El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Ayla la hija de la guerra- Actores- El Palomitrón
CINE CINE 5 ESTRELLAS CRÍTICAS REDACTORES

AYLA: LA HIJA DE LA GUERRA

LOS ANTECEDENTES

Es un hombre al que le gusta contar las pequeñas grandes historias de sus paisanos y su tierra. Hablamos del director turco Can Ulkay (Turkish Ice Cream, Muslum), el cual nos muestra su corazón en su nueva película, con una preciosa y sensible historia basada en hechos reales, cuya información previa ya tenía buena pinta, pero que tras el visionado de la cinta ha mejorado aún más las expectativas que teníamos sobre ella desde El Palomitrón. Hablamos de Ayla: La hija de la guerra, seleccionada y galardonada en varios festivales mundiales, que representó a Turquía en los Oscar 2018, como candidata a Mejor Película de habla no Inglesa, llega ahora a las grandes salas bajo la distribuidora de European Dreams Factory.  

Ayla la hija de la guerra- Protas- El Palomitrón

LA PELÍCULA

Nos situamos en el año 1950, en plena Guerra de Corea. Los enviados turcos pertenecientes a la ONU al conflicto; entre los que se encuentra el sargento Süleyman, se encuentran inmersos en su misión a una niña de alrededor unos cinco años sola y muerta de frío. Süleyman decide apostar por ella, por Ayla. A partir de ese momento estará allí por y para ella, para protegerla y salvarla le cueste lo que le cueste. Entre ellos comenzará una relación padre e hija inesperada, inseparable, muy fiel y de verdad, de corazón, gracias también al trabajo de guion de Yigit Güralp (A Long Story). Lo que iba a ser una vida normal, con una mujer e hijos en Turquía para Süleyman da una vuelta de 360º. Lo que podría parecer una historia convencional y repetitiva, tendrá un par de giros de guion, los cuales el espectador quedará más que satisfecho, en este filme de dos horas de duración que pasará volando.

Ayla: La hija de la guerra es emoción, ternura, en definitiva, el vello de punta es lo que nos pone Ulkay en esta película. Las misiones y la guerra pasa a un segundo plano, para centrase el largometraje en la educación y el cariño que se va germinando entre Ayla y Süleyman. Debates como el ahora que puedes volver a tu casa con tu amada, no quieres dejar a Ayla…¿Amor de una hija o de una mujer? Elecciones de la vida, esto es lo que nos propone durante la película el director y es que como la vida misma hay momentos en los que tenemos que elegir, todo en esta vida no se puede tener.

Además, se presenta una idea interesante y es que todo aquello que se vive en la niñez repercute en la persona en cuestión en el futuro.

ELLOS Y ELLAS

Nos vamos a centrar en los protagonistas, las estrellas que brillan con luz propia en la película. El sargento Süleyman y la niña, Ayla. Süleyman es interpretado por Ismail Hacioglu (Çakal), actor que tiene muchos primeros planos y que en su mirada lo dice todo. Está claro que el papel se lo cree y nos lo hace creer…¡Bravo por Ismail! La que no podía ser menos es la pequeña actriz Kim Seol, en su papel de Ayla. Esos llantos, ese militar que lleva dentro. Y es que la interpretación con diálogo es complicada, pero sin ello, lo es mucho más. Ayla se pasa media película sin pronunciar palabra y con su cara lo dice todo. Empatizaremos desde el minuto cero con estos dos personajes, lloraremos desde la butaca con ellos y por ellos.

LA SORPRESA

El cameo de la actriz que interpreta a Marilyn Monroe nos encantará y es que nos da alegría y nostalgia en ese fragmento de la película. A esto le añadimos el poder ver imágenes reales de los verdaderos Süleyman y Ayla.

LA SECUENCIA/ EL MOMENTO

Las promesas que hacen los padres a sus hijos, siempre se cumplen”. Esta es la cita que aparece en un par de secuencias del largometraje que resumiría este. Frase la cual queremos destacar, mencionar y que no adentraremos en más detalles para evitar spoilers de Ayla: La hija de la guerra.

TE GUSTARÁ SI…

Te gustan las historias de verdad, de corazón con ambientación bélica.

LO MEJOR

  • Es una narración basada en una historia real.
  • Las interpretaciones.
  • El amor padre e hija entre Süleyman y Ayla.
  • Los momentos en los que comienza a hablar Ayla.
  • El par de giros del guion.
  • Nos encoge el corazón, nos emociona.
  • Las imágenes de los personajes en la vida real.
  • La demostración de que el tiempo pasa pero los recuerdos siempre permanecen.

LO PEOR

  • Las duras imágenes bélicas.
  • Una de las moralejas: El amor duele.

María Páez

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Periodista que considera que para ser una verdadera cinéfila tienes que ser una 007, con licencia para devorar todo el cine. Eso sí, prefiero quedarme atrapada en una cueva con Michael Myers, el payaso de It, Chucky, y la niña de El exorcista que en un palacio con princesas de cuento.