Compartir

Pueden desahuciaros el viernes, así que llueva o truene, llevad el dinero al banco el jueves y asunto arreglado. Pero… ¿y si prefieren cambiar el plan y robar al que les roba? Dos hermanos desesperados por las injusticias del banco recurren a un plan que, aunque sí es más arriesgado, creen que es más justo que el que en un principio se plantean. Estos deciden robar al banco para recuperar lo único que les queda de su familia: su granja familiar. Este planteamiento es el que trata el último filme de David Mackenzie (Convicto), Comanchería (Hell or High Water), la ya nominada a tres Globos de Oro 2017 (Mejor película, Mejor actor de reparto y Mejor guion).

Robar a los que roban es lo que hacen los personajes de Comanchería, simple y llanamente justicia. Thriller wéstern con dos monstruos de la interpretación: en esta película resplandecen en una interpretación y una evolución como actores mucho más madura Chris Pine (Star Trek: Más allá) y Ben Foster (Warcraft: El origen), como los hermanos Toby y Tanner Howard. Estos personajes, muy bien construidos, dan toques muy buenos y cómicos de humor negro que, a la vez, crean un ejemplo de la cruel realidad actual de una sociedad sumisa y esclavizada por los bancos. Dos perfiles diferentes con un mismo objetivo: uno por su belleza y otro por su sabiduría hacen el clan perfecto para lograr lo que se proponen. Pero ¿realmente lo conseguirán?

Para saberlo habrá que ver este largometraje, y no solo aquellos fans de los wéstern, sino que también está invitado a deleitarse con este largometraje todo aquel que tenga gusto por las historias, puesto que ambos perfiles de público saldrán más que contentos e incluso empatizarán desde un principio con los personajes y la situación de estos en la película. A estos dos intérpretes se les une un grande de la interpretación como es Jeff Bridges (El gran Lebowski), un auténtico ranger de Texas, un “perro viejo” de la profesión que investigará este caso y los calará desde el principio. Un personaje que, a pesar de ejercer como actor de reparto, no se verá ensombrecido por los protagonistas en ningún momento de la cinta. Un guion con muy buena premisa escrito por Taylor Sheridan (Sicario) enfocado del otro lado, el de intentar quedarse con el lado bueno de las cosas o de las personas. Porque este filme trata de ver a los personajes con su digna causa: por cómo enfocan la historia, Mackenzie y Sheridan podrían tomarse como un par de bandidos que roban dinero, pero resultan ser todo lo contrario: un par de justicieros que intentan recuperar lo que es suyo. Esta premisa la consiguen con el espectador, ya que directamente no se muestran como unos ladrones de banco, sino que te cuentan su historia, su terrible situación y cómo poder solucionarla. Guion inspirado seguramente en el cine de los hermanos Coen por todo lo que rodea a la historia tanto narrativa como estéticamente. Auténticos paisajes tejanos gracias a la fotografía de Giles Nuttgens (Dios salve a la chica).Jugar al despiste incluso en los controles policiales o persecuciones muy logradas gracias a la posición de la cámara hace al espectador protagonista y testigo de cada robo y cada huida, introduciéndole en un sentimiento de tensión. Una fabulosa banda sonora de los compositores Nick Cave y Warren Ellis logra aún más que ahondemos en la situación dramática y fraternal de los hermanos, donde entran cuestiones como los lazos de sangre y la confianza de hermanos, que pase lo que pase es irrompible, así como trasladarnos al azul cielo y seco desierto de Texas.¿Se lograrán librar del agobio que les ata? No es un cine al uso, a pesar de parecer una película palomitera llena de acción. Esta deja poso y huella en la moraleja que subyace. Por ponerle algún pero, su título no nos convence a nivel de marketing y sí que existe cierta estereotipación estética en los personajes, con sombrero y vestimenta al más puro wéstern, en esta aventura de 102 minutos de carretera y manta. ¿Te subes al coche para ser testigo de este robo?

LO MEJOR:

  • Volver al wéstern de esta forma.
  • El reparto.
  • La dirección.
  • Guion con poso (drama familiar, ligero, con acción).

LO PEOR:

  • Su título.
  • Cierto aire estereotipado.
  • Que se la pierdan los amantes de las buenas historias por el hecho de no ser fans del género de acción.

María Páez

No hay comentarios