, catalizar la relación con su madre y su propia vida?

Y hasta aquí nuestro pequeño grano de arena a la estrecha relación entre cine y cartas. En cuanto a vosotros, ¿qué cartas de cine echáis en falta en esta lista?

Martí Farrés


#ContenidoRelacionado

10 matrimonios de cine para cuestionar el concepto de amor

Blue Valentine El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Tengo una ligera obsesión con los musicales y a veces fantaseo con vivir en algunos de mis favoritos. De pequeño me daba pánico Chucky y, sorpresas de la vida, ahora es uno de mis mayores referentes cinematográficos.