El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

MIENTRAS DURE LA GUERRA - IMAGEN DESTACADA EL PALOMITRÓN
67 SSIFF CINE CRÍTICAS FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS

67 SSIFF: MIENTRAS DURE LA GUERRA

LOS ANTECEDENTES

Han pasado cuatro años desde que Alejandro Amenábar presentara en el Festival de San Sebastián, dentro de la Sección Oficial fuera de concurso, Regresión (2015). Durante estos cuatro años no había vuelto a estrenar ningún filme hasta ahora que presenta Mientras dure la guerra. Ambientada en la guerra civil española y, más concretamente, en la figura de Miguel de Unamuno el director escribió un guion junto a Alejandro Hernández que estuvo durante tres años en un cajón hasta que decidió rodarlo. Dentro de la Sección Oficial, ayer se presentó en el Festival de San Sebastián.

LA PELÍCULA

El contexto de la Guerra Civil se ha mostrado a lo largo de múltiples filmes con puntos de vista distintos y centrando la atención en diferentes aspectos pero la película de Alejandro Amenábar destaca en su argumento principal: alejarse de retratar lo que el espectador ya podría conocer y poner el foco en la figura de Miguel de Unamuno y su posicionamiento político durante los primeros meses de la sublevación militar en 1936 antes, y mientras, de que el general Franco fuera nombrado Jefe de Estado de la zona nacional y trasladase su cuartel a Salamanca, la ciudad donde vivía Unamuno.

El filme centra la atención en dos espacios: por un lado, en la figura de Unamuno y el entorno en el que se rodeaba y, por otro lado, en todos los aspectos que rodearon a la decisión militar de que Franco fuera el Jefe de Estado mientras durara la guerra. Amenábar se mueve entre lo didáctico y lo sentimentalista primando más el rodaje en interiores que en mostrar, una vez más, el frente de batalla. No es una película de acción, no parecen ser esas las pretensiones del cineasta, sino que importan más las relaciones personales que rodean a Miguel de Unamuno mostrando así a una figura entre la contradicción y la incapacidad por arreglar la situación frente al desasosiego generado por la pérdida de amistades a causa de la guerra. Todos estos elementos emocionales están muy bien resueltos gracias a un Karra Elejalde (en el papel de Unamuno) contenido, sin perder su estilo característico, que consigue dotarle humanidad, contradicción y rebeldía a su personaje.

Sin duda se trata de una película histórica donde los personajes son fundamentales. Por un lado, los amigos de Unamuno Salvador Vila y Atilano Coco que fueron ejecutados tras la lucha frustrada de su amigo escritor; ese entorno intelectual que se muestra en la película choca completamente con el otro escenario: el de los militares con las figuras pretendidamente caricaturizadas, sin caer en la exageración y la parodia, de Franco y Millán Astray. El equilibrio entre los dos escenarios está muy bien conseguido aunque, lógicamente, el foco principal es Miguel de Unamuno.

MIENTRAS DURE LA GUERRA - EL PALOMITRÓN

ELLOS Y ELLAS

Karra Elejalde es el perfecto Miguel de Unamuno en Mientras dure la guerra. Sin caer en su histrionismo característico pero sin perder cierto toque de su estilo interpretativo, crea un personaje luchador, en los últimos meses de su vida, con una caracterización más que correcta. El propio Elejalde aseguró en rueda de prensa que no se ha basado en nada ni nadie para realizar el personaje.

Por otro lado, los personajes de Francisco Franco y el general Millán Astray están magistralmente interpretados por Santi Prego y Eduard Fernández, respectivamente. En el caso del personaje de Franco, el actor contó que estuvo ensayando la voz junto al director durante seis meses y eso se nota. También son destacables las interpretaciones de Carlos Serrano-Clark (Salvador Vila) y Luis Zahera (Atilano Coco) y las colaboraciones de Tito Valderde, Nathalie Poza, Luis Callejo o Luis Bermejo.

El reparto es, sin lugar a dudas, uno de los mejores aciertos de la película.

LA SORPRESA

Que Alejandro Amenábar haya rodado una película así que, aún siendo correcta, se escapa del cine de autor que ha estado realizando anteriormente.

MIENTRAS DURE LA GUERRA - EL PALOMITRÓN

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

En el último tramo de Mientras dure la guerra Miguel de Unamuno debe ir al Paraninfo de la Universidad de Salamanca, por expreso deseo del general Franco, y pronuncia un discurso del que se rescató lo de “Venceréis pero no convenceréis”. Aunque la escena tiene ciertos recursos formales que generan una intensidad innecesaria, la interpretación de Karra Elejalde llena la escena.

TE GUSTARÁ SI…

Estás interesado en la historia reciente de nuestro país

LO MEJOR

  • Karra Elejalde
  • El ritmo que se mantiene en toda la historia
  • Lo didáctica que puede llegar a ser

LO PEOR

  • Por ponerle algún fallo: igual Alejandro Amenábar se ha alejado, demasiado, de mostrar los desastres de la guerra y centrarse más en todo lo concerniente a Unamuno.

Javier Valera

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.