Compartir

Ánimas Laura Alvea y Jose F. Ortuño - El Palomitrón

LOS ANTECEDENTES

Laura Alvea y José F. Ortuño debutaron en la dirección de largometrajes de ficción con The Extraordinary Tale of the Times Table, que ganó el Premio del público a la Mejor película en el Festival de Málaga. Ambas personas procedían del mundo del cortometraje (Relojes de arena), y posteriormente transitaron por el televisivo y el documental. Su segunda película de ficción nació hace 15 años. Está basada en la novela homónima de Ortuño y es una coproducción entre España y Bélgica. En 2016 fue seleccionada para L’Atelier del Festival de Cannes, que anualmente invita a un grupo de artistas de distintos países cuyos proyectos han sido considerados especialmente prometedores. El objetivo es que se reúnan con posibles colaboradores para finalizar su proyecto y puedan pasar así a la fase de realización de la película. En esta misma edición estuvo presente Santiago Mitre y su La cordillera. Primeramente, la película tenía que ser en inglés, pero al final se rodó en castellano. Este largo viaje terminó con su proyección en las Nuevas visiones del Festival de Sitges y con su estreno en cines el día 5 de octubre. Un trayecto en el que Alvea y Ortuño han evolucionado paralelamente a la cinta.

LA PELÍCULA

Su cine es un poco intemporal y un poco místico. Les gusta jugar en la línea que separa la verosimilitud y la fantasía. Esto provoca que el nivel de inmersión de la audiencia en las historias que cuentan sea mucho mayor que el habitual. También a nivel temático se establece esta dicotomía. Por un lado tenemos el miedo natural y real a crecer que todo el mundo siente; por otro, dentro de la ficción, tenemos una parábola, una historia donde a estos temores se les atribuyen símbolos.

Para crear esta atmósfera se requiere la ayuda de mucha gente. En primer lugar tenemos a Fran Fernández Pardo, su director de fotografía de confianza. La extrema paleta de colores que utiliza (que nos remite a un grupo variopinto de artistas, desde Hitchcock a Argento) está muy bien trabajada, y cada color tiene un significado asignado. Los encuadres también son excesivos (en el buen sentido), pero siempre por una razón lógica. La estética de Ánimas no es vacía de contenido. Un detalle curioso, que muestra el grado de meticulosidad de la gente que trabajaba en esta producción, es que Abraham siempre está en la izquierda de la pantalla y Álex siempre en la derecha. También es importante mencionar la impactante y muy cuidada escenografía de Vanesa de la Haza y el interesante trabajo de vestuario de Isabela Pérez. En cuanto a los efectos visuales, pese a haber muchos de ellos, son invisibles para que la audiencia no se distraiga y preste atención al drama de personajes.

Ánimas cartel - El Palomitrón

ELLOS Y ELLAS

Parte del proceso de este par de artistas consiste en buscar en la gente que se presenta al casting al personaje. En nuestra opinión, este sistema les da buenos resultados, puesto que nadie en el reparto desentona. Al ser tan poca gente en pantalla, y dedicarle tanto tiempo y esfuerzo a la producción, tuvieron la oportunidad de poder ensayar con total confianza y libertad, y esto se nota en el resultado final. Nos quedamos con los trabajos de Chacha Huang (quien debutó en el cine con El hombre de las mil caras) y Ángela Molina (leyenda de nuestro cine). 

LA SORPRESA

La química notable y el alto grado de intimidad entre Clare Durant e Iván Pellicer, ya que en total no tienen más de diez títulos en su currículo. Es admirable que en una etapa tan primeriza de su carrera ya tengan tanto control sobre su interpretación y su interacción con la otra gente en escena.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Es difícil escoger un instante sin entrar en terreno de los (temidos) spoilers. Por esto nos quedamos con un fotograma concreto (el que podéis ver debajo de estas líneas) por su fuerza evocadora y su pureza estética.

Ánimas - El Palomitrón

TE GUSTARÁ SI…

El terror es tu género o si has visionado (en más de una ocasión) sus grandes clásicos. Si no formas parte de este grupo, no sabemos si te gustará, pues es una propuesta arriesgada, pero es importante darle apoyo al cine independiente de este país, ya que es el verdadero termómetro de nuestro cine.

LO MEJOR

  • Es un placer ver que aquí se hace cine independiente tan arriesgado y de tanta calidad.
  • Todo el equipo es de Andalucía (lamentablemente un hecho no muy común en nuestro cine).
  • El homenaje meta al género del terror. La protagonista “entra” al universo fílmico.
  • Pese a su sólido guion, la película se puede entender solamente a través de sus imágenes (llenas de significados) y sus sorprendentes hallazgos visuales.

LO PEOR

  • A alguna gente le puede parecer que no da miedo.
  • Que muy poca gente tenga la oportunidad de verla debido a su estreno minoritario.

 

Pau Jané

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.