Compartir

11983

 

ROB REINER vuelve a la pantalla grande, esta vez para hacer lo que mejor hace, dirigir. Personaje prolífico tanto en la dirección como en la interpretación ( Max Belfort EN  EL LOBO DE WALL STREET) o en la pequeña pantalla (Bob Day en NEW GIRL), regresa a la comedia romántica como ya hizo en EL PRESIDENTE Y MISS WADE o CUANDO HARRY ENCONTRO A SALLY con una historia sobre el amor maduro y las segundas oportunidades, donde vuelve a demostrar que la fórmula funciona y si además la acompañan dos pesos pesados de Hollywood y unas buenas interpretaciones, engancha. Y así aparece Oren Little ( MICHAEL DOUGLAS), un antipático y veterano agente inmobiliario cuyo único deseo es vender una última casa, curiosamente la suya, y retirarse, que ve truncada su vida fácil al aparecer el hijo al que hacia años que no veía con una niña, su nieta Sarah ( STERLING JERINS)  pretendiendo dejarla una temporada a su cuidado. Oren sin saber como reaccionar ante semejante cambio en su vida, pide ayuda a su vecina Leah ( DIANE KEATON).

 

MICHAEL DOUGLAS ( UN HOMBRE SOLITARIO o PLAN EN LAS VEGAS), encarna al desagradable y ofensivo protagonista de la cinta explotando de nuevo la edad madura vista con humor y como se vence. Dándole réplica DIANE KEATON ( EL CLUB DE LAS PRIMERAS ESPOSAS, CUANDO MENOS TE LO ESPERAS) en plena madurez tanto física como interpretativa, cuya caricatura de si misma da la impresión de hacer siempre el mismo papel . Sin olvidar unos magníficos personajes secundarios como el propio ROB REINER interpretando a Artie, el compañero pianista de Leah , FRANCES STERNHAGEN ( JULIE & JULIA, LA NIEBLA) como Claire, la compañera de trabajo y confidente de Oren, cuya interpretación es sencillamente deliciosa y la encantadora STERLING JERINS ( GUERRA MUNDIAL Z) como Sarah, que nos gana desde el primer momento. Todos cumplen su cometido de forma eficiente y nos demuestran una vez más lo importante que resulta el elenco de una comedia para convertirla en algo más que eso, para tratar de hacerla sobresalir entre un género repleto de clichés y obras que, sin haber visto, ya conocemos.

 

goes25f-1-web

 

Porque esta comedia, cuya historia se desenvuelve de una manera ágil, donde el amor en la madurez cumple con todos los tópicos del género y cuyos acontecimientos son previsibles restando frescura al film, no aporta nada en el argumento que no hayamos visto antes, pero aunque sea exactamente lo que se espera y no innove para nada, da la oportunidad  de ver dos leyendas de la pantalla por primera vez juntas dándonos cuenta de una química y evolución palpable en la película totalmente creíble. Los personajes, interesantes y bien definidos, son conscientes que ya vivieron lo mejor de su vida con sus anteriores parejas a las que perdieron y se encuentran en el momento indicado para encontrarse consigo mismos y con el amor de nuevo, aunque ese momento ya resulte tardío para rehacer su vida. Las interpretaciones destacables de los actores son meros instrumentos en los momentos cómicos y en las innecesarias situaciones dramáticas a las que se afrontan los protagonistas, acompañadas de unos diálogos excelentes y siempre cómicos para lucimiento del ya mencionado dúo actoral, que sin restar interés a la película, se quedan en un simple entretenimiento salvado por buenas interpretaciones.

ASÍ NOS VA nos ofrece una lección que ya conocemos, sin hacer por ello que sea menos válida. Un recordatorio sobre las segundas oportunidades, una mirada a la esperanza, en uno mismo, en la vida y en los demás. Una historia sobre el aprendizaje y las relaciones humanas amigables, familiares e incluso vecinales bien planteada, donde el amor es el amor y este puede y debe recuperarse de nuevo si encuentras a la persona correcta, pudiendo llegar a comportarte como un adolescente sin importar la edad que se tenga.

 

As_nos_va-927994446-large

 

 

LO MEJOR:

  • Encontrar de nuevo en la gran pantalla a dos grandes de la interpretación juntos por primera vez.
  • Explota con humor la edad madura.
  • La trama aunque previsible te acaba ganado y entreteniendo.

LO PEOR:

  • La historia tan convencional sin atisbo de originalidad.
  • El final completamente previsible.

 

 

Silvia Estivill

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.